Colombia: Centro Democrático advierte posible delito en refrendación de acuerdo Santos-FARC

0
El Centro Democrático, partido del senador Álvaro Uribe, es el principal opositor al acuerdo Santos-FARC (YouTube)
El Centro Democrático, partido del senador Álvaro Uribe, es el principal opositor al acuerdo Santos-FARC (YouTube)

Los congresistas del Centro Democrático, principal partido de oposición al acuerdo entre el Gobierno colombiano y las FARC, han mostrado su descontento con la refrendación que le dio el Congreso a lo pactado con la guerrilla. Los legisladores han asegurado que lo sucedido esta semana en la rama legislativa podría ser considerado como prevaricato.

El representante la Cámara, Santiago Valencia, aseguró que con la refrendación en el Congreso se desconoce la voluntad popular de los colombianos que votaron mayoritariamente por rechazar el acuerdo entre el Gobierno Nacional y las FARC.

Por su parte Everth Bustamante, quien alguna vez fue guerrillero de izquierda y ahora milita en el Centro Democrático, dijo durante la votación en el Congreso para la refrendación que no se debía llevar a cabo la elección porque iba en contra del ordenamiento jurídico colombiano y constituiría el delito de prevaricato.

 

La senadora Paola Holguín también se pronunció y dijo que refrendar el acuerdo entre el Gobierno y las FARC no estaba contemplado en la Constitución Política de Colombia como una de las funciones del Congreso, por lo que no debía haber sido refrendado por este organismo y dijo que la decisión era política pero que no tenía ningún valor jurídico.

También se pronunció el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, quien aseguró que su bancada decidió retirarse debido a que el presidente, Juan Manuel Santos, aseguró que en caso de refrendarse el acuerdo, se activarían los mecanismos para agilizar la aprobación de leyes consignados en el Acto Legislativo para la Paz.

El acuerdo ya fue refrendado en Senado y Cámara y ahora el Gobierno prepara una ley de amnistía e indulto para los guerrilleros de las FARC.

Fuente: El Espectador

Comentarios