Artistas cubanos desaparecidos por protestar contra ley de censura

Por manifestarse contra el Decreto 349 frente al Ministerio de Cultura, diversos referentes de la cultura, desde historiadores hasta poetas, han sido detenidos e incluso desaparecidos

263
Aristas y referentes culturales están sentenciados sin haber sido detenidos por manifestarse contra la censura del régimen. (Fotomontaje de PanAm Post)

En medio de la ola de arrestos en aumento por las manifestaciones contra las medidas de censura sobre los artistas cubanos, terminó privada de su libertad la artista y activista cubana Tania Bruguera por segunda vez en dos días.

Ya que el 7 de diciembre está prevista la ejecución de las infracciones impuestas por el Decreto 349, una normativa que daría al Estado cubano el poder censurar el arte y expropiar las obras, si estas no son autorizadas por el régimen.

Por eso, Tania Bruguera, que ha expuesto en el Tate Modern de Londres y el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, entre otros, fue detenida junto a otros dos creadores tiene planificada una huelga de hambre de sed.

Pues el Decreto 349 otorgaría al régimen la potestad legal y judicial de censurar, clausurar y expropiar toda obra artística que no sea autorizada por el gobierno e incluso arrestar y multar a los artistas y/ quienes presten el espacio para presentar las obras.

Para quien no sepa, en Cuba todo trabajo es regulado y un castigo de esta índole podría resultar en la revocación de la licencia de los participantes y, por tanto, les impediría ejercer sus funciones más adelante, incluso en caso de ser el locatario de un bar o espacio cultural que nada tiene que ver con la obra.

A las 3:00 de la mañana del 4 de diciembre fue liberada la artista Tania Bruguera. Su primera detención por manifestarse fue el lunes 3 de diciembre por la mañana cuando acudía al Ministerio de Cultura para sentarse al frente como protesta. También fueron privados de su libertad los artistas Michel Matos y Amaury Pacheco.

Su segundo arresto sucedió cuando volvió a dirigirse al Ministerio, esta vez junto al poeta Javier Moreno.

De acuerdo a la actriz Iris Ruiz, denominada coordinadora de la Campaña contra el Decreto 349, Luis Manuel Otero Alcántara y Yanelys Núñez Leyva, están recluidos “en prisiones de tránsito” a la espera de que se dictaminen o no sanciones contra ellos.

Asimismo, explica que libres o detenidos ya hay sentencias emitidas contra todos los artistas que se atreven a cuestionar el decreto que los podría silenciar.

Pero las declaraciones oficiales del régimen refutan que así sea.  Alegan que el Decreto 349 es un “avance para detener la oleada globalizadora y sus imitaciones nacionales”, al igual que “el retroceso de la calidad del consumo cultural”.

No obstante, dichas declaraciones contrastan con lo sucedido en la isla. Por ejemplo, el Festival Rotilla que presentaba artistas independientes con el fin de dar a los cubanos una alternativa más allá de lo único que suena en las radios, salsa y reggaetón,  fue expropiado de sus creadores y reemplazado por un festival de los mismos géneros musicales que suenan en la radio.

Cuando los productores del Festival Rotilla protestaron por la expropiación de su producción, uno de ellos, Diddier Santos Moleiro, fue arrestado.

Santos Moleiro explica que antes la censura la aplicaba la seguridad del estado de manera oculta, al igual que algunos funcionarios de cultura. Pero en caso de aprobarse el Decreto 349, “la censura será aplicada por el tribunal supremo“.

Ahora dirige el festival desde la capital del exilio, Miami.

Allí vive con su novia, la artista y activista Ana Olema, que fue invitada por Tania Bruguera a exponer en la Bienal00 su obra “Expropiada”, que alude precisamente al hecho que a los cubanos la revolución les expropia la vida desde la temprana edad de cinco años cuando ingresan a la escuela y al poco tiempo deben jurar “seremos como el Che”. Es decir, en lugar de aprender, son adoctrinados y sus vidas dejan de ser suyas y pasan de ser en función de la revolución.

Como la clausura de la obra de la artista consistía en presentar una demanda por la expropiación de su cuerpo ante la Fiscalía, estuvo desaparecida por dos días, ya que se tuvo que esconder para evitar ser arrestada, pues la casa de su familia fue allanada por las fuerzas de seguridad.

Dicho esto, aun cuando el decreto no ha entrado en vigor,  ya existe persecución contra los artistas. Por eso la organización Amnistía Internacional denunció al Decreto 349 indicando que “contravendría no solo el derecho a la libertad de expresión de quienes desarrollan actividades artísticas en Cuba, sino también el derecho de toda persona a buscar y recibir información e ideas de toda índole”.

Sin embargo, para el gobierno cubano los críticos del 349 son “enemigos de la Revolución” que “han manipulado y han orquestado una campaña en la que lo presentan como un ataque inexistente a la libertad de creación”, así indica una representante del Ministerio de Cultura.

Comentarios