Correa se enriquece con el hambre de Venezuela, denuncia presidente Moreno

El Departamento de Tesoro de EEUU ya sancionó al banco que habría financiado el sueldo de Rafael Correa y sus cómplices con dinero venezolano.

2.665
EFE/José Jácome

Durante la cumbre de mandatarios de Suramérica, en Chile, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, denunció que el expresidente Rafael Correa está actuando, junto con el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, «contra el régimen democrático ecuatoriano y regional».

De modo que quien ya no tiene poder en Ecuador y quien no es reconocido como mandatario en Venezuela estarían conspirando contra el Gobierno de Moreno.

A través de un comunicado, Moreno calificó de «intentos desestabilizadores» los actos encabezados por Correa y Maduro, que «involucran el manejo de recursos públicos» venezolanos.

No se limitó a mencionar el pacto entre ambos líderes, sino que informó que pese a la garve crisis humanitaria que se vive en Venezuela, se destinan recursos que podrían aliviar la crisis en proyectos políticos con los que se busca perpetuar en el poder a quien empobreció a los venezolanos.

Poco después de sus declaraciones, el Departamento de Tesoro de EE. UU. sancionó al banco venezolano que presuntamente estaría financiado el accionar de Rafael Correa.

Se trata del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes). Moreno denunció que el Instituto de Pensamiento Político y Económico Eloy Alfaro, que Correa fundó al final de su mandato, en agosto de 2018 recibió una transferencia de 281.000 dólares por parte del banco venezolano.

El dinero recibido presuntamente sirvió para pagar los honorarios de sus integrantes. Esto incluye a quien está a la cabeza, el expresidente Correa, quien habría recibido 96.200 dólares tanto en cuentas de su país de residencia como en su país natal, Bélgica y Ecuador respectivamente.

«Lo insólito de todo esto es que en un país con hambre, miseria y migración multitudinaria, como Venezuela, se desvíen fondos de un banco del Estado, para alimentar cuentas personales de exfuncionarios que intentan desestabilizar mi Gobierno», dijo Moreno durante el encuentro de presidentes de América del Sur.

Moreno informó que esta información la recibió del servicio de inteligencia ecuatoriano, y alertó que «la misma operación la están llevando a cabo en otros países».

«Tengan cuidado con la injerencia de Nicolás Maduro y de Rafael Correa en próximas elecciones. Habría dineros oscuros de ellos dos, para favorecer a candidatos del mal llamado «Socialismo del Siglo XXI». Eso, en mi país, se considera como delito de peculado. No sé cómo se lo llame en Venezuela», advirtió Moreno.

Delante de los presidentes de Argentina, Mauricio Macri; Brasil, Jair Bolsonaro; Chile, Sebastián Piñera; Colombia, Iván Duque; Paraguay, Mario Abdo Benítez, y Perú, Martín Vizcarra, Moreno hizo este anuncio.

Presidentes de Brasil, Ecuador, Colombia, Chile, Argentina y Perú firman este viernes el acuerdo para la creación del proyecto de integración para Sudamérica: Prosur, en Santiago (Chile). EFE/Alberto Valdés

Pese a haber sido vicepresidente de Correa y por tanto parte activa del socialismo del siglo XXI, hoy Moreno es enemigo declarado de su exbinomio y ha sido duramente crítico hacia el movimiento de izquierda que dominó a la región por más de una década.

Así, hoy es parte de lo que será Prosur, en la sede del Gobierno de Chile, el palacio de La Moneda, para lograr un nuevo ente de integración regional.

Aunque Prosur se anuncia como un organismo de integración regional despejado de ideología, los presidentes de países con gobiernos todavía alineados a regímenes de extrema-izquierda, como Bolivia y Uruguay, no asistieron al evento, sino que enviaron a sus vicecancilleres y embajadores, lo mismo Guyana.

Mientras que Maduro ni siquiera fue invitado, quien sí lo fue es Juan Guaidó, presidente constitucional interino, reconocido como presidente encargado de ese país por más de cincuenta Gobiernos y quien excusó su ausencia en Santiago debido a que está al frente de la crisis que vive su país y denunciando el secuestro de su mano derecha por parte de la dictadura de Maduro.

Días atrás el propio Moreno retiró al Ecuador de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), organismo nacido en 2008 bajo Correa y decidió retirar el monumento de Néstor Kirchner que se encontraba en medio de un complejo que costó más de 43 millones de dólares y que ya no será la sede de Unasur.

Cuando hizo el anuncio del retiro, criticó a los socialistas del siglo XXI por usar la organización para acomodar a sus allegados en puestos políticos.

Hoy surge, en lugar de Unasur, el Foro para el Progreso y Desarrollo de América Latina (Prosur) para quien quiera ser parte.

Mientras tanto, Bolivia, Guayana, Surinam, Uruguay y Venezuela siguen vinculados a Unasur, al igual que el proyecto del socialismo del siglo XXI que, tras la crisis vivida en Venezuela, se está quedando sin fondos.

Y los que consigue están bajo constante vigilancia, como parte de las acciones de EE. UU. contra Maduro para impedir que siga financiando al Ejército y, por tanto, la represión contra civiles.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento