Trump arriesga 40 años de relaciones con China al hablar con Taiwán

2
(NBC)
“La presidenta de Taiwán ME LLAMÓ hoy para felicitarme por ganar la Presidencia. ¡Gracias!” (NBC)

El sucesor de la Casa Blanca, Donald Trump, rompió décadas de políticas diplomáticas y puso en riesgo las relaciones bilaterales con China al hablar con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen.

La relación con Taiwán es un tema delicado para Estados Unidos, y esta conversación sería la primera de ese nivel desde que Washington rompió sus relaciones diplomáticas con Taipei en 1979.

El gesto sin precedente es una violación del protocolo diplomático, ya que el país norteamericano reconoció a Pekín como el único gobierno de “Una China”.

China no tardó en responder, enviando un reclamo formal y advirtiendo a Trump que debe manejar el tema de Taiwán “cautelosa y apropiadamente” si quiere “evitar toda perturbación innecesaria de las relaciones chino-estadounidenses”, así lo informó la agencia de noticias estatal Xinhua, China.

“No es más que una baja maniobra urdida por Taiwán, que sencillamente no puede cambiar el marco de una sola China ya integrado por la comunidad internacional”, dijo el canciller chino Wang Yi al canal de Hong Kong Phoenix TV.

 

Por su parte, la portavoz de seguridad nacional estadounidense, Emily Horne , refirmó la política que tiene el país con China. “No hay cambio en nuestra política de larga data en los asuntos”, aseguró.

“La presidenta de Taiwán ME LLAMÓ hoy para felicitarme por ganar la Presidencia. ¡Gracias!”, mencionó en un primer” tweet”.

Luego de dicha situación, el presidente electo estadounidense, escribió a través de su cuenta en Twitter: “Interesa cómo EEUU vende a Taiwán miles de millones de dólares en equipos militares pero no puedo aceptar una llamada congratulatoria”.

Según indicó el equipo de transición de Trump, ambos países conversaron respecto “los estrechos lazos económicos, políticos y de seguridad” entre Taiwán y Estados Unidos.

Durante la campaña presidencial, el magnate republicano abogó por la confrontación con China al amenazar con imponerle aranceles comerciales para frenar las deslocalizaciones de empresas, mientras sugería que sería tolerante ante las ambiciones expansionistas chinas en la región y que avalaría que Japón y Corea del Sur desarrollaran armas nucleares.

Fuentes: Telegraph; BBC; La Nación.

Comentarios