Trump condena el socialismo y afirma respaldo a Venezuela

"Renovamos nuestra determinación de que Estados Unidos nunca será un país socialista", dijo el mandatario, y afirmó que ese sistema político y económico empobreció al país más rico de Sudamérica: Venezuela

135
Donald Trump denunció que el socialismo empobreció a Venezuela y rechaza esa política económica en su país. (Fotomontaje de PanAm Post)

Cada año el presidente de los EEUU debe dar un resumen de su gestión y anunciar sus próximas medidas al finalizar el mes de enero. Esta vez, Donald Trump resaltó que el mismo mal que aqueja, somete y empobrece naciones como Venezuela, crece en la suya, el socialismo y afirma que no lo tolerará.

«Estamos con el pueblo venezolano en su noble búsqueda de libertad, y condenamos la brutalidad del régimen de Maduro, cuyas políticas socialistas han sumido a esa nación de ser la más rica de Sudamérica en un estado de pobreza extrema y desesperación», afirmó el mandatario.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Asimismo anunció estar alarmado por «nuevos llamados a adoptar el socialismo».

Dichos llamados surgen con cada vez mayor frecuencia por parte de referentes del partido demócrata, con el senador que aspiraba a la presidencia, Bernie Sanders.

Incluso la senadora y también aspirante a la presidencia, Hillary Clinton, dijo «perdí porque Bernie Sanders ofrecía ponis para todos«.

Es decir, promesas de financiar con el dinero de los demás, que el Estado garantice los servicios a los ciudadanos, en lugar de que puedan pagarlo ellos mismos.

Algo que en la administración de Trump fue revertido. Desde que empezó su gestión, 5 millones de personas dejaron de depender de «estampillas de comida», un programa de asistencia social para que los más necesitados puedan comprar alimentos.

De modo que ahora pueden financiarlos ellos mismos, pues solo en enero del 2019, se crearon más de 300.000 fuentes de trabajo, el doble de lo que se había proyectado.

Ahora, hay un nuevo rostro que busca rescatar el socialismo, una latina, Alexandria Ocasio-Cortez. Esta parlamentaria recién mostró su cara política como la mujer más joven elegida para su rol. Llegó al poder a través de un discurso de redistribución de la riqueza y dependencia estatal para el acceso a servicios básicos.

Su rechazo hacia todo lo propuesto por Trump es tal, que aunque vistió de blanco en protesta con las demás legisladoras demócratas porque supuestamente Trump no apoya los derechos de las mujeres,  fue la única que no aplaudió a un empleado de seguridad fronteriza que rescató a 300 mujeres y niñas de la prostitución forzada y la trata de blancas y como consecuencia apresó a más de 1.500 secuestradores y proxenetas.

Trump afirma que quienes buscan promover la inmigración ilegal son precisamente quienes están desconectados de la realidad, la clase política que vive en casas de lujo custodiadas por guardias de seguridad y detrás de muros sólidos, mientras que la población civil está a merced de las maras (pandillas) y bandas criminales.

Para afirmarlo, llamó a ponerse de pie a una familia de Nevada que perdió a sus abuelos a causa de un asesinato perpetrado por un criminal con antecedentes que ingresó al país.

Aunque este punto genera controversia. Por un lado, se alega que la libertad garantiza el libre tránsito. Por otro que irrumpe la defensa de la propiedad privada.

Al respecto Trump afirmó que los migrantes son un gran aporte al país, mientras accedan por la vía legal. Pese a que no lo dijo, su esposa, la primera dama, es un ejemplo de ello.

También el oficial de patrulla fronteriza que se dedica a atrapar criminales, en particular coyotes, que se alimentan de la desesperación de los migrantes, que es de origen dominicano.

Por ello, el mandatario afirma que «la tolerancia para la inmigración ilegal no es compasiva, es cruel». Pues las mujeres y niños son los más afectados.

«Una de cada tres mujeres es asaltada sexualmente en el largo viaje hacia el norte», exclama e insiste que «los contrabandistas utilizan a los niños migrantes como peones humanos para explotar nuestras leyes y obtener acceso a nuestro país».

Y afirma que «EEUU se fundó en la libertad y la independencia, no en la coerción, la dominación y el control del gobierno. Nacemos libres, y nos mantendremos libres. Esta noche, renovamos nuestra determinación de que Estados Unidos nunca será un país socialista».

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento