Cuidado del medioambiente, un delito imperdonable en Cuba

Mientras los activistas ambientalistas reniegan del capitalismo por el impacto de la industria sobre el planeta, pasan por alto cómo y cuánto la escasez del socialismo lleva a la población a depredar especies en vías de extinción

279
El doctor en ciencias Ariel Ruiz Urquiola es perseguido por el régimen castrista por denunciar sus atropellos ambientales y para expropiar su terreno. (Libertad para Ariel)

Mientras el régimen castrista sostiene que la salud cubana es de primera, el médico que logró prolongar una década la vida de su paciente con cáncer terminal lucha por permanecer fuera de prisión.

En vista de su estado crítico de salud, producto de una huelga de hambre por la injusticia de su caso, el científico cubano Ariel Ruiz Urquiola fue liberado de prisión tras haber sido apresado por «desacato» al confrontar a las autoridades que pretendían entrar a su terreno sin identificarse.

No obstante, no goza de libertad plena, sino que está en una situación llamada «licencia extrapenal». Así lo notificó su colega, Óscar Casanella, inmunólogo de la Universidad de La Habana, quien fue, junto a Ruiz Urquiola y su madre, al tribunal del municipio Playa.

Ariel es el médico de cabecera de su hermana Omara, sobreviviente de cáncer de mama.

Sin embargo, pese a los logros médicos del doctor en ciencias, se ha convertido en un enemigo del régimen. Todo empezó cuando anunció públicamente que en Cuba era el único país del mundo donde era legal pescar tortugas marinas en vías de extinción.

A nivel mundial, activistas ambientales emprenden su cruzada contra el capitalismo, argumentando que la industrialización depreda los recursos naturales, pero pasan por alto casos como este, similar a lo que sucede en Venezuela, donde dada la escasez que produce el socialismo, se está matando a animales en vías de extinción por hambre.

Por eso Ariel se dedicó a crear fuentes de alimento y producción sostenible en Cuba, en lugares que fueron previamente devastados.

Se cree que fue por usurpar su terreno, plantas, árboles y ganado que el régimen le privó de su libertad, pues el socialismo exige que los medios de producción estén en manos de la revolución.

En lugar de ser condecorado por sus logros en materia médica y agrícola, Ariel terminó apresado y ahora en un limbo jurídico.

Resulta que el juez de ejecución solo trabaja los martes, así que no fue atendido cuando se presentó ante el tribunal. Tendrá que esperar hasta el martes entrante para constatar cuál es la situación legal de Ariel.

«En dicha comparecencia deben decirle y explicarle a Ariel su actual estado, sus deberes y derechos que tiene por estar de licencia extrapenal», informó en redes sociales Casanella.

El próximo martes Casanella acompañará a su colega, e hizo un llamado para que más personas solidarias con su causa acudan, pues están tomando los pasos legales necesarios para que su caso sea revisado, ya que no ha cometido delito alguno y hay material audiovisual que lo demuestra, pues filmó la intromisión estatal en su propiedad.

Ruiz Urquiola cuenta con el respaldo legal de los abogados exiliados Santiago Alpizar y Laritza Diversent, quien es directora de Cubalex, una organización que provee asesoría legal a cubanos dentro y fuera de la isla, quienes ahora están expectantes a la respuesta y, sobre todo, la presencia de la justicia cubana.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento