Fecode en Colombia un gremio más político que educativo

Para la nueva marcha nacional de este jueves el sindicato de maestros de Fecode piensa salir a las calles y pedir al Gobierno Duque no intervenir en Venezuela.

287
Gustavo Petro en el marco de celebración del evento de la junta nacional de Fecode celebrado a finales de enero. (Twitter)

El Sindicato de Fecode (Federación Colombiana de Educadores) decidió de manera unánime convocar un paro nacional para este jueves que dejará sin clases a más de 6 millones de estudiantes en todo el país. Cabe advertir que no es la primera vez que el gremio sale a las calles afectando a millones de escolares, en lo que va del año el gremio ha convocado cuatro movilizaciones.

Fecode aseguró que la mala prestación del servicio médico-asistencial a los maestros y a sus familias en todo el país, el papel del Gobierno colombiano ante la crisis de Venezuela y la muerte de líderes sociales son motivos para salir a marchar el día de mañana en todo el país.

De acuerdo con las estadísticas del ministerio de Educación, el 68% de los 11.500 colegios del país son oficiales. Solo uno de ellos está entre los 100 mejores de las Pruebas Saber y solo cuatro entre los primeros 500.

En los pasados días en Twitter se impuso la etiqueta #FecodeNoEducaAdoctrina en la que acusan directamente al sindicato de instrumentalizar la educación con fines políticos. Al paso, salió una defensa de Fecode con la etiqueta #NoEstigmaticenALosProfes, que pidió tolerancia a sus funciones.

Una de las principales críticas apunta a que los niños al ingresar al sistema de educación público pasan por un gran número de profesores agremiados y no reciben educación de manera normal sino con tintes políticos, “adoctrinamiento en torno a unas causas comunes”, aseguran los críticos.

En redes sociales circulan videos de niños que evocan discursos en torno al activismo político de la Colombia Humana de Petro.

En otro video grabado durante las protestas de estudiantes que exigían mayores recursos para la educación superior, un grupo de niñas gritaba “Duque fascista, usted es terrorista”.

Otra de las razones del malestar de muchos colombianos es la crítica al Gobierno Duque sobre el caso venezolano, Fecode lo considera una “injerencia en los asuntos de Venezuela”.

“(…) El Comité Ejecutivo y la Junta Nacional exigen al Gobierno de Iván Duque el respeto por la soberanía nacional colombiana y la no injerencia de nuestro Estado en los asuntos internos de Venezuela”, dice el boletín de prensa firmado por Ernesto Enrique Ballesteros, director de comunicaciones de Fecode.

Por otro lado, en varias declaraciones y documentos oficiales han expresado su apoyo al político de izquierda Gustavo Petro, al nuevo partido de las FARC y recientemente han señalado estar a favor de la “autodeterminación” de los pueblos en el caso venezolano. Sin duda, esto se aleja de la función principal de educar.

PanAm Post en una nota de junio de 2017 puso en evidencia que uno de los desafíos de Fecode es “establecer el socialismo en Colombia”.

De igual modo, la revista Semana en 2007 explicó las razones del por qué del masivo apoyo de movilización al sindicato de profesores. Según lo dicho, en un poco más de 10 años, Fecode pasó de ser una agremiación de defensa de los intereses de los maestros a un importante grupo de presión política para los gobiernos de turno.

“El cambio de pasar de ser una organización gremial sindical a un actor político ocurrió con Jaime Dussán. Éste, como presidente de Fecode, lideró una dura huelga contra el gobierno (César) Gaviria en 1993 que le dio un cierto reconocimiento nacional”, se lee en la nota.

Además, se destaca el papel del congresista de izquierda del Polo Democrático, Jorge Enrique Robledo, quien ha sido un defensor de las exigencias del movimiento gremial y ahora recientemente Gustavo Petro.

Esta foto se le ve a Petro reunido con directivos de Fecode, se desconoce el tema de conversación y fecha del encuentro. Sin embargo, a finales de enero, Petro y otro dirigentes de izquierda, fueron invitados al foro organizado por Fecode sobre coyuntura social, política y económica.

Finalmente, lo que piden la mayoría de detractores es un desmonte del sindicato por razones políticas, pero también se pide un amparo a los profesores que si bien son agremiados también han denunciado las actividades de Fecode por fuera de su objeto laboral.

Una fuente le dijo a PanAm Post que el poder de Fecode es tan amplio en las regiones que para ser pasado desapercibido nadie habla de este tipo de temas. Además, existiría un presunto constreñimiento para que los maestros hagan parte del sindicato a cambio de derechos y garantías laborales.

Comentarios