“Artivista” Ana Olema presenta demanda contra el Estado cubano en La Habana

"Aquí, en el corazón de la dictadura, le vamos a decir que se tienen que ir", señala la conocida artista, que tuvo que cruzar ocho países para llegar a EEUU

495
La artista Ana Olema demanda públicamente al Estado cubano por los atropellos contra la propiedad privada, comenzando por el cuerpo. (FotoMontaje de PanAm Post)

Después de más de cinco años sin pisar suelo cubano, la artista Ana Olema, que llegó a los EEUU a pie tras  cruzar ocho países, volvió invitada por la reconocida artista Tania Bruguera para exponer en la sede de Instar (Instituto de Arte y Activismo Hannah Arendt) en el marco de la Bienal 00, “Bienal independiente que denuncia la censura y el control cultural de las instituciones al servicio del Estado Totalitario”, donde expuso una demanda contra el Estado cubano que pretende llevar a la fiscalía.

A través de redes sociales, extendió una invitación a los demás exiliados que ya rondan los millones: “Aquí, en el corazón de la dictadura, le vamos a decir que se tienen que ir, que les pregunten a los cubanos y que no lo hacen porque saben la respuesta. ¡ABAJO LA DICTADURA! ¡Si yo puedo, tú puedes!”

Expuso la noche del domingo 6 de mayo su demanda contra el Estado cubano, “amparada bajo los derechos naturales como base del credo libertario, amparados bajo la ley natural, amparada bajo el axioma del derecho de propiedad de uno mismo: virtud de la condición humana a poseer su propio cuerpo, sin interferencias de fuerzas coercitivas”.

Explica que “la libertad es anterior al Estado, la libertad de cada humano -y por ende de cada cubano- le es inherente por el sólo hecho de ser humano. No se puede vivir en el miedo todo el tiempo, hay que vivir en la verdad”.

Exige el fin de la consideración del ciudadano cubano como herramienta y el comienzo de su consideración como individuo, como tal poseedor de derechos individuales.​

En la demanda cita los atropellos del Estado cubano contra los artículos 1, 2, 3 y 6 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, firmado por Cuba en 1948. Cabe mencionar que durante el gobierno de los Castro esta no solo no ha sido ratificado, sino que incluso ha sido quemada en actos públicos.

Olema detalla en el texto que el fin de su felicidad comenzó a los cinco años de edad, cuando el régimen le negó,  tanto a ella como a sus padres, la facultad de elegir cómo y dónde educarse, pues la educación en Cuba solo es la autorizada por el Estado, la privada está prohibida. A partir de ahí todo su proceso de educación no fue más que adoctrinamiento. Plantea que este proceso lo sufren todos los cubanos.

“Con apenas seis años, cuando aún no sabemos leer, y sin entender exactamente lo que significa, me hicieron jurar ser una pionera “por el comunismo” y como “el Che”, un hombre que asesinó al menos 79 cubanos documentados, y promovió la oleada de terror gubernamental entre 1957 a 1960, donde de manera comprobada se realizaron 1.118 fusilamientos en un proceso irregular e ilegal”, insiste.

Exige reparaciones e indemnización

Demanda: “disculpa pública del Estado Cubano a TODOS LOS CUBANOS Y CUBANAS por expropiar nuestros cuerpos, por violentar el derecho de propiedad sobre uno mismo, y por no respetar la dignidad intrínseca con la que nace todo ser humano; difusión de la misma en todos los medios de comunicación del Estado”, “creación de una Ley para proteger la libertad individual de los cubanos y el derecho de propiedad de uno mismo, por encima de cualquier sistema de gobierno del pasado, presente o futuro” y el “emplazamiento del Monumento a la Persona (o a la Libertad Individual) junto a la Asamblea Nacional del Poder Popular la cual tiene su sede en el Capitolio de La Habana como recordatorio de que los cubanos, al igual que el resto de los seres humanos del mundo, por el simple hecho de ser humanos, en cuanto ser racional, dotado de libertad, somos valiosos y los dueños absolutos de nuestra existencia y nuestro destino”.

Dadas las limitaciones en las telecomunicación en Cuba, no fue posible hablar con Ana Olema. Sin embargo, PanAm Post conversó con su socia Annelys P. Casanova (mejor conocida como La Jiri) que- junto a su novio Diddier Santos Moleiro,  manejan sus redes sociales desde el exilio.

¿En qué consiste la #00Bienal?

La #00Bienal00 es un desafío, un espacio libre dentro de una dictadura, una situación y una acción de libre expresión donde artistas independientes y contestatarios se han reunido a crear algo único. Voces distintas al oficialismo comunista. Esa es mi opinión. Es un acto de valentía.

Como artista, ¿qué les dirías a los artistas que son defensores del socialismo y su variante castrista sobre la represión sufrida, cuando la libertad de expresión es fundamental para el arte?

¿Artistas socialistas? Me parece un oxímoron. Sin libertad de expresión, ¿que arte? Es más adorno y decoración hacia un Estado que arte. Todo está moldeado hacia lo que el Estado dicte. No son rebeldes, ni valientes, son esclavos voluntarios. Solo les digo: miren su lado humano y apoyen a las víctimas del castrismo en vez de al victimario. Piensen, razonen, porque los hechos son los que llevan mas peso que las fantasías utópicas. Y que apoyen a la sociedad civil y #00Bienal, si de verdad son anti status quo.

Para leer la demanda completa, haga click aquí.

Comentarios