Constitución boliviana permite anular elecciones

El artículo 11 del capítulo 3 permite convocar cabildos como acción de democracia directa

5.229
El Cabildo es una herramienta de la Constitución que les permite a los bolivianos hacer democracia directa. (EFE)

Bolivia se resiste a aceptar que Evo Morales haya anulado sus votos. En rechazo a candidatura ilegal del actual presidente, los ciudadanos convocaron una herramienta constitucional: el Cabildo. Tanto en La Paz como en Santa Cruz emitieron resoluciones donde prometen luchar hasta que Morales renuncie.

Piden la nulidad de las elecciones del 21 de octubre y un nuevo proceso electoral el 15 de diciembre. En el cabildo organizado por los comités cívicos de La Paz resolvieron «luchar hasta que el jefe del Estado Plurinacional ‘renuncie’ al cargo y se convoque a nuevas elecciones, con un nuevo Tribunal Supremo Electoral – TSE y sin la participación de Evo Morales ni Carlos Mesa«.

“Las organizaciones no descansarán hasta sacar a este Gobierno, porque no ha respetado la CPE (Constitución Política del Estado), la democracia, el voto del pueblo”, anunció desde el cabildo el dirigente cocalero de Adepcoca, Alex Quisbert. Bajo el grito de «¡libertad!» denunció que los cocaleros de Yungas fueron “masacrados, encarcelados, perseguidos. Tenemos 30 detenidos, estamos cansados”.

#ParoCívicoIndefinido#RenunciaEvoYa

Posted by Comité pro Santa Cruz on Thursday, October 31, 2019

«A partir de ahora ya no es presidente, es asesino»

Además, declararon duelo nacional en homenaje a las víctimas fatales de la represión en las protestas contra lo que denominan la instauración de una dictadura. Hasta el momento, se reportan al menos dos muertos en Montero, Santa Cruz.

Ante lo cual, además de dictador, ahora le llaman “Evo asesino”. Así lo sentencia el abogado y rector universitario Waldo Albarracín, quien fue brutalmente golpeado el día que empezaron las protestas tras las irregularidades en las elecciones. Agregó que también se debe castigar a “los autores materiales, sicarios y francotiradores, ellos obedecieron la orden e Evo, que ahora es un delincuente, un asesino”.

No es un golpe de Estado, el Cabildo respeta la Constitución

Albarracín aclara que el accionar del cabildo no se trata de un golpe de Estado, sino de hacer respetar la Constitución.

De acuerdo con el artículo 11 del capítulo tres de la Nueva Constitución Política del Estado:

«I. El Estado adopta para su gobierno la forma democrática participativa, representativa y comunitaria, con equivalencia de condiciones entre hombres y mujeres. II. La democracia se ejerce de las siguientes formas, que serán desarrolladas por la ley: 1. Directa y participativa, por medio del referendo, la iniciativa legislativa ciudadana, la revocatoria de mandato, la asamblea, el cabildo y la consulta previa, entre otros. Las asambleas y cabildos tendrán carácter deliberativo».

El siguiente paso es, a partir del lunes 4 de noviembre, lograr la renuncia del TSE, para así conseguir la anulación de las elecciones. En la última semana ya renunció el vicepresidente de esta institución. Por medio de su carta de renuncia irrevocable, el exvicepresidente del TSE anunció que su retiro se debe a «la desatinada decisión de la Sala del Tribunal Supremo Electoral de suspender la publicación de los resultados del sistema de transmisión de resultados preliminares electorales – TREP”.

Agregó que él no participó de esa decisión, “pese a ser vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral”, “situación que derivó en la desacreditación de todo el proceso electoral, ocasionando una innecesaria convulsión social, que espero sea pronto solucionada. Primero está Bolivia».

Fue un episodio más de las irregularidades del TSE. Los bolivianos no olvidan que fue el mismo TSE quien, contra la Constitución y el voto popular, le permitió a Morales ser candidato presidencial ilegalmente, al declarar que este era su derecho humano y los vocales que denunciaron las presiones sufridas se vieron obligados a renunciar.

La destrucción de la naturaleza pesa contra Morales

Los motivos para la no renovación del mandato de Morales son múltiples. Ahora se suman las 5,3 millones de hectáreas incendiadas como consecuencias del decreto que Morales firmó, el cual permite la quema indiscriminada en cualquier época del año.

Para el exmagistrado Gualberto Cusi, al igual que para los cívicos de La Paz y de Tarija, “el daño a la Chiquitania” es motivo suficiente para que Morales no esté más a cargo del país.

Por último, el cabildo sirvió “para acusar al Gobierno del MAS por aplicar terrorismo de Estado contra el pueblo“. Entonces, los integrantes del cabildo no reconocen las auditorías de la Organización de los Estados Americanos (OEA), pues no olvidan la postura de Luis Almagro frente a la candidatura ilegal de Evo Morales: “Mi posición sigue siendo la misma: la reelección no es un derecho humano, pero no tengo ningún instrumento institucional para oponerme a un dictamen, a un fallo de la Corte Suprema boliviana (en este caso Tribunal Constitucional) al respecto porque además el sistema americano nunca dijo nada al respecto”, fueron las palabras del secretario general de la OEA.

Con lo cual los bolivianos ya no esperan nada de organismos internacionales, tampoco de las instituciones locales, sino que serán los ciudadanos en las calles quienes se encargarán que de sacar a Morales del Palacio.

«A los dictadores no se los saca por las urnas, se los derrota en las calles”, sentenciaron los manifestantes en el cabildo.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento