¿Espías o esclavos? Los polémicos médicos cubanos llegan a Argentina

Brasil denuncia esclavitud de médicos cubanos, Bolivia y Venezuela muestran cómo esos galenos instigan a la protesta y condicionan la atención con fines políticos

10.489
Argentina: régimen comunista cubano esclaviza a sus médicos (EFE)

La pandemia del coronavirus trajo consigo un problema aún mayor, el creciente control del Estado. Y qué mejor para lograrlo que importar referentes de la dictadura más larga del continente: Cuba.

Una delegación de 500 médicos cubanos podría llegar a Argentina en medio de esta crisis. Lo que pocos saben es que trabajan en condiciones de esclavitud, mientras el régimen comunista se enriquece a sus expensas.

El Partido Comunista, el único permitido en la isla, expropia entre el 75 y el 90 % de los salarios de los médicos.

Esto quedó al descubierto cuando Jair Bolsonaro asumió la presidencia de Brasil y estableció que los 11 000 médicos cubanos que llegaron al país mediante la gestión de Dilma Roussef (que tuvo que abandonar la presidencia por sus vínculos con la corrupción) podían quedarse en Brasil con la condición de viajar con sus familias (cosa que el régimen comunista prohíbe), ganar la totalidad de sus sueldos y ser evaluados académicamente.

En lugar de garantizar condiciones laborales dignas a sus doctores, el régimen comunista prefirió retirarlos del país y así perder más de 33 millones de dólares por mes.

Además del beneficio económico para la clase política cubana, las brigadas médicas cumplen un fin logístico.

Tanto en Bolivia como Venezuela han presentado denuncias y evidencia que los galenos son utilizados como herramientas de adoctrinamiento.

En el caso de Bolivia, cuatro supuestos miembros de las brigadas médicas fueron detenidos por instigar e incluso financiar protestas violentas.

Mientras que en Brasil y Venezuela fueron denunciados porque exigen a los pacientes lealtad política al régimen chavista a cambio de recibir tratamiento, además de impartir propaganda.

Críticas ante el arribo

Ahora Argentina está en la mira.

Hubo un ofrecimiento de la embajada de Cuba de sus profesionales. La verdad es que hoy no está nada resuelto todavía porque hay cuestiones de logística, de traslado», señaló desde el núcleo del kirchnerismo, el gobernador de Buenos Aires Axel Kicillof. La intención del gobierno es dilatar el tema y poner paños fríos, ya que las críticas y las alertas no tardaron en llegar.

El gobernador dijo que si “no se cubre la demanda” se consideraría importar a los médicos cubanos. No obstante, el colegio de médicos de la provincia rechazó la presencia de sus pares cubanos.

Hay 4 doctores por cada 1 000 habitantes en Argentina. Esto supera a los Países Bajos, donde son 3,5; en Francia 3,2; Reino Unido 2,8 y en Canadá 2,6, al igual que EE.UU.

Por eso es que entre las críticas respecto a la llegada de los supuestos galenos cubanos es que en efecto no son doctores sino «espías» y «comisarios», según denunció Laura Alonso, la encargada de la Oficina Anticorrupción durante la gestión de Mauricio Macri.

Por su parte, el exembajador argentino en China, Diego Guelar, advirtió sobre el “trabajo forzado” que los especialistas realizan y señaló: “no somos Venezuela”.

La que eligió la ironía para quejarse del arribo fue la periodista Silvia Mercado. Ante la grave situación de la pandemia en Argentina, la comunicadora manifestó “estamos salvados”.

Por su parte el medio oficialista ruso RT (Russia Today) acusa a los políticos y periodistas críticos del envío de médicos cubanos como un resurgir de la Guerra Fría.

Lo cierto es que lo que se vive en la realidad es más cercano a una guerra de información, donde los referentes del socialismo del siglo XX buscan proclamarse héroes de la humanidad en medio de esta crisis humanitaria, para así tapar sus atropellos contra la población civil en sus respectivos países.

En el caso de Cuba es aún más sobresaliente. Pues a cambio de los médicos que exporta obtiene hasta 500 % más dinero de lo que produce la industria del turismo. Mientras ostenta el régimen comunista ante el mundo la gratuidad de su servicio, recauda millones de dólares y deja a los cubanos en las zonas rurales sin atención médica.

*Esta nota fue elaborada junto a Marcelo Duclos.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento