Congresista peruano admite “error ético” en pedir resguardo policial para su restaurante

0
(Trome)
“Nosotros demostraremos que no hay ningún delito cometido. Sí hay un error de índole ético que yo he reconocido y cuyas consecuencias afrontaré en la Comisión de Ética” (Trome)

El parlamentario Carlos Bruce, acusado de usar su cargo para solicitar resguardo policial para la inauguración de su restaurante, admite error de índole ético pero aclara que no cometió ningún delito.

La denuncia la realizó una asociación acreditada para representar a la Policía Nacional, ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, según explicó la legisladora fujimorista Karina Beteta.

“Lo veremos en las siguientes sesiones. Estamos viendo de acuerdo al ingreso de cada una de las denuncias, y como es reciente seguramente más adelante la vamos a ver”, indicó Beteta.

Asimismo, la legisladora recordó que la Comisión de Ética del Congreso de la República también ha recibido denuncias contra el congresista Carlos Bruce tras conocerse que solicitó apoyo policial para la inauguración de su restaurante en la Costa Verde, en Barranco.

El conflicto se originó luego de que Bruce enviara una carta al general de la Policía informando que iba a inaugurar su restaurante y lo hizo usando el papel membretado del Congreso de la República.

 

Por su parte, el vocero oficialista reconoció que fue un “descuido” haber mandado el documento a la Policía Nacional con papel del Congreso de la República en vez del de su empresa y pidió disculpas por haber usado el papel oficial del Congreso.

Sin embargo, las disculpas parecen no haber sido suficientes para frenar las denuncias en su contra.

Bruce ha sostenido que “hay una mezcla de un sector del fujimorismo con un sector de gente conservadora” que quisieran verlo fuera del parlamento.

“Nosotros demostraremos que no hay ningún delito cometido. Sí hay un error de índole ético que yo he reconocido y cuyas consecuencias afrontaré en la Comisión de Ética”, dijo el también exministro de Vivienda, aclarando que las acusaciones constitucionales se presentan cuando algún funcionario que tiene protección constitucional ha cometido un delito y dijo que, en su caso, el resguardo nunca se llevó acabo.

“En nuestra normativa no existe el delito de tentativa de peculado. No califica el hecho de peculado porque nunca la Policía dio ningún resguardo. Por lo tanto, no tiene ningún sentido una acusación constitucional”, añadió.

“Creo que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales está bien manejada, a pesar de que la preside una fujimorista. No tengo ninguna duda de que Karina Beteta obrará con toda imparcialidad y, por tanto, la probabilidad de que esta acusación prospere es mínima y no tiene ningún sentido”, concluyó.

Fuentes: El Comercio; La República.

Comentarios