Virales

Newsletter

El futuro incierto de Argentina: en un año la inflación será de 46%

Por: Staff de PanAm Post - Ago 17, 2016, 12:29 pm
(Flickr) Argentina
A sólo unas cuadras de la elegante Recoleta, se encuentra la Villa 31. Al ingresar a la terminal de bus de Retiro, usted tendrá una tour por este barrio donde la droga y la delincuencia se expanden cada vez más. (Flickr)

Ya no es “tan barato y conveniente” vivir en la Argentina. Solo entre enero y julio de este año, la inflación trepó al 30%, según el Índice de Precios al Consumidor del Congreso. La inflación argentina en julio fue del 2,4% y acumuló así un 46% en los últimos 12 meses, según el Índice Congreso, elaborado por diputados del Congreso sobre la administración de Mauricio Macri.

Los precios avanzaron un 2,4% mensual en julio en promedio, pero puntualmente los alimentos y bebidas registraron un crecimiento alto, lo que generó un escenario más complejo para los sectores más pobres argentinos. Todo esto con un acumulado en el último año del 38%, al igual que aumentó la atención médica y la salud, alrededor de un 7%, acumulando un 50% en este último año.

Según expresa el índice UCA, “el aumento del costo de vida de los trabajadores fue motorizado fundamentalmente por el crecimiento de los precios de los  productos de los sectores de alimentos y bebidas (29.4%), vivienda y sus servicios (19%) y de transporte y comunicaciones (17%), aportando un total de 65.4% del total de la inflación de los trabajadores entre junio de 2015 y junio de 2016”.

Estos números no provienen de una entidad opositora o “kirchnerista”, sino de la entidad educativa privada, la cual dio a conocer este informe donde se señala un importante crecimiento de la pobreza. Con duras críticas al Gobierno y con proyecciones preocupantes, fue presentado el “Barómetro de la Deuda Social Argentina” elaborado por la Universidad Católica Argentina (UCA).

En los primeros meses del año, la inflación acumulada resultó de 30,2%. Cifras que están muy por encima del 25% prometido por el Gobierno para todo el año. En este sentido, se estima que en menos de un año la inflación trepará a 46%, sintiéndose desde este mismo momento el congelamiento de la economía, la caída de la industria, de las c0mpras y el colosal aumento de los precios.

Asimismo, se junta el conflicto por el aumento de tarifas, la creciente e imparable inflación, la recesión económica y el temor a perder el trabajo, lo que ha impactado en la imagen del Gobierno de turno, y especialmente del presidente Mauricio Macri. Su gestión ya no es tan aprobada como al comienzo, lo que probablemente de pie a un caldo de cultivo para próximos y renovados intentos populistas.

Por su parte, The Economist publicó un artículo muy crítico de la gestión macrista. Calificando como “torpe” el manejo del tarifazo y sosteniendo que “la luna de miel de ‘Mr. Macri’ está llegando a su fin”. El país del sur está en recesión y caen las expectativas de mejoras.

Aproximadamente 1.400.000 personas pasaron a ser pobres entre fines de 2015 y el primer trimestre de este año, con lo que 13 millones de habitantes se encuentran en esa situación, mientras que otras 400 mil personas cayeron en indigencia.

La pobreza creció de 29% a 32,6%, lo que significa que 1.400.000 habitantes se encuentran en la pobreza y que casi un tercio de la población argentina se encuentra en aquella situación.

En otras palabras, la escalada inflacionaria, la suba de tarifas y la ineficacia de las medidas de contención social adoptadas por Macri elevaron fuertemente los alarmantes índices de pobreza e indigencia en la Argentina.

Un análisis del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) concluyó que una de cada tres personas que vive en la Región Pampeana y el Gran Buenos Aires (GBA) es pobre, dato que coincide con el reciente informe emitido por la Universidad Católica Argentina (UCA).

Tal como lo describe La Nación, “la industria y la construcción, luego de los servicios, dos de las actividades de más peso en el producto bruto interno y con más impacto en el empleo, volvieron a mostrar números oficiales preocupantes durante junio”. A su vez, “para las fábricas nacionales fue la quinta caída consecutiva del año. Desde febrero, la manufactura local tiene números en rojo, golpeada por el freno del consumo interno. De acuerdo con el Estimador Mensual Industrial (EMI), difundido por el Indec, el retroceso fue del 6,4% interanual el mes pasado”.

Diversos economistas de amplias ramas ideológicas e inclusive oficiales también expresaron que la situación es preocupante. “Una caída de un 20% es preocupante”, afirmó Martín Polo, economista jefe de Analytica. La baja industrial volvió a estar impulsada por el sector automotor, que cayó 21,6%. Otro importante retroceso fue el de la industria de la alimentación, que bajó 6,4%, impactada por la lechería.

Según La Nación, los números argentinos en rojo son los siguientes:

En la construcción, una caída de -12,4% acumulada en los primeros seis meses del año con relación al mismo período de 2015. En la indusrtia, un -3,3% de baja interanual que suma el sector en el primer semestre; y 389.124 trabajadores que tenía la construcción en mayo, cuando un año atrás eran 451.588.

Fuentes: MinutoUno, ElUniversalLaNación, Cronista, Telam