Brasil, Colombia y EEUU estrechan el cerco a la dictadura de Maduro

Este triunvirato, quizá ávido de recibir la recompensa de lo que podría ser el mayor logro en la región en años, podría establecer la alianza que defina qué será de Maduro

1.983
En menos de 48 horas, los tres Gobiernos se comunicaron sobre Venezuela. (Presidencia Colombia)

En política no hay casualidades. Y si se especula, antes de ojear la noticia, Colombia y Brasil, junto a Estados Unidos, son los países en la región con la capacidad de decidir qué pasará en Venezuela.

Brasil y Colombia, los principales afectados por el impacto migratorio y la condición de Estado fallido de Venezuela (presencia amplia de grupos terroristas y criminales en un territorio demasiado cercano). Por otro lado, Estados Unidos, la potencia de la región, cuya seguridad se ve amenazada por la intromisión de China, Rusia y bandas como Hezbollah, FARC y el ELN, es el que, con mayor facilidad, puede forzar un cambio de régimen en el país regido por Nicolás Maduro.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

No obstante, lo anterior sobra cuando se difunden los hechos: el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, visitó Brasil a propósito de la toma de posesión del presidente Jair Bolsonaro. Hubo una reunión entre ambos. Y, el tema central, fue Venezuela.

En el comunicado difundido por el Departamento de Estado, se lee: «Los dos líderes conversan acerca de las oportunidades de fortalecer la cooperación para enfrentar los desafíos bilaterales y regionales, inclusive el combate al crimen transnacional y el refuerzo del gobierno democrático y los derechos humanos en Venezuela, Cuba y Nicaragua».

Sobre el encuentro, Mike Pompeo escribió en su cuenta de Twitter: «Gran reunión con el presidente Jair Bolsonaro para reforzar nuestro compromiso con la democracia, la educación, la prosperidad, la seguridad y los derechos humanos».

«Buscaremos trabajar juntos para apoyar a quienes sufren en Cuba, Nicaragua y Venezuela, que está bajo el peso de una dictadura», aseveró.

La reunión fue el último evento de Pompeo en Brasil. Luego, viajó a Colombia. Allí se reunió con el presidente Iván Duque y, nuevamente, el tema central fue Venezuela. En un evento público, ante los medios, el colombiano dijo: «Todos debemos unirnos para rechazar la dictadura en Venezuela y hacer todos los votos necesarios para que se restaure la democracia y el orden constitucional».

El secretario de Estado se enfocó en la importancia que tiene Colombia para colaborar a resolver la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela. «Colombia ha hecho muchísimo para apoyar a más de un millón de venezolanos que viven en Colombia, que escaparon de la crisis por el régimen de Maduro y la falta de Gobierno de este régimen autoritario», dijo.

«Colombia tiene una tradición democrática de larga data es un líder natural en los esfuerzos regionales para apoyar la democracia y el estado de derecho», precisó.

Con respecto a la reunión privada, en Cartagena, Mike Pompeo detalló que hablaron, «por varios minutos», sobre Venezuela.

Por último, se supo que Bolsonaro habló con Duque. La llamada se dio luego del encuentro entre el presidente colombiano y el secretario de Estado, Pompeo. Según reseña la agencia EFE, ambos hablaron sobre la esencial cooperación entre sus países para confrontar la crisis de Venezuela.

Toda esta gira, los encuentros y las discusiones, se dan de cara a la ilegal toma de posesión de Nicolás Maduro el próximo 10 de enero.

«Los dos conversaron sobre la grave crisis que sufre Venezuela y sobre la necesidad de cooperar en la búsqueda de soluciones», informó en un comunicado sobre la llamada telefónica la presidencia brasileña.

Hay un patrón. Se puede hablar de una alianza en potencia. Cuando cada vez queda más claro que el papel de la comunidad internacional para resolver la situación en Venezuela es esencial, los tres países cuya influencia es decisiva han establecido contacto en las últimas 48 horas.

Además, hay coincidencias en ideas. Los tres presidentes, Duque, Bolsonaro y Trump, representan un ala similar dentro de la política doméstica de sus países. Este triunvirato, quizá ávido de recibir la recompensa de lo que podría ser el mayor logro en la región en años, podría establecer la alianza que defina qué será de Maduro.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento