Corte Constitucional denuncia interceptación a sus comunicaciones en un oscuro panorama

Son varias las hipótesis que explican el por qué estarían investigando a los togados. Una de ellas es que estarían filtrando información.

224
De acuerdo con fuentes cercanas al alto tribunal, la presunta injerencia de Estados Unidos al interior de la Corte se debe a los debates acerca de temas álgidos como la Ley Estatuaria de la JEP y la aspersión con glifosato. (Twitter)

Magistrados de la Corte Constitucional de Colombia denunciaron que estarían siendo interceptados de forma ilegal. A raíz de esta presunta denuncia la magistrada Gloria Ortiz, presidenta del alto tribunal, anunció que radicará cartas ante la Fiscalía General y la Policía, especialmente a la Dirección Nacional de Inteligencia, para determinar si hay alguna investigación en curso.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

¿Cuáles son las hipótesis?

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Lo que se ha podido establecer hasta ahora es que hay varias hipótesis sobre las escuchas denunciadas por la Corte:

  • La inicial es a raíz de lo afirmado por uno de los magistrados, Alejandro Linares, quien manifestó su preocupación porque sentía que estaba siendo interceptado telefónicamente, denuncia que fue respaldada por algunos de sus colegas que también perciben que están siendo interceptados.
  • El otro escenario es que presuntamente al interior de la Corte habría micrófonos instalados para escuchar los diálogos de los juristas. Sin embargo, no se ha podido verificar la veracidad de esta declaración.
  • Otra es que la escucha sería producto de la investigación que lleva a cabo la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes y una presunta filtración de información, motivo por el cual EE. UU. estaría investigando. Según el abogado y periodista José Manuel Acevedo, los magistrados que sienten que están siendo interceptados se debe a tres investigaciones en la Comisión de Acusaciones y las amenazas de quitarle la visa a algunos de ellos.

Justamente el pasado jueves los magistrados de la Sala Plena sesionaron en un salón privado del Club el Nogal en la ciudad de Bogotá. Sin embargo, aseguraron que el encuentro se realizó por fuera de la corporación “por motivos logísticos derivados de las marchas programadas, como única razón”. Para ese día estuvo programado el paro nacional y se presentaron manifestaciones en diferentes ciudades del país. En la capital colombiana, donde está ubicada la sede de la Corte Constitucional, se registraron movilizaciones y hechos vandálicos que afectaron la movilidad.

¿Quién estaría detrás de las interceptaciones?

Si bien los magistrados que han expresado su inseguridad al sentirse “chuzados”, como se conoce en Colombia, por ahora no hay señalamientos individuales. Sin embargo, el diario El Tiempo señaló que está la sospecha de que organismos de inteligencia de Estados Unidos estarían detrás del hecho ilegal.

De acuerdo con fuentes cercanas al alto tribunal, la presunta injerencia de Estados Unidos al interior de la Corte se debe a los debates acerca de temas álgidos como la Ley Estatuaria de la JEP y la aspersión con glifosato. Apuestas que el Gobierno de Iván Duque pretende sacar adelante, sin duda, de la mano de la administración de Donald Trump.

De igual modo, el periodista Herbin Hoyos alertó sobre la situación. Según lo dicho por el director de Voces del Secuestro, narcos estarían pagando millonarias sumas de dólares por monitorear a los magistrados del alto tribunal.

Esta denuncia hace recordar al polémico episodio de las interceptaciones ilegales que realizó el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), a las altas Cortes, periodistas y funcionarios del Estado. Hecho por el que su exdirectora, María del Pilar Hurtado, fue condenada a 14 años de prisión y la entidad fue liquidada.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento