Gobierno de EE. UU. prohibió emitir visas a funcionarios del régimen chavista y sus familiares

379
(Wikimedia)
Esta medida se suma a la de septiembre del año pasado, cuando se acordó la prohibición de entrada a Estados Unidos a funcionarios chavistas. (Wikimedia)

A finales de septiembre del año pasado, el Gobierno de Estados Unidos incluyó a Venezuela en la lista de países que tienen impuesto un veto migratorio. El país sudamericano acompaña a Irán, Chad, Libia, Siria, Yemen, Somalia y Corea del Norte. Sin embargo, recientemente se extendió la sanción: ahora se ha prohibido emitir visas a funcionarios vinculados al régimen chavista.

En una decisión de la Corte Suprema tomada cuatro de diciembre —pero difundida este 26 de enero—, se estableció la siguiente restricción a Venezuela: no se emitirá ninguna de visa tipo B-1, B-2 o B-1/B-2 a funcionarios que pertenezcan al Ministerio de Interior y Justicia; al Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME); al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC); al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN); y al Ministerio de Relaciones Exteriores. Además, a sus familiares directos tampoco se les podrá conceder la visa.

Están sus excepciones: aquellos funcionarios que ya cuenten con la visa, deben aprovecharla. Ninguna visa será revocada, por el momento.

“No cancelaremos citas de solicitud de visas programadas (…) No se revocarán las visas en conformidad con la proclamación. Las personas sujetas a la proclamación, que posean una visa válida o un documento de viaje válido, generalmente podrán viajar a Estados Unidos, independientemente de cuándo se emitió la visa”, se lee en la página del Departamento de Estado.

 

Solo con Venezuela se especifica a qué tipo de ciudadanos no se les concederá la visa, demostrando que se trata de una sanción enfocada en hacer daño al régimen de Nicolás Maduro. De los demás países (Chad, Irán, Libia, Corea del Norte, Somalia, Siria y Yemen) ningún nacional podrá optar por el documento necesario para entrar a Estados Unidos.

Cuando a finales de septiembre se amplió el veto migratorio, se indicó que se obstaculizaría la entrada a Estados Unidos. Es decir, “funcionarios de organismos gubernamentales”, no podrían pisar suelo americano. Pero ahora, hasta la emisión de visas ha sido cancelada.

Es una sanción que se suma a las impuestas por el Gobierno de Donald Trump. A finales de julio, a 13 funcionarios de Venezuela se les impidió hacer transacciones con estadounidenses y entrar a ese país. Así mismo, cualquier propiedad fue congelada.

El régimen de Nicolás Maduro se ve cada vez más aislado. El pasado lunes 22 de enero empezaron a funcionar una serie de sanciones impuestas por la Unión Europea. También Canadá ha tomado medidas similares en contra de una dictadura despreciada.

(Travel.State)
(Travel.State)
Comentarios