Hebe de Bonafini: El personaje más impune de la política argentina

La titular de Madres de Plaza de Mayo al menos se sinceró y reconoció que defiende a los delincuentes

1.170
Violenta, xenófoba, autoritaria, antisemita y personalista…pero de izquierda. (Twitter)

Hebe de Bonafini, que para la izquierda es el símbolo más puro de (lo que ellos consideran) la lucha por los Derechos Humanos, nuevamente fue responsable por unos dichos repudiables.

En esta oportunidad, cuando comentó los motivos por los que se hará presente en la manifestación de este 21 de febrero contra el Gobierno de Mauricio Macri, Bonafini reconoció que lo hará en defensa de los delincuentes.

El caso del turista norteamericano y el policía Chocobar

Los dichos de la dirigente de Madres de Plaza de Mayo tuvieron que ver con el apoyo que el presidente argentino le brindó al oficial que ultimó a un joven delincuente, que junto a un cómplice apuñaló 10 veces a un turista para robarle la cámara fotográfica.

Cuando esta tarde hizo referencia a que la marcha opositora no es propiedad del sindicalista Hugo Moyano, Bonafini declaró:

“La marcha no es de Moyano. Las Madres convocamos a la marcha y es de todos, de los que no tienen trabajo, de los que no quieren perder el trabajo, de los compañeros que están pidiendo las paritarias, de los maestros, de los médicos, de los pibes que tienen hambre, de los pibes chorros que los matan en los barrios, de las madres de esos pibes que piden justicia, de los presos políticos, de las mujeres…la marcha es de todos”.

Si bien los otros grupos que convocan hicieron referencia a los salarios de los docentes y a las paritarias, nadie mencionó a “los pibes chorros”, como supuestas víctimas que tengan que ser defendidos del Gobierno y reivindicados.

Cabe destacar que el término “chorro” en el lunfardo argentino hace referencia al ladrón. Por lo que la afirmación de Bonafini está relacionada directamente a la muerte del delincuente y a la aparición de su madre en los medios de comunicación.

Esta no es el primer exabrupto de la dirigente kirchnerista defendida por el papa Francisco. Además de sus causas por desvíos y malversación de fondos públicos en la construcción de “viviendas sociales”, Hebe de Bonafini tiene un deplorable historial de frases desafortunadas.

Cuando ocurrió el atentado terrorista contra las Torres Gemelas en Nueva York, en septiembre de 2001, Bonafini dijo: “Me alegré mucho. Me puso contenta de que alguna vez, la barrera del mundo, esa barrera inmunda llena de comida, esa barrera de oro, de riquezas, se les cayera encima. No me dolió para nada el atentado”.

Otra cuestionada expresión fue cuando le cuestionaron los modos, luego de llamar a tomar la Corte Suprema ante un fallo adverso en momentos del kirchnerismo, manifestó: “Basta de ser democráticos para ser buenitos. Yo me cago en los buenos, yo no soy buena”.

En una oportunidad, cuando un grupo de la comunidad boliviana hizo un velatorio público en la Plaza de Mayo, como protesta por la inseguridad que se habría cobrado una víctima, Bonafini los corrió: “¡La plaza es nuestra, váyanse de nuestra plaza, bolitas hijos de puta! ¡Váyanse bolivianos de mierda!”.

La mayoría de estas manifestaciones serían cuestionadas duramente por toda la izquierda argentina, que en lo concreto, de “igualitarista”, tiene muy poco, ya que los beneficios y privilegios que le otorgan a Bonafini, no se los dan a nadie más.

 

 

 

Comentarios