De un tiro en la cabeza: así asesinó la dictadura a Óscar Pérez y su grupo de rebeldes

286
(Archivo)
Parece tratarse de un fusilamiento. Siguen apareciendo pruebas del horror cometido en La masacre de El Junquito. (Twitter)

Varios periodistas tuvieron acceso a las actas de muerte del grupo de rebeldes masacrados el pasado 15 de enero en El Junquito, a las afueras de Caracas.

Los documentos revelan que Óscar Pérez, el líder de los sublevados, y los demás integrantes del movimiento, fueron asesinados por un tiro en la cabeza. Otra prueba de la dantesca ejecución que terminó llamándose «La masacre de El Junquito».

“Pude ver el acta de defunción de Óscar Pérez que le fue entregada a los familiares en la morgue de Bello Monte. En el documento oficial se indica como la causa de muerte ‘traumatismo cráneo encefálico severo por herida de arma de fuego en la cabeza”, escribió la periodista y reportera de CNN, Osmary Hernández.

Los familiares de los asesinados se han mantenido firmes frente a la Morgue de Bello Monte para exigir que les entreguen los cadáveres para poder sepultarlos. El régimen no lo ha hecho.

Sin embargo, y debido a la conducta que han asumido los trabajadores de la morgue, a los familiares, primero, les permitieron reconocer los cadáveres. Y ahora, en la tarde de este 19 de enero, les cedieron las actas de defunción de quienes fueron asesinados por el Estado el pasado lunes.

“El acta de defunción de Abraham Agostini Agostini, parte de la agrupación de Óscar Pérez, registrada bajo el número 3368757, identifica como la causa de muerte ‘hemorragia subdural, fractura de cráneo, herida por arma de fuego con proyectil único a la cabeza'”, continuó Hernández.

Igual es el caso de dos hermanos, los Lugo, y de Daniel Soto, que acompañaban a Óscar Pérez. La mujer que fue asesinada, Lisbeth Ramírez, también murió debido al impacto de un proyectil único por arma de fuego en la cabeza.

En total, eran siete sublevados; y todos fueron asesinados igual: el régimen de Nicolás Maduro les disparó a la cabeza. Ejecutados.

Como señala la periodista Ronna Rísquez, esta información reafirma que La masacre de El Junquito se trató de una “ejecución extrajudicial”.

Era un grupo de siete personas que fue asediado por un gran número de funcionarios del Estado. Aparentemente el régimen habría empleado a mil individuos con el fin de neutralizar a Óscar Pérez y a los rebeldes. El exinspector, Pérez, publicó varios videos en medio del asedio en el que aseguraba que estaba dispuesto a rendirse. Incluso, en algunos videos se ve a los sublevados negociando su entrega con los militares del Estado.

Sin embargo, al final el grupo de siete rebeldes fue asesinado; y hoy se devela la causa. Que todos hayan muerto por un tiro en la cabeza sugiere bastante y expone mucho más los crímenes que se cometieron ese lunes. Parece tratarse de un fusilamiento.

Por último, aún a los familiares no les han entregado los cadáver para ser sepultado y, según la periodista Elyangélica González, todavía la orden sigue siendo que los cuerpos sean incinerados.

https://twitter.com/JoJakubowicz/status/954484936341245953

Comentarios