Crisis en Venezuela: entrega de juguetes chavistas deja niños golpeados y asfixiados

68
La multitud empezó a correr, gritar y empujar hasta el punto de robarse los juguetes; el desastre fue tal que los cuerpos de Seguridad terminaron lanzando los regalos. (Twitter)

La situación en Venezuela es tan insostenible que una actividad de entrega de juguetes se convirtió en un total desastre.

Este jueves 21 de diciembre un alcalde chavista decidió entregar en Valencia, la capital industrial de Venezuela, un lote de juguetes y regalos para niños en plena época decembrina; sin embargo, la situación se salió de control tras la desesperación de los padres de que a sus hijos no les falte su “Niño Jesús”.

El resultado de dicha actividad chavista dejó como consecuencia a decenas de niños golpeados y asfixiados, además de una multitud de personas dispuesta a hacer lo que sea para obtener juguetes.

Aunque hubo funcionarios de la Gobernación de Carabobo  (en la región Central del país), de la alcaldía de Valencia, de la Policía municipal y hasta de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB); la “seguridad” fue insuficiente para controlar la avalancha de personas.

La multitud empezó a correr, gritar y empujar hasta el punto de robarse los juguetes; el desastre fue tal que los cuerpos de Seguridad terminaron lanzando los regalos.

La muchedumbre arrasó con las mesas, las voltearon, las rompieron, mientras las madres intentaban salvar a sus hijos pequeños, sus rostros eran de desesperación y agonía.  Los niños corrían buscando refugiarse y algunos se ocultaron debajo de los camiones donde llegaron los juguetes.

Las madres se caían con sus hijos, que gritaban desesperados, lloraban aterrorizados y pedían ayuda con gritos desgarradores. Al final el suelo quedó lleno de cajas rotas, zapatos, juguetes destrozados, mesas rotas, y más.

piso
(Twitter)

Y es que  hablar de “navidad” en Venezuela es una utopía tras una crisis sin precedentes que ha acabado con el ánimo de los venezolanos en época decembrina y con la posibilidad de que las familias puedan cumplir con la ilusión de sus hijos.

Los habitantes del país suramericano buscan sobrevivir ante la mayor inflación del mundo, los salarios más bajos de la región y una escasez de alimentos y medicamentos única en la historia.

Mientras el régimen chavista habla de una supuesta “feliz navidad”, los venezolanos de a pie no tienen nada que celebrar porque una cena navideña implica precios impagables, un juguete tiene un valor de hasta cinco salarios mínimos y conseguir los ingredientes para la tradicional hallaca es una total “odisea”.

La época navideña en Venezuela como en el mundo, incluye la entrega de juguetes a los niños, enmarcados en la “llegada del Niño Jesús”, pero en ese país, los juguetes más solicitados superan el millón de bolívares, equivalente a cinco sueldos mínimos.

A esta dificultad de adquirir regalos para los infantes de esa nación, se suma la imposibilidad de preparar la tradicional cena navideña. Una hallaca (una especie de tamal con sabor venezolano) cuesta entre 80.000 (USD $0,6) y 120.000 (USD $1) bolívares sin complementos como el pernil o ensalada de gallina.

Al final, para poder celebrar las navidades en Venezuela un padre de familia necesita ahorrar por al menos un año todo su salario mínimo.

Comentarios