Exesposa del fiscal Nisman asegura que fue asesinado un día antes del hallazgo

0
Sandra Arroyo Salgado (Twitter)
Para la jueza Sandra Arroyo Salgado su exesposo murió el sábado y no el domingo cuando su cuerpo fue encontrado. (Twitter)

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado, exesposa de Alberto Nisman y madre de sus dos hijas, manifestó que la muerte del fiscal se trató de un homicidio científicamente probado y que el deceso se produjo el sábado a la noche y no el domingo 18 de enero de 2015 cuando fue encontrado.

Nisman estaba a cargo de la investigación del atentado a la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) en 1994 y había denunciado a Cristina Kirchner y a los dirigentes cercanos al expoder Ejecutivo, Luis D´elía y Fernando Esteche, y al excanciller Héctor Timerman, por negociar un supuesto encubrimiento junto a las autoridades iraníes.

El fiscal fallecido había anunciado a los medios de comunicación que se presentaría en el Congreso de la Nación para ampliar su denuncia, pero el día anterior al acontecimiento que esperaba el país, apareció muerto de un disparo en la cabeza.

“Los peritos nos explicaron que el cuerpo de Nisman había entrado en un proceso de putrefacción de manera tal que para ubicar la data de la muerte, tomando el horario en el que empieza la autopsia, 36 horas antes, que es el plazo en el cual empieza ese proceso, sitúan la data de la muerte entre la noche del sábado y la madrugada del día domingo”, destacó Salgado.

 

Para la jueza “la laxitud del cuerpo al punto de que la cabeza de Nisman cae como un péndulo en la camilla” por lo que ya se encontraría en proceso de putrefacción, lo que demostraría la tesis planteada por la querella.

La exesposa de Nisman argumentó que, más allá de las cuestiones científicas, su relación con Nisman no le dejan dudas que murió el sábado a la noche, ya que “era sumamente comunicado” y desde ese momento el ya no tocó más el teléfono. Entre los otros elementos que le brindan esta certeza a Salgado se destacan que Nisman no tocó el periódico del domingo, que usualmente lo esperaba en su puerta, y que la cama se encontraba abierta de una forma diferente a lo que el fiscal fallecido acostumbró en sus 17 años de convivencia con ella. “Él nunca hubiera dormido como se ve en las fotos de la Policía Federal”, advirtió.

Fuente: Infobae.

Comentarios