Pareja detiene con armas irrupción violenta de Black Lives Matter en su propiedad

«El gesto es un bello canto al amor a lo propio y a la valentía en la autodefensa. Nadie dude: habrían saqueado la casa de no estar esa pareja con ese hierro disuasorio»

13.064
Mark and Patricia McCloskey emerge Sunday evening from their Portland Place house pointing guns at demonstrators who were on their way to protest in front of St. Louis Mayor Lyda Krewson’s house. (NPR)

Manifestantes de Black Lives Matter irrumpieron un barrio privado, en St. Louis, Missouri, supuestamente en busca de la alcaldesa demócrata Lyda Krewson. Pero al ingresar al terreno fueron detenidos enseguida por una pareja armada.

Los abogados Mark y Patricia McCloskey han sido duramente criticados por apuntar sus armas contra los activistas. Sin embargo, en varios videos se puede escuchar a los miembros de Black Lives Matter decir: «¡Vámonos!», «¡Estamos en propiedad privada!». Es decir, no estaban en un sitio público. Estaban cometiendo una contravención. De hecho, los manifestantes violentaron la puerta de la urbanización para poder entrar al barrio privado.

En vísperas del 4 de julio, fiesta de la independencia de EE.UU., los McCloskey se han convertido en íconos de la defensa de la vida, propiedad y libertad, los derechos naturales que corresponden a todo ser humano.

En entrevista con NBC, el abogado dijo tembloroso que la alcaldesa no vive en su barrio y antes de empuñar su arma fue amenazado por los manifestantes. Le dijeron que él, su familia e incluso su perro serían asesinados y su casa ocupada por los manifestantes luego de incendiarla.

McCloskey destacó la contradicción que implica que los manifestantes hayan marchado para exigir la destitución de la alcaldesa por exhibir los nombres de los manifestantes y ahora la identidad de él, su esposa, su empresa, la dirección de su casa, todo fue revelado.

Denunció que hay asesinatos todas las noches, siendo jóvenes negros las principales víctimas pero que no tienen relevancia salvo que logren ventaja política. Se declaró solidario con la causa de los derechos civiles y agregó que está defendiendo el caso de un un joven que sufrió abuso policial.

Por ello exclamó que no se trata de manifestantes pacíficos sino de  marxistas revolucionarios: «No son protestas, es una revolución, la definición del terrorismo es sembrar el terror por medio de la violencia».

Comúnmente activistas de izquierda generan la falsa dicotomía que personas como los McCloskey hacen prevalecer lo material sobre las vidas, cuando hay reclamos porque las manifestaciones de este tipo se caracterizan por el vandalismo.

En la ciudad de Saint Louis, Missouri, ha habido incluso asesinatos. La primera víctima fue David Dorn, un policía jubilado de 77 años que acudió al llamado de un amigo cuyo local fue saqueado durante las manifestaciones de Black Lives Matter.

El anciano intentó dialogar con los activistas y estos respondieron con disparos. El asesinato fue filmado en vivo, vía Facebook, lo que permitió la inmediata detención del culpable; además el detenido tenía en su poder un televisor robado del local saqueado, dicho robo fue filmado por la cámara de vigilancia del local.

En teoría, la consigna Black Lives Matter significa las vidas negras importan. En la práctica, solo aplica cuando el victimario es policía, no cuando es la víctima.

El clima de robos y violencia en las calles de Saint Louis llevó al matrimonio McCarthy a defenderse. Su accionar generó revuelo internacional, incluso lo exaltó un parlamentario europeo.

De acuerdo con la primera enmienda de la Constitución de EE.UU., se respeta el libre ejercicio de la religión, la libertad de expresión, o de prensa o el derecho de las personas a reunirse pacíficamente y solicitar al Gobierno una reparación de quejas.

Por tanto siempre y cuando una protesta sea pacífica es válida y muchas de las manifestaciones de Black Lives Matter lo han sido. No obstante, en Saint Louis Missouri los incidentes violentos han sido varios.

El pasado fin de semana, los activistas vandalizaron la estatua de San Luis, patrono de la ciudad y cuando un grupo de católicos rezó un rosario ahí y limpiaron las pintadas, fueron atacados y un sacerdote brutalmente golpeado.

Según muestra el material audiovisual, los católicos presentes no mostraron resistencia.

Es más, uno de los concurrentes en defensa del patrimonio histórico llevaba una camiseta que decía «all lives matter», o sea «toda vida importa». Por ello, fue amordazado y golpeado.

Mostrando así que la causa de Black Lives Matter no se trata de lograr un trato igualitario, tampoco de proteger a toda vida negra, pues los principales afectados por la brutalidad y saqueos han sido precisamente la comunidad afroamericana (que incluye migrantes nacidos en el continente africano que han perdido todo por causa de los destrozos).

Por medio de Movement For Black Lives (M4BL), la coalición de activistas de Black Lives Matter emitieron una proclamación de demandas de un socialismo racial.

Es la aplicación del fundamento marxista de la lucha de clases aplicada a la guerra racial. Y no protege ni siquiera a la población negra. Ya que pasan a ser «desclasados» si no acatan los postulados y su vida corre riesgo si ejercen el oficio del enemigo: policía.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.