Milei, Lazzari y Giacomini le quitan el apoyo a la candidatura de Espert

Fue por el diálogo que entabló el economista y su equipo con un partido poco afín a las ideas liberales.

5.447
Para los populares economistas, el equipo de Espert entró en negociaciones con un partido incompatible con las ideas de la libertad, por lo que decidieron quitarle el apoyo público. (Fotomontaje PanAm Post)

El microclima liberal argentino está revuelto. En la tarde de ayer, los economistas Javier Milei, Diego Giacomini, Gustavo Lazzari, Mariano Fernández y el abogado Adolfo Paz Quesada emitieron un breve comunicado donde indicaron que dejaron de “sostener” la candidatura presidencial de José Luis Espert. Los motivos de la decisión tienen que ver con la negociación del espacio del candidato liberal con el veterano  dirigente político Alberto Asseff, titular de “UNIR” (Partido Nacionalista Constitucional).

En las pocas líneas del documento, que generó un importante revuelo en Twitter, los firmantes indicaron:

“Lamentamos informar a la opinión pública que, debido a las conversaciones recientemente mantenidas por el Equipo Espert con el Dr. Alberto Asseff, en representación del Partido UNIR y, dados los antecedentes políticos e ideas vertidas por su grupo de gente, contrarias a las ideas de la libertad de las que no sólo estamos convencidos, sino que consideramos como forma de vida y único camino a la prosperidad individual y como sociedad, los aquí firmantes nos vemos obligados a dejar de sostener la candidatura de José Luis Espert a la Presidencia de la Nación”.

Hasta hace pocas horas, el Equipo Espert no había tenido comunicación con los firmantes del documento, por lo que el grupo que trabaja en la candidatura del autor de La Argentina Devorada y La sociedad cómplice se habría enterado por las redes sociales, como todo el mundo.

El pasado 5 de marzo, José Luis Espert había compartido una foto en las redes sociales, donde informó sobre el nuevo paso del frente «Despertar» junto a Alberto Asseff.

El documento firmado generó apoyos y críticas. Por un lado se manifestaron los que consideraron que los economistas han actuado de acuerdo a sus principios fundamentales y por otro, los que advirtieron que el comunicado fue desafortunado, ya que representa un golpe a la candidatura de Espert en un momento importante. El economista acababa de regresar de una exitosa gira en los Estados Unidos, que fue cubierta por la mayoría de los medios argentinos que se hicieron eco de la noticia.

En favor de Milei, Giacomini, Lazzari y compañía, hay que decir que ir de la mano de estos partidos sería algo, al menos, complicado para un liberal de convicciones. El «dueño» del partido en cuestión ha estado con personajes de todo el espectro político, e incluso se ha llegado a fotografiar con el neonazi Alejandro Biondini. La página del partido UNIR deja en claro que las ideas liberales no son lo que priman en la fuerza política: abogan por el regreso del servicio militar obligatorio, hacen gala de un nacionalismo infantil y proponen una economía con una importante cuota de control gubernamental. Solamente la propuesta de reducir la carga impositiva parece ser el aspecto compatible con las ideas de Espert.

También es justo decir que, conociendo a Espert, no es posible considerar un escenario donde el economista haya cedido en materia de principios para formalizar un acuerdo. La propuesta del economista es clara y su núcleo principal de ideas es lo que lo llevó a la aventura de la postulación presidencial. Si hay un candidato convencido de sus propuestas, sin dudas es José Luis Espert. Sin embargo, estos acuerdos no son gratuitos.

Sin dudas que Asseff se lleva «algo» a cambio de facilitar su partido. Aunque esta negociación en particular no es pública, desde que se incrementaron las restricciones para la formación de nuevos partidos políticos, que los dueños de varias agrupaciones preexistentes comenzaron a explotarlas como una Pyme. En algunos casos se facilitan por grandes sumas de dinero y en otros por lugares con posibilidades en las listas de candidatos legislativos.

Los operadores del proyecto Espert Presidente se decidieron por la estrategia de generar acuerdos para conseguir los partidos que solicita la justicia electoral para formalizar las candidaturas. Consideraron que no era viable la creación de una fuerza política propia en corto tiempo y comenzaron a buscar estos acuerdos.

Los economistas que le quitaron el apoyo a la candidatura tienen razón en espantarse de estos personajes de la política, pero lo cierto es que del día uno que el equipo de campaña de Espert se decidió por esta estrategia, es claro que no había ninguna otra posibilidad que no sea tejer estos acuerdos.

Más allá de las dos posturas en cuestión, lo cierto es que este episodio no hace otra cosa que incrementar la necesidad de que el liberalismo argentino cuente con partido propio.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento