Colombia rechaza declaraciones de Merlano desde un tribunal del régimen venezolano

"Estas declaraciones carecen de todo fundamento, son oportunistas y son una fabricación del régimen dictatorial de Nicolás Maduro"

728
La Fiscalía General sostuvo que las declaraciones de Merlano no son vinculantes jurídicamente en territorio colombiano. (Efe)

El Gobierno colombiano rechazó las declaraciones realizadas por la prófuga Aida Merlano desde un tribunal chavista en Venezuela, y afirma que se trata de una fabricación de mentiras contra el presidente Iván Duque.

La ministra de Justicia, Margarita Cabello, rechazó las declaraciones de la excongresista desde Caracas, en las cuales acusó al presidente de estar involucrado en un plan para presuntamente «asesinarla». Y no se quedó ahí, también manifestó tener pruebas de corrupción contra otros políticos colombianos, entre ellos el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, el exalcalde de Barranquilla y exgobernador del Atlántico Alex Char y otros miembros de su familia, además del empresario Julio Gerlein.

«El Gobierno de Colombia rechaza las acusaciones hechas el día de hoy en Venezuela por la señora Aida Merlano, prófuga de la justicia colombiana, en contra del presidente de la república Iván Duque. Estas declaraciones carecen de todo fundamento, son oportunistas y son una fabricación del régimen dictatorial de Nicolás Maduro que buscan atacar la honra del presidente de la República de Colombia e intentan vulnerar la credibilidad de las instituciones colombianas», dijo la ministra de Justicia.

Declaraciones de Merlano no son vinculantes: Fiscalía 

El fiscal general (e), Fabio Espitia, señaló que las afirmaciones en los medios de comunicación desde Venezuela «no tienen el principio de relevancia alguna para la Fiscalía, salvo que ella aporte medios de convicción suficientes para que se pueda considerar que hay una noticia criminal sólida”. Agregó que la órgano no puede acceder a ningún tipo de información que esté en poder de un Gobierno que no es reconocido por Colombia. A juicio del ente acusador, habría que esperar a que la excongresista regrese a Colombia para que entregue las versiones formales del caso para iniciar la investigación pertinente. La Fiscalía General de Colombia sostuvo que las declaraciones de Merlano no son vinculantes jurídicamente en territorio colombiano.

En noviembre de 2018, la Fiscalía le pidió a la exsenadora colaboración con la información que iba a entregar a las autoridades como parte de un acuerdo de cooperación. Sin embargo, esta solicitud nunca prosperó pese a que fue visitada por fiscales especializados en la cárcel Buen Pastor donde estaba recluida en Bogotá.

El pulso diplomático entre Colombia y Venezuela por Merlano

Aida Merlano, quien fue condenada a una pena de 15 años en la cárcel de mujeres «El Buen Pastor» escapó de las autoridades en una escena de película. Mientras asistía a una cita odontológica en el norte de Bogotá, se cambió de ropa en las instalaciones y se lanzó por la ventana mientras fue recogida por un hombre en una motocicleta que llevaba consigo las insignias de la empresa de servicios Rappi.

Se demostró que la mujer compró los votos suficientes para llegar al Congreso en el periodo 2014-2018 por el departamento del Atlántico. Pese a su fuga fue arrestada en Maracaibo. Este fue el primer pulso entre el régimen de Nicolás Maduro y el Gobierno colombiano. El presidente Duque le hizo la solicitud al presidente (e) Juan Guaidó de extraditar a la exsenadora —propuesta que fue respaldada incluso por el expresidente y senador Álvaro Uribe— al señalar que «ser coherente» era la única opción posible que tenía Duque. Y agregó que el régimen de Maduro junto con Cuba, son la cuna donde «han protegido al terrorismo como guillotina contra la democracia de Colombia».

Pese a la solicitud, el Gobierno colombiano no tuvo eco a través de Guaidó para formalizar la extradición debido a la captura institucional y de las distintas fuerzas por parte del régimen en Venezuela. De ahí que el presidente Duque hiciera la solicitud por medio de Interpol.

«Aida Merlano es una delincuente que tiene unos antecedentes de corrupción. Nosotros hemos tenido comunicación a través de la Interpol. Lo que debe acontecer en este caso es que pueda ser deportada a Colombia para que sea procesada y le caiga todo el peso de la ley por los delitos que cometió», señaló el mandatario.

Maduro interpeló la solicitud y tachó de «verdadera ridiculez» la exigencia de Duque al interinato venezolano. Este hecho hizo ver a Maduro como un hombre diplomático a tal punto de querer «dialogar» con el Gobierno colombiano.

El segundo pulso fue la declaración de la excongresista que estuvo fuertemente acompañada por miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN)​ en la audiencia donde declaró que conocía a profundidad hechos de corrupción política y electoral en la costa colombiana. Sumado a la advertencia de un plan para acabar con su vida presuntamente fraguado por el presidente Duque.

Al margen de su declaración, El Tiempo accedió a una serie de videos que sirvieron de prueba para señalar a Merlano como cabeza de una red criminal de corrupción electoral que la benefició a ella, a gobernadores y a alcaldes de tres departamentos.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento