1 de enero: Bolsonaro celebra primer año cumpliendo promesas electorales

Bolsonaro terminó con la desigualdad entre la casta política y la sociedad civil al poner fin a los privilegios del sector público

1.872
Un año después de asumir la presidencia de Brasil, Bolsonaro terminó con los privilegios de los políticos y fortaleció al sector privado. (Twitter)

El 1 de enero se cumple el primer aniversario de la presidencia de Jair Bolsonaro en Brasil. Entre lo más sobresaliente está el quiebre de la desigualdad entre la clase política y la población civil, pues terminó con los privilegios del sector público, lo cual le ahorrará miles de millones a los brasileros productivos.

Los funcionarios públicos en Brasil son 1 millón de personas y ganan el equivalente a 20 millones personas en el sector privado, es la gran máquina de desigualdad brasilera. Con esa reforma se espera ahorrar 1 billón de reales en 10 años (250 mil millones de dólares) lo que permitirá inversión en infraestructura y disminución de la brutal carga tributaria brasilera.

La sociedad civil le dio el voto a Bolsonaro para achicar el Estado y lo logró

Lo más sobresaliente es que se logró no por medio de artimañas políticas, con el dinero e influencia de los políticos. Sino que el Gobierno hizo una buena estrategia de comunicación, utilizó su capital político con las masas electorales, presionando los diputados a través de redes sociales, y organizando a la sociedad civil mostrando que quien votase en contra quería el default de Brasil.

También se aprobó la ley de la Libertad Económica, que busca disminuir la burocracia y permitirá crecer a los emprendedores. La bolsa de valores llegó a casi 120 mil puntos (con Dilma fueron 40 mil).

En lo que va del año se han generado más de un 1,1 millón de empleos en Brasil.

Bolsonaro enfrentó al mundo por el incendio en la Amazonía, mientras Evo Morales goza de impunidad

Eso a nivel local. En cambio en lo internacional, Bolsonaro se enfrentó al mundo. Pues los incendios en la Amazonía desataron una campaña en su contra, donde incluso se propuso ante la ONU quitarle a Brasil el control de la selva para que sea «global». Pero las estadísticas mostraron que los incendios fueron más escasos que lo normal y que fue una campaña con fines políticos.

Quedó al descubierto el arraigo ideológico del supuesto ambientalismo, quedó al descubierto cuando en la vecina Bolivia donde el ahora expresidente Evo Morales firmó un decreto para permitir la quema de los bosques sin restricción de tiempo, quebrando así el ciclo natural y la técnica ancestral, que provocó la destrucción de más de 5,3 millones de hectáreas y mató a 2,3 millones de animales.

Sin embargo, el líder boliviano no fue condenado a nivel mundial, por el contrario participó de la cumbre del cambio climático como héroe ambiental. Culpó al sistema capitalista del daño ambiental. Pese a que bajo su Gobierno —del partido Movimiento Al Socialismo— Bolivia sufrió el peor siniestro de su historia, ejecutado desde el Estado.

Mientras que en Brasil, fiel a las sospechas de Jair Bolsonaro, se demostró que los incendios fueron provocados nada menos que por supuestos ambientalistas.

Entre ellos, cuatro miembros de la Brigada de Bomberos Alter do Chão (Daniel Gutiérrez Govino, João Victor Pereira Roman, Gustavo de Almeida Fernandes y Marcelo Aron Cwerver) fueron arrestados el martes 26 de noviembre por presunto incendio provocado en el Área de Protección Ambiental (APA).

«Comenzamos a rastrear el movimiento de los cuatro sospechosos. Notamos que su entidad legal obtuvo un contrato con (Fondo Mundial para la Naturaleza, en inglés World Wide Fund for Nature) WWF, vendió 40 imágenes a WWF para uso exclusivo por 70 000 reales (16 500 dólares), y WWF recibió donaciones del actor Leonardo DiCaprio en 500 000 reales (117 000 dólares) para ayudar a las ONG a combatir los incendios forestales en la Amazonía», dijo durante una conferencia de prensa, el jefe de la Policía Civil del Interior, José Humberto Melo Jr.

En Brasil aumentó la muerte de delincuentes y bajó la de inocentes

También informa la policía que en Brasil hay menos muertes violentas que en la última década. Así lo anunció el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, el juez a cargo de purgar a la política de sus referentes más corruptos, entre ellos envió a Lula Da Silva a prisión y logró que Dilma Roussef no pueda terminar su mandato por sus vínculos a la corrupción con fondos estatales.

A nivel nacional el homicidio bajó 22,6 %. Además de la violencia, también disminuyó el robo. En Río de Janeiro bajó 3,6 % el robo callejero, que incluye el robo de peatones, el robo colectivo y el robo de celulares. Estos últimos siguen siendo los delitos que más afectan a la población, causando lesiones personales y pérdida de documentos. Hubo un total de 88 596 casos reportados de enero a agosto de 2018, frente a 85 513 en el mismo período de este año.

La única cifra que aumentó fue la cantidad de delincuentes que murieron durante enfrentamientos armados con la policía. En el caso de Río de Janeiro, incrementó en un 16,2 %.

Con Bolsonaro, Brasil dejó de ser el banco de Cuba y Venezuela

Mientras el Partido de los Trabajadores estuvo en el poder, el dinero de los contribuyentes brasileros no solo financió obras en tiranías como Cuba y Venezuela (solo la expansión del Puerto de Mariel costó 957 millones de dólares, financiados por el Estado brasilero) sino que además otorgó préstamos. Hasta octubre de 2018, Cuba le debía al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) USD $17,4 millones en cuotas vencidas en junio, julio y agosto.

Como Brasil era garante de Cuba, además de regalarle dinero para obras, también le pagaba préstamos internacionales para no perder credibilidad.

«El no pago por parte de Brasil tendría consecuencias indeseables para el país, por lo dejaría de ser considerado un buen pagador por bancos internacionales y el propio BNDES», explicó el exministro de la Secretaría de Gobierno, Carlos Marun.

En plena campaña presidencial, Jair Bolsonaro anunció que con su gobierno eso llegaría a su fin, pues su lema de campaña fue «Brasil encima de todo». Como tal, anunció que BNDES no estaría más al servicio de tiranías y así lo ha cumplido.

Bolsonaro terminó con la esclavitud de los médicos cubanos

Tanto es así que Bolsonaro le negó al régimen cubano su mayor fuente de ingresos, el sueldo de los médicos —del cual expropiaban entre el 75 y 95 %— lo que significaba 500 % (11,5 mil millones de dólares en el 2016) de lo que produce el turismo.

Aunque ofreció asilo a los médicos que quieran quedarse tras ser desvinculados de Cuba, Bolsonaro dijo que podían permanecer bajo ‘tutela cubana’, bajo la condición de ser examinados, viajar con sus familias (Cuba les obligaba a viajar solos) y tener un sueldo digno, es decir, Brasil admitiría la permanencia de los médicos. Pero La Habana no lo permitió y los retiró.

La disminución de la criminalidad va de la mano con la reducción de la burocracia, así aminora los casos de corrupción

Y es que su gestión se ha caracterizado por la desburocratización. Bolsonaro superó por 3,5 millones el dinero que pretendía recaudar privatizando en la primera semana de octubre, tres meses antes de terminar el primer año de su gestión. Su Gobierno había propuesto la meta de veinte mil millones de dólares de ganancia como resultado de las privatizaciones en su primer año de gestión.  La información la dio a conocer la Secretaría Especial de Privatización, Desinversión y Mercados del Ministerio de Economía.

Dicha secretaría planteó el objetivo para el 2021: privatizar Brasil por completo, desde cárceles hasta aeropuertos pasando por el saneamiento básico.

Así se genera aún más empleo y la oferta de servicio pasaría a la sociedad civil, en lugar de la clase política que hasta ahora ha vivido a expensas de los demás.

*Nota realizada junto a Lucas Ribeiro, magíster en política y relaciones internacionales.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento