Partido presuntamente opositor se decide y elige próximo presidente del Parlamento venezolano

27
(Un Nuevo Tiempo)
Al final se impuso la voluntad de Manuel Rosales, el rechazado líder del partido Un Nuevo Tiempo. (Un Nuevo Tiempo)

Si en algún momento los venezolanos depositaron sus esperanzas en la Asamblea Nacional de Venezuela, esa ilusión se ha esfumado.

Y ahora con mayor razón, ya que el Parlamento pasa a ser presidido por un partido cuyo comportamiento reciente ha exhibido su verdadera esencia: la complicidad con el chavismo.Y, finalmente, esa fuerza política, Un Nuevo Tiempo, acordó quién será el sucesor de Julio Borges.

Luego de varios días de especulaciones: se tanteaba la posibilidad de que la diputada Delsa Solórzano —quizá la (única) dirigente más popular de Un Nuevo Tiempo—, asumiera. Pero también se hablaba que Timoteo Zambrano, Enrique Márquez —los que generan más rechazo— u Omar Barboza, podrían suceder a Borges. Al final, fue este último el que designó Un Nuevo Tiempo.

De acuerdo con el periodista venezolano Alberto Rodríguez, la decisión se tomó en el Hotel VIP de Altamira, una urbanización en Caracas: “El diputado Omar Barboza será el nuevo presidente de la Asamblea Nacional. La fracción de Un Nuevo Tiempo, partido al que le corresponde asumir el cargo este año, definió por consenso el nombramiento en una reunión que aún no termina”.

Sin embargo, aunque se habla de “consenso”, se trataría realmente de la imposición de la voluntad del líder y fundador del partido: el reconocido —y ampliamente rechazado— político, Manuel Rosales.

“Manuel Rosales personalmente lidera la reunión y fue quien hizo la propuesta. Rosales, valiéndose de su control y manipulación sobre la fracción Zulia-UNT (13 diputados) imponen a Omar Barboza al partido. Las bases de UNT emitieron su opinión y no han sido tomadas en cuenta”, escribió Rodríguez.

Aún la decisión de Rosales debe contar con el respaldo de parte de la Asamblea. Se necesitan los votos de los otros grandes partidos, Primero Justicia, Acción Democrática y Voluntad Popular, para que sea aprobada. Sin embargo, debido al proceder de estas últimas fuerzas políticas, es probable que Barboza logre el respaldo suficiente para asumir la presidencia del Parlamento.

Manuel Rosales se ha ganado el rechazo de gran parte de los venezolanos. Recientemente lo increparon en Orlando y le dijeron traidor. Otros, incluso, como el representante de la Organización de Venezolanos Perseguidos en el Exilio, Esteban Hernández, aseguran que se debe solicitar que el Gobierno de Estados Unidos lo sancione.

De Un Nuevo Tiempo han sugerido la posibilidad de reconocer la Asamblea Nacional Constituyente. Es el principal partido promotor del impopular diálogo con el régimen de Nicolás Maduro en República Dominicana.

Enrique Márquez (actual primer vicepresidente de la AN y presidente de UNT), uno de los que se presentaba como posible sucesor de Borges, habló de llegar a un acuerdo con el chavismo para solicitar que se reviertan las sanciones que ha impuesto el Gobierno de Estados Unidos.

Timoteo Zambrano, otro de los que era candidato, rechazó en su momento unas sanciones que impuso Mercosur a Venezuela. Y, asimismo, diputados de Un Nuevo Tiempo fueron los que faltaron cuando la Asamblea Nacional iba a designar a los nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral.

En varias ocasiones, algunos partidos de la Mesa de la Unidad Democrática han planteado la necesidad de expulsar a la fuerza política de Manuel Rosales de la coalición presuntamente opositora. Sin embargo, Un Nuevo Tiempo es uno de los partidos más poderosos actualmente (es el tercer partido con más diputados en la Asamblea nacional, detrás de Primero Justicia y Acción Democrática).

Omar Barboza, un político más potable para ambos bandos

De acuerdo con la periodista Ibéyise Pacheco, el líder de Un Nuevo Tiempo, Manuel Rosales, realmente quería imponer a Timoteo Zambrano como presidente de la Asamblea Nacional. Se trata de un político que generaría más agrado en el chavismo; pero el rechazo de la oposición sería demasiado amplio.

“El candidato en quien más confía Manuel Rosales para presidir la Asamblea Nacional es Timoteo Zambrano. Esto ha generado naturales heridas en Enrique Márquez. Surgen otras posibilidades como Barboza y Delsa. Rosales y solo Rosales decidirá”, escribió en su cuenta de Twitter la periodista.

Y, al final, “tal como se esperaba, Manuel Rosales se decidió por Omar Barboza para presidir la Asamblea Nacional. Hombre de su confianza, reduce amenaza de rebelión dentro de Un Nuevo Tiempo y evita molestias del Gobierno por descarte de Timoteo”.

Barboza es un político de trayectoria en Venezuela. Tiene 73 años. Fue miembro del partido Acción Democrática y líder de la organización en el estado Zulia. Gobernador entre 1985 y 1989 de la misma entidad, por designio del expresidente Jaime Lusinchi.

En 1999 dejó Acción Democrática para conformar, junto con Manuel Rosales y Pablo Pérez Álvarez, el partido regional Un Nuevo Tiempo. Y es diputado por Zulia desde el año 2011.

Es un hombre de bajo perfil, que no suele ofrecer declaraciones a los medios. Sin embargo, todo el debate sobre cuál miembro de Un Nuevo Tiempo asumirá la presidencia es estéril. Las órdenes siempre vendrá desde arriba.

Comentarios