Ruptura de oleoducto de PDVSA causó abundante derrame en río de Venezuela

1
(@BarretoSira)
La zona afectada es intrincada y los medios de comunicación no pueden pasar. (@BarretoSira)

La ruptura de un oleoducto causó un derrame petrolero de grandes proporciones en el sur del estado Anzoátegui, Venezuela.

Según la denuncia del diputado Antonio Barreto Sira el nuevo accidente de la estatal petrolera, Petróleos de Venezuela (PDVSA), causó un derrame de aproximadamente 24.000 barriles por la explosión de una tubería madre demás de 36 pulgadas .

Sin embargo, de acuerdo a información extraoficial, fueron aproximadamente 100 barriles de petroleo derramados en el río Aribi del Pueblo de Santa Clara, al sur del estado.

Según indicó una fuente ligada al operativo, la fuga se registró el pasado primero de noviembre,cuando el personal de Coordinación Operacional Faja notificó la caída de la presión de forma brusca del sistema, pero no fue hasta el pasado domingo, seis de noviembre, que se informó sobre la situación, debido a que el crudo se esparció por varios kilómetros de vegetación.

El representante de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional informó que el derrame afectó los ríos Aribi y Pao en la parroquia Santa Clara, así como las quebradas, morichales y lagunas de fincas de la zona.

Barreto también informó que según la doctora Mineira García, ya hay casos de personas que se han visto afectadas por la situación y presentan problemas de salud.

En el lugar del derrame se encuentran funcionarios de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y de la Guardia Nacional (GN) trabajando en un “plan de contingencia para minimizar el impacto operacional y ambiental en el área”.

El plan consiste en la “despresurización de la sección afectada del oleoducto”, y se instaló una grampa apernada; además se ejecutó la “contención del crudo para extraerlo con bombas, tanques y vacuum (una especie de aspiradora)” así lo indicaron los medios locales.

 

De acuerdo a las declaraciones de Barreto las autoridades están impidiendo el paso a las personas y además “les confiscan sus teléfonos y cámaras fotográficas”.

Hasta el momento ni PDVSA ni alguna otra autoridad competente se ha pronunciado sobre el derrame petrolero.

 

 

 

Fuentes: El Carabobeño; AnalíticaMaduradas.

Comentarios