Castello: pesadilla del intendente de Mar del Plata y del sindicato de taxis

El diputado de Cambiemos enfrentó al jefe municipal de su propio espacio político y fue el primer pasajero de Uber en la costa argentina.

157
Carlos Arroyo, el intendente que no pudo controlar al diputado liberal que defendió la llegada de Uber a Mar del Plata. (Fotomontaje PanAm Post)

En la Ciudad de Buenos Aires la batalla legal por el ingreso de Uber fue diferente. El intendente macrista Horacio Rodríguez Larreta se manifestó en contra de la competencia y la legislatura local votó una ley liberticida con el 100 % de los votos. Igualmente, cuando se buscó poner en práctica, la justicia la descartó y todo quedó en la nada. Hoy, en CABA cada día más personas utilizan la aplicación para transportarse por la ciudad. No por eso dejaron de funcionar los taxis.

En General Pueyrredon (partido de la provincia de Buenos Aires donde se encuentra Mar del Plata) el intendente, también macrista, Carlos Arroyo, se expresó en el mismo sentido que Larreta. Con comunicado oficial del municipio y todo. Uber no está permitido, Uber no es legal, Uber no entra. Pero a diferencia de la legislatura porteña cómplice, Arroyo se encontró con un legislador que lo desafió y lo terminó humillando. El liberal proveniente de la Coalición Cívica Guillermo Castello.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

El díscolo de Cambiemos, que ya se ha enfrentado varias veces a su propio bloque a la hora de discutir impuestos y presión impositiva, no solo avaló la llegada de la competencia a taxis y remises, sino que se convirtió en el primer pasajero en utilizar el servicio en Mar del Plata generando la indignación total del Ejecutivo municipal y del sindicato de taxis.

El diputado comentó su experiencia en las redes sociales y todos los medios locales hicieron eco de la noticia.

El sindicato de taxis: nervioso

“Tengo tantas cosas para decir de Castello, pero voy a decir que es un impresentable. Me quisiera acordar de su mamá, de su familia y la verdad no quiero quedar como un irrespetuoso. Es una persona nefasta, repugnante que en algún momento nos tiene que decir en la cara todas las cosas que dice que somos mafiosos, y en verdad somos simples trabajadores que tenemos orgullo y las cosas las decimos en la cara, no a través de un micrófono”. Las palabras pertenecen al titular del Sindicato Único de Peones de Taxis, Donato Cirone.

Ahora va por la intendencia

Castello, que se encontraba evaluando la posibilidad de competir por la intendencia, luego del enfrentamiento con Arroyo se decidió: «Voy a ser candidato», manifestó el legislador liberal. Según el diputado provincial de la Coalición Cívica, el actual intendente es una persona que no entiende la innovación y «atrasa 30 años».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento