Denuncia contra Evo Morales por pedofilia suma delito por trata y tráfico de personas

Gobierno de Bolivia formalizó la querella contra el expresidente. La joven admitió que conoció a Morales a través de sus padres. Autoridades investigan "el rol" de los progenitores

Evo Morales podría enfrentar hasta seis años de cárcel por esturpo y hasta 20 años por trata y tráfico de menores. (Archivo)

El Gobierno interino de Bolivia formalizó este jueves la denuncia penal contra el expresidente Evo Morales por los hechos que lo vinculan con una relación pedófila. Al delito de esturpo se le suma el de trata y tráfico de personas, según reseña la prensa boliviana.

La querella la presentó el Ministerio de Justicia, tras el escándalo que destapó el diario español OK Diario. El caso sobre la relación del exmandatario con la adolescente Noemí Meneses —desde que ella tenía apenas 14 años—, lo comenzó a investigar el Ministerio de Gobierno el pasado 8 de julio. La vicepresidente del Senado, Carmen Eva González, presentó el pasado jueves la denuncia en Fiscalía por el delito de esturpo. El caso sigue escalando y suma otro delito.

“El Ministerio de Justicia ha presentado una denuncia en contra de Evo Morales por los delitos de esturpo y trata y tráfico de personas, en virtud de las imágenes y audios que se han difundido de Noemí Meneses, quien ya es mayor de edad”, señaló en rueda de prensa Guido Melgar, viceministro de Transparencia Institucional.

Agregó el funcionario que de comprobarse la información que se tiene documentada en videos, audios y mensajes, se solicitará que se le imponga a Morales la pena máxima. Las leyes bolivianas contemplan penas de hasta seis años de cárcel por esturpo y de hasta 20 años por trata y tráfico de menores.

Investigan «el rol» de los padres

Las autoridades desconocen el paradero de la joven Noemí Meneses. No obstante, aseguró el viceministro que se tiene constancia de que  familiares de ella entraban y salían de Argentina. Morales reside en la capital argentina desde el pasado 12 de diciembre en calidad de refugiado, luego de una breve estadía en México tras abandonar el poder.

En la investigación se incluye “el rol” de los padres de la joven, por presuntamente “permitir” que Evo Morales la llevara “a todos sus viajes”. También se enfoca en determinar cuándo empezó la relación y si continúa.

Conoció a Morales a través de sus padres

Noemí Meneses dijo en una declaración a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) que conoció a Evo Morales cuando tenía 16 años pero empezaron a “hablar fluido” cuando tenía 17. “Antes solo lo conocía de vista”.

La información fue difundida en el diario boliviano El Deber, junto con el acta de declaración en la investigación contra Morales y otros funcionarios de su partido por sedición y terrorismo, en la que ella fue citada en calidad de testigo. El medio cita al periodista John Arandia, quien tuvo acceso al acta.

(periodista John Arandia)

Fue a través de sus padres que se conocieron en un carnaval celebrado en el Trópico de Cochabamba en 2015, afirmó Noemí. Sin embargo, si en la actualidad tiene 19, hace cinco años no podía tener más de 15.

(periodista John Arandia)

Entre las evidencias que analizan las autoridades se encuentra incluso una declaración del exmandatario, quien dijo que cuando abandonara el poder se retiraría con su “quinceañera”, señala la agencia Efe.

La declaración contiene más confesiones comprometedoras y contradictorias de la joven. Dice que el expresidente es su enamorado desde el 24 de mayo de 2020. Asegura que antes de esa fecha mantenían una relación de amistad “con un trato diferente”.

Una de las evidencias que tienen en su poder las autoridades y que circula en redes sociales es un video que ella le envió recientemente a Morales, felicitándolo por el quinto aniversario.

Vacaciones «pagadas por sus padres»

Sobre los viajes a México y Argentina, coincidiendo con las fechas en que Evo Morales se encontraba en estos países, Noemí Meneses dice en la declaración que estos viajes correspondían a tiempos de vacaciones de su universidad. Asegura que los viajes fueron costeados por sus padres, quienes se dedican a la agricultura. También reconoce haberse encontrado con el expresidente en ambos países.

“Todo este informe es tema sentimental, nada político. Siempre mi relación ha sido sentimental desde que estoy con él”, respondió la joven al ser consultada sobre los recurrentes mensajes y llamadas. Admitió que las fotos encontradas en su celular son de ella y Evo Morales, como parte de su relación y sentenció que no habla con él sobre su situación procesal en Bolivia.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento