Esto significa el cierre de Gobierno realizado por Trump

Trump llama obstruccionista a los demócratas que condujeron al cierre del gobierno por falta de consenso

583

Tres veces quedó cerrado el gobierno de los EE. UU en el 2018. A simple vista pareciera un fracaso del gobierno de Donald Trump. Suena como un colapso, lo que en realidad es una falta de consenso. Un sistema bipartidista como el de EE. UU. vive en una polarización constante. Asimismo, el sistema bicameral del Congreso, dividido entre Senado y Cámara de Representantes, agrega otro punto de inflexión.

Es el peso de la democracia. Cuando no logran un acuerdo las partes, se cierra el gobierno. Esto significa que no se designan fondos a servicios públicos; salvo si son considerados esenciales.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Al ser una república con las ramas del poder divididas, el parlamento tiene poderes que pueden impedir la voluntad del ejecutivo: el presidente. Por ello, Trump acusa a los demócratas de obstruir su gobierno.

Tanto que advierte que se verán «obligados a cerrar la Frontera Sur por completo si los Demócratas Obstruccionistas no nos dan el dinero para terminar el Muro y también si no cambian las leyes de inmigración ridículas con las que han sometido a nuestro País».

A partir del 22 de diciembre, el presidente Donald Trump anunció que el gobierno quedaría cerrado hasta el año entrante, en vista que no logró obtener los fondos necesarios para financiar el muro que separa a EE. UU. y México.

Esto implica que los empleados estatales no cobran por su trabajo, pues no lo pueden desempeñar. Tanto que han salido artículos en la prensa sugiriendo formas alternativas de generar dinero

Aunque el 20 de diciembre la Cámara de Representantes aprobó el financiamiento del muro, que supera los 5 mil millónes de dólares, el Senado desaprobó y así se marcó el inicio del cierre.

Y la mañana de Navidad, Trump dijo que el gobierno no retomará sus funciones hasta que empiece la construcción del muro. Sin embargo, agregó que también puede ser en forma de una cerca.

A mediados de diciembre Trump ya reprochó a los legisladores demócratas que votaron en el 2006, bajo la administración de George Bush hijo, a favor de la construcción de una cerca. En ese entonces, el siguiente presidente, Barack Obama era senador, al igual que la rival de Trump en las elecciones, Hillary Clinton, y también votó a favor.

De hecho, a través de redes sociales, Trump resaltó cómo, mientras estuvo en la Casa Blanca, Obama era firme contra la inmigración ilegal. No solo fue el presidente de EE. UU. con el mayor historial de deportaciones, sino que además les quitó a los balseros cubanos la amnistía de la cual gozaban para entrar legalmente al país una vez que tocaban tierra firme.

Sin embargo, en la actualidad, sus compañeros de partido, legisladores como Chuck Schumer, son abanderados contra el muro que pide Trump, pese a que fueron firmantes de la ley que obtuvo 80 votos a favor contra 19 en contra, para construir 112.5 kilómetros de cerca de seguridad en la frontera con México.

Desde que Trump presentó al muro como promesa de campaña, están rotundamente en contra.

Por ello el mandatario declara estar dispuesto a que se construya de la forma que pretendían sus rivales políticos.

Pues afirma que no es solamente su voluntad que se refuerce la seguridad de la frontera, sino de la mayoría de los estadounidenses. Ya que alrededor del 80% exigen fronteras más seguras. Así lo afirmó el legislador del ala libertaria del partido republicano Warren Davidson, que propuso que el muro sea financiado por medio de donaciones privadas y/o criptomoneda.

Actualmente, los servicios del gobierno federal que continúan activos a pesar del cierre del gobierno son el Servicio Meteorológico Nacional y sus agencias filiales, los servicios médicos de las instalaciones federales, el servicio postal, las Fuerzas Armadas, el control del tráfico aéreo y las prisiones.

Finalmente, Trump hace un llamado a los demócratas para que observen cómo los más afectados son ellos mismos, pues no están recibiendo su salario por cada día que el gobierno permanece cerrado.

Y apela al hecho que a través de la frontera existe el tráfico humano, cruce de pandillas y bandas criminales, al igual que narcotraficantes, por lo cual afirma que los EE. UU. necesita desesperadamente una Guardia Fronteriza y un muro en la Frontera Sur.

Mientras tanto, se mantiene firme que no se reactivará el gobierno hasta que eso pase.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento