Arzobispo de la Habana pidió al régimen castrista que dialogara con la disidencia

1
(cubaencuentro)
En la foto: el arzobispo de La Habana, Juan de la Caridad García (cubaencuentro)

La líder del Movimiento Damas de Blanco, Berta Soler, anunció que el arzobispo de La Habana, Juan de la Caridad García, le pidió al régimen de Castro que se siente a hablar con la oposición.

“Le pedimos que la Iglesia católica se pronuncie, porque quien calla otorga y él me dijo: ‘No Berta, no siempre cuando uno calla otorga. Nosotros hemos planteado al Gobierno cubano que se siente a hablar con la oposición, pero una cosa es que lo decimos y otra que ellos lo hagan”, comentó Soler.

Berta Soler y el arzobispo Juan de la Caridad García se reunieron el pasado miércoles 15 de febrero, tras las fuertes represiones y amenazas hacia muchas mujeres pertenecientes al movimiento, y hacia sus familiares por parte de la policía al intentar asistir a misa.

 

“Pudimos darle algunos nombres y apellidos de los que nos han dicho a nosotras que nunca más podríamos ir a misa en ninguna iglesia”, aseguró Soler.

“No podemos salir de la casa, como desde la sede [de la organización] ya tienes la policía ahí. No menos de treinta mujeres en la ciudad de la Habana somos detenidas los domingos y no menos de 60 o 70 en toda la isla”, explicó.

La Iglesia Católica ha tenido un rol importante como intermediaria entre la oposición y la sociedad civil cubana y el gobierno de Raúl Castro, y según Soler, el arzobispo se mostró “muy receptivo” ante las denuncias del movimiento, que explicó de primera mano al prelado cómo se les impide llegar a misa sistemáticamente y son víctimas de abusos como robos o multas por “violar el cordón de la seguridad del Partido Comunista de Cuba” al salir de sus casas.

Fuentes: Cubanet; Martí Noticias.

Comentarios