Petro y FARC: primera línea de defensa de dictadura Maduro en Colombia

Tanto Petro como FARC se han mantenido “neutrales” mientras que Maduro arma a civiles y profundiza la crisis humanitaria.

981
“¿Autoproclamarse presidente es un acto de valentía?”, se preguntó Petro, y añadió que esta acción hace parte del “pensamiento cavernario”, (Fotomontaje PanAm Post)

La neutralidad ante la crisis humanitaria en Venezuela devela en algunos sectores una soterrada complicidad con el régimen de Nicolás Maduro. En Latinoamérica, México y Uruguay se han apartado de la decisión del Grupo de Lima de condenar el régimen de chavista y ahondar en el cerco diplomático.

Asimismo, a nivel interno algunos países tienen dirigentes que se han hecho de la vista gorda asumiendo una presunta neutralidad y apelando a un no rotundo a la guerra, a pesar de la evidente y flagrante violación de derechos por parte del régimen.

En Colombia, la neutralidad también ha tocado las puertas de los políticos, y no de cualquier dirigente, en este caso el nuevo partido de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) y el excandidato presidencial y senador de izquierda Gustavo Petro se han sumado a esta lista que es ambivalente pero que al mismo tiempo expone su línea ideológica.

En las últimas semanas, desde la asunción de Juan Guaidó como presidente interino en Venezuela, Petro ha emprendido todo tipo de críticas contra la oposición de ese país. “¿Autoproclamarse presidente es un acto de valentía?”, se preguntó Petro, y añadió que esta acción hace parte del “pensamiento cavernario”.

Por su parte, las FARC, ahora como partido político, también han apuntado a legitimar al régimen venezolano reconociendo el mandato de Maduro. Así lo dieron a conocer a la opinión pública el pasado 10 de enero de 2019 a través de documento emitido desde el Consejo Político Nacional

Una de las tesis del consultor político y periodista venezolano Gustavo Azócar es que las disidencias de las FARC están a favor de Maduro por el intercambio de favores en relación con el uso del territorio venezolano para el desarrollo de actividades criminales y como base de operaciones de distintos frentes.

“Hay un sector de la FARC que nunca apostó por el proyecto de pacificación con el Gobierno de Colombia, que es lo que llaman la ‘disidencia de la FARC’, que se trasladó a Ecuador y otra parte a territorio venezolano”, explicó.

El periodista añadió que las disidencias estarían ocupando territorios venezolanos, tales como Zulia, Apure y Amazonas, donde tendrían basto material armamentistico para defender el régimen ante una eventual intervención militar.

“Cuba sigue siendo la mano que mece la cuna”, dijo, haciendo referencia a que desde la isla se han realizado reuniones entre Maduro, cabecillas de las disidencias de las FARC y también del Ejército de Liberación Nacional (ELN), con representantes de la dictadura castrista, y que a partir de estos encuentros salen todas las directrices de “lo que debe hacerse en Venezuela”.

De manera que la posición neutral del partido político no parece gratuita, pues en muchas ocasiones miembros de las FARC han señalado similitudes con el modelo chavista en Colombia. Argumento que también señalaba Petro, sin embargo, en campaña presidencial en 2018 cambió el discurso.

A inicios de febrero, con ocasión a la rueda de prensa de la baja del jefe disidente de las FARC, Mesías Salgado Aragón, alias “Rodrigo Cadete”, el presidente Iván Duque señaló que este líder disidente de las FARC se refugiaba en Venezuela y que tenía como objetivo expandir las actividades criminales en el departamento del Meta, Guaviare, Caquetá y Putumayo en Colombia.

De acuerdo con el analista en seguridad Jhon Marulanda, esta situación y la posición de actores en el conflicto colombiano hacen que encuentren refugio en el vecino país por una militancia e ideología compartida. Pero, mayoritariamente, serían organizaciones de corte marxista, en este caso las guerrillas, aseguró.

Por otro lado, Iván Márquez, exguerrillero de las FARC que se encuentra en manifiesta rebeldía contra la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), encargada de juzgarlo, apareció en un video a inicios de enero condenando los “ataques de la derecha de Latinoamérica” contra Venezuela.

“No dejemos sola a Venezuela y a su Gobierno bolivariano, que afronta un ataque brutal de la derecha latinoamericana, confabulada, dirigida por el Gobierno de Washington”, indicó.

Esta misma línea ha sido la que ha seguido Petro, quien aseguró que la “amenaza” de intervención militar mediante el eje Bolsonaro/Duque/Trump le “devolvió” el pueblo a Maduro.

Según el internacionalista Federico Rabino, Petro ha actuado implícitamente de la mano con las izquierdas de la región con el fin de legitimar a Maduro.

“Este ha aprovechado cada manifestación, ayuda humanitaria, hasta un concierto benéfico para vilipendiar, especialmente en Twitter, al Gobierno del presidente encargado, Juan Guaidó, en favor de su aliado ideológico y estratégico, Nicolás Maduro. Sin embargo, Petro ha actuado de la misma forma que los demás miembros de los partidos de izquierda de la región, negando una crisis no solo humanitaria sino también constitucional que afecta a los venezolanos en pos de una tiranía que somete a los individuos”, dijo.

Por otro lado, luego del fallido ingreso de ayuda humanitaria a raíz de la contención de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y colectivos armados, Petro sostuvo que “Maduro tiene la responsabilidad para salvar su nación y la paz latinoamericana”.

Pese al discurso de FARC y de Petro de “no a la guerra”, Maduro sigue armando a su gente, mientras que la mayoría del pueblo venezolano sigue afectada por la carencia de bienes y servicios para suplir necesidades básicas.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.