Perú: congresista Kenji Fujimori se rebela y reta a que lo expulsen de Fuerza Popular

6
(Flickr)
“FP lleva perdiendo dos elecciones. Lo lógico es que se dé una reingeniería”.(Flickr)

El congresista del Fuerza Popular (FP), Kenji Fujimori, aseveró que no acudirá ante el comité disciplinario de su partido para explicar por qué votó en contra de la vacancia del presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski.

Kenji afirmó que no va a renunciar pero que no concurrirá a ninguna citación del proceso en su contra porque no tiene sustento. “Si me quieren marginar, tendrán que expulsarme, pero me voy a atrincherar”, dijo.

El hijo menor del exdictador Alberto Fujimori explicó que consideraba grave vacar al mandatario y que esa es la única razón por la que decidió no apoyar la medida.

“Rechazo tajantemente cualquier insinuación de toma y daca por el indulto. Si alguien ha negociado algo es FP: la cabeza del presidente en bandeja de plata”, dijo Fujimori en referencia a los rumores de que se negoció el indulto de su padre a cambio de no vacar a PPK.

Cabe destacar que además de Kenji, los congresistas Maritza García, Guillermo Bocángel, Estelita Bustos, Sonia Echevarría, Clayton Galván, Marita Herrera, José Palma, Bienvenido Ramírez y Lizbeth Robles también serán sometidos por la Comisión Disciplinaria de Fuerza Popular por no votar a favor de la vacancia de Kuczynski.

Todos podrían ser expulsados de la bancada; sin embargo, de acuerdo al diario La República, FP aún está evaluándolo ya que no solo podrían perder a diez congresistas sino que a estos se les podrían sumar cinco renuncias más, lo que dejaría a Fuerza Popular  con 56 escaños de los 71 integrantes que hoy tienen.

Kenji señaló que FP debe respetar las libertades.”No me voy a quedar callado, no me van a tapar la boca. Tampoco, tampoco. Esto no es Pyongyang”, agregó en su entrevista para El Comercio.

Asimismo, el parlamentario insistió en que su partido debe reestructurarse. “FP lleva perdiendo dos elecciones. Lo lógico es que se dé una reingeniería”, comentó en aparente referencia a las dos derrotas de su hermana (Keiko Fujimori) en los últimos comicios presidenciales.

Kenji explicó que su intención no es dividir el partido que él mismo ayudó a crear. “Lo normal es que existan dos alas, la conservadora y la más liberal, moderada. Eso no se tiene que ver como fraccionamiento o deslealtad. El principal insumo de un partido es el debate, la discrepancia”, manifestó.

En cuanto a la relación con su hermana, Kenji comentó que el problema es que las “diferencias que han ocurrido dentro del plano político se han llevado al plano familiar, deben ir por cuerdas separadas”; sin embargo, se mostró esperanzado en entablar una conversación con su hermana para encontrar una solución a sus problemas y a los de la bancada.

Cabe destacar que según el último sondeo de la encuesta nacional Ipsos, la aprobación de Kenji Fujimori ha aumentado e incluso superado a su hermana por primera vez con un índice de aprobación de 38 %, mientras que Keiko es aprobada por un 30 %.

Sin embargo, la encuestadora nacional también evaluó las preferencias electorales y determinó que  el 28 % de los peruanos prefiere la opción “ninguno”antes que a Keiko Fujimori (con 20 %) o a Kenji Fujimori (con 12 %).

“El fujimorismo vive un momento decisivo en su futuro político, después que el expresidente Alberto Fujimori, que cumplía una condena de 25 años, fue indultado el pasado 24 de diciembre, un acontecimiento que aún no se sabe qué consecuencias tendrá en las aspiraciones políticas de sus hijos”, destacó el  analista político y periodista, Augusto Alvarez Rodrich.

Comentarios