Vaticano elimina de su portal de noticias homenaje a Fidel Castro

Duró un día en la página oficial de noticias del Vaticano un artículo que conmemoraba los 60 años de la revolución socialista vigente en Cuba, pero fue eliminada sin explicación alguna.

4.553
Pese a la persecución contra los católicos, incluso ejecuciones, el papa Francisco I no ha sido crítico del régimen socialista castrista. (Fotomontaje de PanAm Post)

Fue eliminado del sitio oficial del Vaticano un homenaje a la revolución de los Castro que resaltaba la visita del papa Francisco I y aplaudía la normalización de las relaciones entre Cuba y el Vaticano.

Aunque la búsqueda todavía es visible en Google, un vez que se ingresa al sitio aparece la consigna: “La página solicitada no ha sido encontradaPodría haber digitado una dirección errónea o una página eliminada o trasladada a una nueva dirección”.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Sin embargo, antes de que fuera eliminada, PanAm Post tuvo acceso a la nota. Si bien el texto es más expositivo que otra cosa, concluye haciendo mención a “la revolución de la misericordia del Papa”, como si fuese análoga a la revolución de los Castro; citando al papa diciendo que “quien no vive para servir, no sirve para vivir”, cita que ha sido adjudicada tanto a la Madre Teresa de Calcuta como a San Agustín.

No obstante, la autora, María Cecilia Mutual, pasa por alto el enriquecimiento de la cúpula castrista a expensas del pueblo cubano, al igual que el carácter persecutorio de la revolución, desde sus inicios, hacia la población católica.

El Che Guevara junto a Fidel y Raúl Castro preparando un fusilamiento en los tiempos de la revolución. (YouTube)

Por ejemplo, cada domingo marchan las Damas de Blanco, mujeres que son madres, hermanas, esposas e hijas de presos políticos que exigen su liberación. Vestidas de blanco, van a misa, rezan, piden fuerza y luego salen a marchar. En cada marcha son detenidas y, en el peor de los casos, torturadas. Incluso hay casos de abortos inducidos a patadas.

Pese a que la causa provida es insignia de la Iglesia católica, cuando a una mujer católica como Lady Yilenis Aguilera el régimen comunista le indujo un aborto por los golpes que le proporcionaron por asistir a misa, el papa no se pronunció.

Y es que en Cuba solo existen noticias autorizadas. Se penaliza con ocho años de prisión hacer periodismo para el extranjero. De modo que no es fácil que noticias de esta índole se difundan hasta el Vaticano.

Mucho menos décadas atrás, en el tiempo del Che Guevara cuando los católicos preferían morir antes que reconocer al líder de la revolución como un Dios humanado.

Al grito de “¡Viva Cristo Rey!” eran fusilados los católicos de un tiro en la cabeza en La Cabaña, la antigua fortaleza española que operaba como guarida de los revolucionarios en los meses que apelaron a las tácticas de guerrilla para derrocar a la dictadura socialista de Fulgencio Batista.

Una vez en el poder, los revolucionarios crearon las UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción), donde buscaban “rectificar” tanto la homosexualidad como el catolicismo, pues consideraban que ambos estilos de vida eran contraproducentes para la lucha armada. Entonces estos hombres debían suplir su carencia haciendo labor forzada en el campo.

“El trabajo os hará hombres” era el lema del Che Guevara, alegando que los homosexuales eran poco hombres. Lo mismo hacia los católicos, pues la religiosidad ha sido históricamente un rasgo femenino. Tanto que el símbolo femenino, desde la Antigua Grecia, representa a la mujer como custodia de la moral y la belleza, por medio de un espejo y una cruz; que adoptó una forma más católica/cristiana en la Edad Media (♀).

No fue hasta 1991, con la caída de la Unión Soviética, quien mantenía económicamente a Cuba, que fue permitido que católicos sean parte del Partido Comunista, como intento de mejorar las relaciones con el Vaticano.

Ya que el único partido permitido es el comunista, la única forma de participar legalmente en política es a través de él. Por tanto, a los católicos les fue negada la participación política por décadas.

Recién en 1998 un papa, Juan Pablo II, visitó la isla. Esto resultó en la restitución de la Navidad como feriado nacional, al igual que el levantamiento de varias restricciones.

Pero nada de eso fue mencionado en la nota que el Vaticano optó por eliminar. En cambio, sí citaba el discurso de Raúl Castro, en el aniversario de la revolución de 1959. También hizo eco de un pronunciamiento del papa Francisco I en Cuba donde citó a José Martí, héroe de la independencia cubana de España, diciendo: “Es un proceso, es un signo de la victoria de la cultura del encuentro, del diálogo, del «sistema del acrecentamiento universal… por sobre el sistema, muerto para siempre, de dinastía y de grupos»”.

Es decir, estando frente al líder que heredó el poder de su hermano, el presidente vitalicio que llegó al poder por medio de un golpe de Estado, Francisco dijo que el sistema de dinastías estaba muerto para siempre; en total negación con la realidad.

En la nota eliminada también había un subtítulo: El pueblo de Dios en Cuba, refiriéndose a Cuba. Francisco dijo que “es un pueblo que tiene heridas, como todo pueblo”.

Refugiados hay en todo el mundo sí, pero en el caso cubano 1/6 de la población se escapó arriesgando su vida, ya que no pueden irse libremente; incluso niños que fueron ahogados con mangueras de presión por orden de Fidel Castro para no dejar rastro.

El hecho que la publicación haya sido eliminada pone en evidencia que hubo una auditoría, lo que no se sabe es si fue interna, externa o ambas. Pero alguien en el equipo decidió que era comprometedor. Pues el mismo día que se retiró la noticia, 2 de enero, salió en el portal una nota indicando que en Nicaragua se canceló la procesión anual organizada por la Iglesia católica, en vista de la persecución política por parte del Gobierno del guerrillero devenido en dictador socialista.

De modo que resulta contradictorio evidenciar a regímenes por su persecución y aplaudir a sus homólogos.

 

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento