Paraguay: “Itaipú todavía puede terminar en juicio político contra el presidente”

PanAm Post conversó con Víctor Pavón sobre el escándalo que sacude a la política paraguaya

190
La oposición quiere la salida de Mario Abdo Benítez. Las divisiones en el Partido Colorado, claves para lo que viene. (Fotomontaje PanAm Post)

El 24 de mayo se firmó un acuerdo entre Brasil y Paraguay sobre los términos de la contratación anual de potencia energética de de la planta hidroeléctica Itaipú. Ambos países comparten la titularidad de la represa, por lo que representantes de los dos lados de la frontera negocian y actualizan los términos contractuales periódicamente. Pero la última actualización generó una crisis política que se puede terminar llevando puesto al Presidente de la Nación, Mario Abdo Benítez. El principal partido de la oposición, el PLRA (Partido Liberal Radical Auténtico) ya reconoció que va por la cabeza del mandatario. ¿Le alcanzan los votos para el juicio político?

PanAm Post conversó en exclusiva con Víctor Pavón, docente universitario, decano de UniNorte y conductor radial. Para el intelectual paraguayo, el panorama es incierto, pero no corre riesgo la institucionalidad de su país.

¿Cómo se desató el escándalo que llegó a salpicar al presidente? ¿Puede haber juicio político?

Puede terminar con un juicio politico, sí. Al presidente y su vice, todavía siguen corriendo las aguas. En cuanto al cómo, sucedió cuando el presidente de la ANDE (Administración Nacional De Electricidad), renunció porque consideraba que el acuerdo con el Brasil le perjudicaba al país. Luego de su dimisión la opinión pública tomó conocimiento y la oposición recogió el tema.

¿Existe algún antecedente de renuncias similares en estos organismos por estas causas?

Nunca sucedió con relación a Itaipú. Siempre se trató de un coto cerrado manejado para sortear toda crítica, anteriormente contra el régimen dictatorial de Alfredo Stroessner.

¿Se evalúan cambios en el acuerdo? ¿Puede Paraguay renegociar las condiciones con Brasil?

De acuerdo a la Constitucion paraguaya se deben hacer los cambios, dado que no fue tratado por el Congreso. Tampoco tiene la firma del presidente de la Ande; es decir, ese acuerdo es meramente protocolar, pero que expresa una decisión de los gobiernos. No será fácil ahora la renegociación dado que el presidente Jair Bolsonaro tiene compromisos que cumplir con la industria de Sao Paulo, Paraná, Minas Geráis y Río de Janeiro.

¿Cuál fue la reacción del presidente? ¿Hay algún condimento político por el enfrentamiento entre las diferentes facciones del Partido Colorado, teniendo en cuenta que Abdo Benítez no era el candidato de Horacio Cartes?

El ambiente está tenso porque parece ser que el vicepresidente estaba al tanto del acuerdo y alentó dicho documento. Por este motivo, en este momento está en el Congreso. El PLRA ya pidió el juicio político, pero necesita de más votos. La oposicion interna dentro del partido colorado, cuya cabeza visible es el ex presidente Cartes, no tiene todavía una posición tomada al respecto.

La institucionalidad paraguaya sobrevivió al antecedente de Fernando Lugo. ¿Está lista para enfrentar otra crisis semejante?

Creo que sí, las libertades politicas están fuertes en el país. Por fortuna, la labor de la prensa libre es fundamental y la sociedad civil en general se percata que los malos gobiernos no pueden seguir en el poder. Desde luego, esto es un proceso que tiene sus variables, pero lo que el pueblo paraguayo aprendió es a vivir en libertad, libertad que se va conquistando de a poco con reglas institucionales que la garanticen.

¿Tiene que ver en la crisis el caracter estatal de ANDE? ¿Es viable una privatización?

El Acuerdo evitó que Paraguay utilice su energía en la bolsa de valores de paquetes eléctricos, un proyecto moderno que el país tiene preparado para vender mejor su energía, no solo al Brasil sino también en la región. De ahí que dicho acuerdo también es en contra del Paraguay. En cuanto al monopolio por supuesto esa es una cuestión pendiente. La ANDE es un monopolio y debe abrirse a la competencia la distribución de la energía. Pero, en este tema concreto, nos unimos todos porque se está violando el derecho del país de usar el 50 % de su energía, tal como está en el tratado.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento