Trump les aseguró a refugiados latinos que EEUU nunca será socialista

Desde Miami, Trump se dirigió al exilio de Nicaragua, Venezuela y Cuba para garantizar que "nacimos libres" y así seguiremos.

799
«Nacimos libres»(Fotomontaje de PanAm Post)

Desde Miami, capital del exilio cubano, el presidente Donald Trump emitió un enfático discurso no solo contra lo que sucede en Venezuela, ante lo cual llamó a Nicolás Maduro un «títere de Cuba», sino que advirtió a sus opositores locales, el Partido Demócrata, que su país nació libre y así seguirá. Por tanto, no habrá socialismo en los EE. UU.

Advierte la plataforma de noticias CNN, que hasta el momento el presidente evitó vincular a Venezuela con el auge del socialismo dentro del Partido Demócrata. Sin embargo, ante los resultados de las últimas elecciones legislativas, es claro que esa es la tendencia del partido opositor.

Cabe resaltar la importancia que un medio como CNN destaque este hecho, Pues esta semana quedó al descubierto que premió como periodista del año a un reportero que emitía noticias falsas contra el mandatario.

«Mientras evitó vincular a los políticos demócratas con el Gobierno socialista en Venezuela como lo ha hecho en el pasado, el presidente Trump dirigió brevemente su discurso sobre Venezuela a la política nacional, y prometió que Estados Unidos ‘nunca será un país socialista», afirma el medio.

«Y para quienes intenten imponer el socialismo en los Estados Unidos, nuevamente enviamos un mensaje muy simple: Estados Unidos nunca será un país socialista», aseveró Trump en la conclusión de su discurso.

«Nacemos libres y nos mantendremos libres, ahora y siempre», afirmó. Esta fue una garantía para quienes han huido de regímenes socialistas, en particular de Nicaragua, Cuba y Venezuela. Ya que arriesgaron sus vidas para abandonar a un sistema empobrecedor, de censura, que reprime a quien lo enfrenta en busca de más libertad, no para revivir lo mismo.

Al hacerlo, Trump quebró uno de los tantos mitos en torno a su administración y a él mismo, acusado reiteradamente de xenofobia y de implementar políticas contra los migrantes. Pues aplaudió el esfuerzo de la comunidad venezolana, nicaragüense y cubana, afirmando que su conflicto no es con los migrantes, sino con la inmigración ilegal y las bandas de crimen organizado que se aprovechan de la necesidad de estas personas, vulnerando así a los migrantes y a las comunidades adyacentes a ambos lados de la frontera de México y EE. UU.

«Sabemos lo que puede hacer la libertad en Venezuela porque hemos visto ese futuro aquí en Doral», dijo el mandatario sobre los habitantes de una ciudad con industria desarrollada y un elevado estándar de vida al sur del estado de Florida, habitada casi en su totalidad por migrantes venezolanos.

«Sabemos lo que puede hacer la libertad en Cuba porque hemos visto ese futuro aquí en Miami», dijo desde la ciudad que ha recibido de manera transitoria y permanente a más de 2 millones de cubanos, la sexta parte de la población total.

Fue ahí, donde incluso antes del arribo de los padres de los hispanohablantes se llevó a cabo la «Operación Peter Pan», donde en colaboración con la Iglesia católica, decenas de miles de niños cubanos salieron de la isla escapando del comunismo y fueron recibidos mayormente por la comunidad del sur de la Florida.

Por último, extendió su discurso a los refugiados del régimen sandinista en Nicaragua, comandado por un exguerrillero que gobierna junto a su esposa, a quien proclamó vicepresidente.

«Sabemos lo que puede hacer la libertad en Nicaragua, porque hemos visto ese futuro en Sweetwater «, dijo Trump, respecto a una ciudad de la Florida cuya demográfica se ha visto modificada de manera constructiva por el influjo del país centroamericano.

«Y pronto, con la ayuda de Dios, veremos lo que la gente va a hacer en Caracas, Managua y La Habana. Y cuando Venezuela sea libre y Cuba sea libre y Nicaragua sea libre, este se convertirá en el primer hemisferio libre de toda la historia humana», concluyó.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento