Cabello: nuevo presidente de la Constituyente y hombre más poderoso de Venezuela

Toda parte del sistema chavista ahora debe subordinarse ante Diosdado Cabello, incluso la presidencia de la República

829
Diosdado Cabello asume como el hombre más poderoso del país y pudiera convertirse en una amenaza para Nicolás Maduro. (Cancillería)

Vuelve Cabello al estrado presidencial del Hemiciclo Protocolar del Palacio Federal Legislativo. Los chavistas lo auparon con el usual “¡volvió, volvió, volvió, volvió!”, el mismo que utilizaron en algún momento para celebrar el regreso de Hugo Chávez a la presidencia.

El vacío que dejó Delcy Rodríguez en la plenipotenciaria-supraconstitucional-omnipotente-mágica-etérea-inexplicable (e ilegal, por supuesto) Asamblea Nacional Constituyente, fue finalmente ocupado por el número dos del chavismo, diputado y presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello.

“El pueblo lo dice y tiene razón, aquí manda Diosdado y la Revolución“, también blandieron los «constituyentes» simpatizantes del chavismo.

Cabello se juramentó en un acto, parecido al de la asunción de un presidente electo. Con escolta militar e himno nacional. Lo hizo en el Palacio Federal frente a la pandilla de rojos.

“Hay mucho trabajo por hacer. Y si vamos a un nuevo comienzo, vamos a un nuevo comienzo. Yo tengo mi estilo de hacer, pero también tengo mi estilo de sentir. Yo lo único que les ofrezco y les prometo es mi trabajo”, dijo Diosdado Cabello luego de juramentarse.

Ahora, al presidir la ilegal Asamblea Nacional Constituyente, el chavista, acusado por el Gobierno de Estados Unidos de estar vinculado al narcotráfico internacional, se convierte en el hombre más poderoso de Venezuela, inclusive por encima de Nicolás Maduro.

Esto último ocurre particularmente porque es Cabello. Antes la Constituyente la presidía Delcy Rodríguez —ahora vicepresidenta—, pero se podía especular que sus intereses se sometían a los del dictador. Además, se trata de un personaje cuya ascensión en el poder y en los espacios del sistema se debe a Maduro.

Lo mismo no ocurre con Diosdado Cabello. Hombre poderoso y líder de una fracción del chavismo sobre la que incluso se ha especulado que pudiera ser diferente y estar enfrentada con la que representa Maduro.

La Asamblea Nacional Constituyente es un armatoste impalpable que se impone sobre el resto del sistema. Es, de esa forma, la entelequia que lo controla todo. A la que toda parte del sistema chavista, incluso la presidencia, debe subordinarse y se se pudiera convertir en un arma de doble filo. Es el totalitarismo.

“Diosdado Cabello como presidente de una ‘plenipotenciaria’ Asamblea Constituyente sería, teóricamente, más poderoso que Nicolás Maduro, cabeza de un poder constituido y subordinado al poder Constituyente… Según la propia narrativa inicial del Gobierno”, dijo el periodista Víctor Amaya.

Los constituyentistas postularon a Diosdado Cabello. Lo hicieron por consenso dentro de las filas del chavismo. El número dos del sistema aceptó y asumió el cargo. Puede ser un arma de doble filo. Porque una Asamblea Nacional Constituyente, sometida a los intereses de Nicolás Maduro, le funciona perfectamente. Pero, ¿y si no?

El escritor e historiador Ángel Lombardi, dijo al respecto: “¿Dos presidentes? Eso no lo tolera ningún sistema político ni de Gobierno, a menos que uno de los dos acepte subordinarse. La pregunta ahora es, ¿quién es el segundón?”.

Además, está el tema de la supuesta rivalidad entre las facciones del régimen. Por ello, la periodista venezolana Ibéyise Pacheco preguntó: “¿Notaron hoy el tufo anti-Maduro en la designación de Diosdado como presidente de la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente?”.

Comentarios