Colombia: como un intento de “reforma constitucional homofóbica” calificó HRW referendo que pretende impedir adopción homoparental

1
(Flickr)
“Esa reforma constituiría un grave retroceso para los derechos de personas LGBT en Colombia”.(Flickr)

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, pidió al Congreso colombiano rechazar el referendo que podría impedir la adopción gay.

“Un principio básico del derecho internacional es que todas las personas, sin discriminación, tienen derecho a formar una familia de la forma que deseen”, manifestó Vivanco.

El representante de la ONG advirtió que “aprobar este proyecto de ley frustraría esos notables avances y podría permitir que se imponga una reforma constitucional homofóbica utilizando como subterfugio el supuesto interés superior del niño”. Así lo dio a conocer

Para Vivanco, la iniciativa legislativa es un acto de discriminación y un un grave retroceso para los derechos de las personas que pertenecen a la comunidad LGBT. “Human Rights Watch considera que esa reforma constituiría un grave retroceso para los derechos de personas LGBT en Colombia y supondría una discriminación arbitraria contra los solteros por su estado civil”.

“Los derechos de parejas LGBT no pueden ser objeto de un referendo. Los derechos fundamentales, en particular cuando se trata de minorías, son precisamente una garantía frente a la voluntad electoral de las mayorías y no pueden estar supeditados a la opinión circunstancial de la población”, manifestó.

 

La reforma fue propuesta por la senadora Viviane Morales, perteneciente al Partido Liberal, y su intención es solicitar a los ciudadanos su avala para prohibir que personas solteras y parejas del mismo sexo adopten niños en el país, basándose en que la adopción no es un derecho, sino un mecanismo para proteger a niños huérfanos o abandonados.

“Human Rights Watch no tiene conocimiento que existan evidencias concluyentes sobre que los niños criados por una madre y un padre tengan mayores probabilidades de alcanzar un “desarrollo óptimo”. De hecho, numerosos países —como Argentina, Brasil, México, Sudáfrica y varias naciones en Europa— han permitido la adopción de parejas del mismo sexo, precisamente al considerar el interés superior del niño. Por su parte, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha determinado que negar una adopción exclusivamente por motivos de orientación sexual es un acto discriminatorio que no puede defenderse sobre la base del interés superior del niño”, añadió Vivanco.

Fuentes: El Espectador; El País.

Comentarios