Evo quiere ser el nuevo Che: homenaje en Bolivia sugiere que Morales continúa lucha de Guevara

0
(Flickr)
El Che, derrotado en Bolivia por el ejército de ese país el 8 de octubre de 1967, ha sido conocido como una figura magnificada por la izquierda dura y el comunismo.(Flickr)

El Gobierno de Bolivia aprovechará los actos conmemorativos por los 50 años del fallecimiento del guerrillero argentino-cubano, Ernesto “El Che” Guevara, para llevar el mensaje de que Morales es la continuidad del guerrillero.

“Está muy claro que con el presidente la lucha continúa, que el mundo sepa que este hermanamiento no va a morir, que continuaremos con la ideología del vivir bien, de erradicar la discriminación y cualquier forma de vulneración de los derechos. No creo que tengamos que mezclar con otros temas”, dijo la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca.

Según la ministra, los discursos que se emitirán en el homenaje al guerrillero estarán basados en el eslogan: “El Che vive, Evo sigue”, relacionando la herencia ideológica de Guevara con el interés del oficialismo de que el mandatario continúe en el poder durante al menos un período más.

En el evento que se lleva a cabo desde el pasado 5 de octubre, hasta el próximo 9 de este mismo mes, en Vallegrande, Santa Cruz, Bolivia, se resaltará que la ideología del Che no solo se ha quedado en palabras, sino que se ha llevado a la práctica con este Gobierno, según explicó Alanoca.

 

Anteriormente, el Gobierno había informado que al evento acudirán al menos 8.000 personas y participarán invitados internacionales.En Buenos Aires, la izquierda utiliza estudiantes de secundaria para “luchar” contra el capitalismo

Para el mandatario, el evento “es una concentración contra el capitalismo. Ahí vamos a ratificar nuestro compromiso anticapitalista junto a todos los movimientos sociales de América Latina“.

El Che, que ha sido conocido como una figura a seguir para la izquierda dura y el comunismo, fue derrotado en Bolivia por el ejército de ese país, cuando fue capturado el 8 de octubre de 1967. Tras la captura del guerrillero, se ordenó su ejecución en La Higuera, desde donde su cuerpo fue trasladado hasta el pueblo vecino de Vallegrande.

El cuerpo del guerrillero reposa junto a sus compañeros de la guerrilla en un mausoleo instalado en la central ciudad cubana de Santa Clara, a unos 300 kilómetros al este de La Habana.

Fuente: El Deber

Comentarios