Chile gana su primer Oscar: donde hay libertad las artes florecen

Experto explica la importancia de las libertades para el desarrollo de las artes y las ciencias

584
“Cuando privilegias la libertad de las personas, algunas deciden emprender negocios, otros deciden gustar del deporte y otros generar arte”.(PanAm Post)

La noche del pasado domingo 4 de marzo, Chile hizo historia al llevarse su primer galardón de los premios Oscar en la categoría de Mejor película extranjera, por el filme “Una mujer fantástica”.

El largometraje que trata sobre el drama de una mujer transexual, dejó a su país en alto no solo por evidenciar el avance cinematográfico que ha tenido Chile; sino también por el desarrollo a las libertades de la nación, ya que en un país que no hay libertad no hay diversidad de arte ni de ciencia.

Patricio Navia, profesor de estudios liberales de la Universidad de Nueva York y profesor de ciencia política en la Universidad Diego Portales en Chile, explicó a PanAm Post que “las sociedades más democráticas” son las “más tolerantes” y por ende con mayor diversidad, lo que crea más espacios para que la gente se exprese.

“Poner énfasis en la libertad de las personas inevitablemente lleva al respeto y a la pluralidad, (…) entonces, cuando privilegias la libertad de las personas, algunas deciden emprender negocios, otros deciden gustar del deporte y otros generar arte y crear sus propias propuestas artísticas; la libertad permite que ocurran todas esas cosas”, comentó Navia.

El experto resaltó que ocurre el efecto contrario cuando no se promueven las libertades y es el Estado el que controla estos sectores,  ya que solo habría “una voz oficial” y todo pasaría por filtros impuestos por el Estado, evitando que se produzcan posturas diferentes.

Es la primera vez que un largometraje chileno logra obtener un premio de esta magnitud. Anteriormente ya otros trabajos cinematográficos habían estado nominados a los Oscar e inclusive hubo nominaciones para los premios Globo de Oro; sin embargo, Chile no había logrado convertirse en un referente artístico.

Es a penas desde hace un poco más de una década que el país suramericano ha empezado a crear obras artísticas significativas y competitivas para el mundo del cine y Navia lo atribuye al “retorno de la democracia” y al desarrollo económico que ha tenido el país.

“Es evidente que desde el retorno de la democracia y en particular en los últimos 15 años ha habido mayor producción científica en Chile, mayor producción cultural”, aseguró.

Asimismo señaló que a medida que la economía de un país crece, “mejora la calidad del cine, aumentan los recursos para poder producir artes , sustentarlas y solventarlas”.

“Ambas cosas pasaron en Chile, hubo desarrollo económico lo que permitió que hubiesen más recursos para hacer películas, recursos que antes no existían; pero también se ha consolidado la democracia y eso abre espacios para mayor pluralidad y para mejor representación de grupos tradicionalmente excluidos”, dijo.

La libertad de posturas en Chile se hace evidente con la gran aceptación de esta producción “Una mujer fantástica”, porque a pesar de la contundencia que ha tenido el gobierno de Chile sobre posturas no “muy conducentes a los derechos de las personas transgénero“, se aplaude y se permiten este tipo de propuestas artísticas que favorecen los derechos de los transexuales.

Importancia del premio de “Una mujer fantástica”

“Es importante lo del del premio independientemente de lo que uno piense sobre los transgéneros porque pone un tema de discusión en el debate y porque muestra una sociedad que está evolucionando y que está cambiando”.

Para el profesor, la película refleja una realidad en Chile de diversidades en estilos de vida y orientaciones sexuales que deben ser respetadas.

“Creo que lo más importante del mundo moderno es que las cosas cambien y evolucionan, pensar que todo va a seguir igual que antes es un error, y aquellos que se quedan esperando que todo siga igual, quedan atrapados en el pasado y no logran defender la nueva realidad“, señaló Navia.

 

“Es una película que ve el tema de los derechos humanos desde una perspectiva distinta, aquí no se trata de que hay militares matando a opositores políticos; esta es una película en que la sociedad tiene que lidiar con personas que son diferentes y que exigen tener los mismos derechos que el resto de la sociedad”, resaltó.

El futuro de las libertades artísticas con Piñera

En la entrevista exclusiva para PanAm Post, Patricio Navia indicó que cree que va a haber un buen desarrollo artístico con Piñera porque es un Gobierno que va a defender los derechos individuales de las personas y las libertades de emprendimiento económico.

En ese sentido,  podrían seguir surgiendo y desarrollándose propuestas artísticas como “Una mujer fantástica” que desafíen al sector cinematográfico del país y a otras ramas artísticas.

El mismo Sebastián Piñera, —presidente electo de Chile—, decidió aplaudir a través de su cuenta oficial de Twitter el gran logro del filme, asegurando que con esto el “cine chileno tocó las estrellas”.

Comentarios