Régimen de Maduro acosa a diputados y obtiene confesión amañada

"Diputados secuestrados y 'confesando' bajo torturas y amenazas. Yo no veo forma de que el chavismo sea derrocado sin violencia".

569
El diputado Juan Requesens apareció en un video mostrado con la dictadura en el que presuntamente reconoce su responsabilidad en el atentado. Nadie cree en el audiovisual. (Twitter)

La dictadura de Nicolás Maduro va contra dos diputados del partido Primero Justicia. Los hostiga y acosa. A ellos y a su familia. Algunos dicen que con el fin de quebrantar al partido y forzarlo a otra ronda de diálogo. También puede ser para dejar más espacio a algunos factores internos del partido, que podrían estar de acuerdo con someterse a la agenda del régimen. El objetivo también podría ser buscar acabar con la oposición legítima; y empiezan intimidando.

«Borges perseguido y exiliado, Requesens secuestrado por la tiranía. Le dan a Capriles y a la tesis ‘falconista’ [de Henri Falcón] más espacio dentro de Primero Justicia«, escribió el filósofo venezolano Erik Del Búfalo.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

En la noche de este jueves 9 de agosto grupos de la policía política de la dictadura, el SEBIN, entraron ilegalmente a la casa del expresidente de la Asamblea y líder de Primero Justicia, Julio Borges (ahora en el exilio).

«Denuncio que en este momento el SEBIN está allanando mi casa sin ninguna orden, testigo o fiscal. Solo con el objetivo de amedrentar, robar o sembrar. Seguimos adelante luchando», dijo en ese momento Borges. Además, denunció que el SEBIN estaba violentando su propiedad y amedrentando a sus vecinos.

Unas horas después, el diputado apareció en el medio Vivo Play. En las declaraciones que dio, ofreció información realmente relevante: «Desde que yo me negué a firmar, hace varios meses, en República Dominicana, todo el nivel de amenazas personales y familiares que recibí, del régimen de Maduro e incluso de Zapatero, de todo lo que fue el entorno de los hermanos Rodríguez; de Tareck El Aissami; estaba para mí muy claro que ya yo era un condenado».

«El destino que ellos quieren es la cárcel. Y lo que he estado haciendo yo en estos días, que es articular la presión internacional, tiene un valor enorme (…) La presión que pusieron para que firmáramos obligatoriamente, la amenaza de que íbamos a sufrir persecución política… Todo eso pasó permanentemente en Dominicana», agregó.

Paralelo a las importantes palabras, el régimen de Maduro, representado en el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, presentó otras supuestas pruebas que vinculan a los diputados Borges y Juan Requesens con el presunto atentado que ocurrió el pasado sábado 4 de agosto.

Entre las pruebas está una grabación de Requesens, ya detenido, en la que supuestamente confiesa su vinculación con quienes ejecutaron el intento de magnicidio.

«Hace varias semanas fui contactado por Julio Borges, quien me pidió el favor de pasar a una persona de Venezuela a Colombia, se trataba de Juan Monasterios [a quien el régimen ya había presentado en otros videos como sospechoso de estar detrás del atentado]. Me contacté con él a través de la mensajería. Yo estaba en San Cristóbal, le escribí a Mauricio Jiménez [también ha presentado por el régimen], supervisor de migración y le hice la solicitud. Él inmediatamente se puso en contacto con Juan Monasterios para hacer el pase de San Cristóbal a Cúcuta», dice el diputado Requesens en el video presentado por Jorge Rodríguez.

Nadie lo creyó. Más bien se manifestaron las preocupaciones. Al respecto, el periodista Daniel Blanco dijo: «Recordemos que la ‘confesión’ del diputado Juan Requesens fue obtenida por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia que lo sacaron a golpes de su casa y lo tuvieron dos días desaparecido pese a su inmunidad».

«Podemos tener por seguro que Juan Requesens fue víctima de tortura psicológica o amenazas a su familia. Lograr confesiones sin dejar marcas es una habilidad valorada dentro del Servicio Bolivariano de Inteligencia», aseguró Blanco.

El expreso político, activista y exiliado, Sergio Contreras, aportó un importante testimonio a la discusión: «Cuando me metieron preso, en el SEBIN, una funcionaria me amenazaba con: 1) violar tantas veces a mi mujer que en un mes ella no recordaría mi cara. 2) torturarme cada noche y dejarme sin uñas. Eso para que diera mis claves y grabara 14 videos encochinando [vinculando] en ollas podridas a diputados».

«Lo que se diga mediante una declaración forzada ‘no’ es creíble. De allí que el Gobierno monte todo un proceso es insustancial e ilegítimo», dijo el profesor Víctor Maldonado.

Asimismo, la legítima fiscal de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, se refirió al acoso y a la represión de la dictadura contra los diputados: «La presión internacional se ve en la represión. En inventar situaciones de peligro para ellos y reprimir a las personas. Lo que le ocurre a Maduro y lo que le hagan, el único responsable de eso, es él mismo. Él no puede responsabilizar a nadie de lo que le pasa a él porque él además ha cerrado todos los caminos democráticos».

«Él no le ha dado la oportunidad de que el venezolano pueda llegar a esa democracia. Y fíjate lo que están haciendo ahora: ya llegaron al colmo. Exhibir a las personas para que se incriminen ellos mismos y para que incriminen a otros. ¿Qué debido proceso hay ahí? Esa es una violación de los derechos humanos. La responsable de esto, también, es Delcy Rodríguez, porque la policía política depende de la vicepresidencia. Y voy a la Corte Penal Internacional contra ella», informó la fiscal.

«Diputados secuestrados y ‘confesando’ bajo torturas y amenazas. Mujeres presas y violadas como mecanismo de tortura. Yo no veo forma de que el chavismo sea derrocado sin violencia. Y pronto. Esto ya no es resistencia. Es sufrimiento sin sentido y debe parar», dijo en su cuenta de Twitter el escritor venezolano Rodrigo Blanco Calderón.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento