La inflación, triste costumbre argentina: 47,6 % en 2018

El INDEC anunció las cifras finales del año pasado, las peores en 27 años.

¿Es momento de terminar con el peso argentino? Con el desempeño histórico del Banco Central, la moneda nacional ya perdió 13 ceros. (Fotomontaje PanAm Post)

Sin dudas la inflación es una de las principales falencias de la gestión de Mauricio Macri y de Cambiemos. Hoy, las palabras del actual presidente de 2015 en medio de la campaña, sobre lo sencillo que sería resolver este problema se convirtieron en una pesada cruz a meses de disputar la reelección.

Antes de comenzar con su mandato, ante una pregunta que hacía referencia a la dificultad de solucionar este flagelo, un Macri convencido respondió: «Nooo…¿¡qué va a ser difícil!? Nooo… no… la inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar. En mi presidencia la inflación no va a ser un problema». A tres años de su llegada al Gobierno, la inflación de 2018 fue del 47,6 %. Esto significa que ha sido el peor año desde la salida de la última hiperinflación, antes de la convertibilidad de Carlos Menem y Domingo Cavallo.

Ni la tasa de interés, que fue llevada al 70 % anual, pudo frenar la caída del valor adquisitivo del peso, que redujo su valor a la mitad durante el año pasado. Sacando la tragedia venezolana, la Argentina ya tiene 12 veces más inflación que los países de la región.

Según el mismo Banco Central, su relevamiento de Expectativas de Mercado indica que la presión alcista en los precios minoristas continuará este año y las consultoras privadas no esperan nada muy por debajo del 30 % para el cierre.

Cabe destacar que se trata de un año electoral, por lo que no será el mejor contexto político para aspirar a mejoras importantes en materia de responsabilidad fiscal y monetaria. Si se siguen emitiendo títulos de deuda, las expectativas de los agentes económicos considerarán que eso se convertirá en una expansión del dinero a futuro, por lo que la problemática del déficit va más allá de la emisión del corto plazo. Argentina necesita urgentemente reformas serias.

«Lo menos que pueden hacer es pedir disculpas»

Alberto Medina Méndez, presidente de la Fundación Club de la Libertad, emitió un duro comunicado tildando de «arrogantes» a los funcionarios que ignoraron las advertencias de los economistas liberales.

Cuando uno se equivoca tanto, lo menos que puede hacer es pedir disculpas y decir me equivoqué. Sin eufemismos ni retorcidas vueltas, porque en definitiva equivocarse es una posibilidad.

La meta de inflación que el Gobierno se había pautado para 2018 era del 10 %. El error de cálculo fue notorio.

Críticas de los economistas en redes sociales

José Luis Espert, precandidato presidencial, eligió la ironía para hacer referencia al «mejor equipo en 50 años», como el mismo macrismo se autodenominó.

Por su parte, Carlos Rodríguez criticó la estrategia de utilizar la tasa de interés para controlar la inflación y advirtió nuevamente: «No va a andar, está mal!».

Por su parte, Diego Giacomini se refirió al «repudio» que genera la moneda nacional. «El argentino ya no te va a creer; y mucho menos en el tiempo que se necesita», indicó.

 

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento