Virales

Newsletter

El clientelismo del presidente Santos y su cara más oscura en la costa Caribe colombiana

Por: Staff de PanAm Post - Jun 7, 2017, 10:52 am
(Flickr)
Santos tendría ventajas superiores al 75 % en segunda vuelta en lugares como Sahagún (Flickr)

En las elecciones de 2010, Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos trabajaron juntos. En ese entonces, el Partido de la U era el principal partido uribista del país. Para 2010, el Partido de la U controlaba una porción considerable de los votos en varios departamentos del norte del país.

En 2010, en el departamento de Córdoba (norte de Colombia), el partido de Santos y Uribe obtuvo casi el 35 % de los votos al senado y 31 % de los votos a la Cámara. Con la ruptura entre Santos y Uribe, se esperaba que los votos del Partido de la U se dividieran. A pesar de la ruptura, este partido aumentó su votación en Córdoba.

En el PanAm Post le contamos quiénes fueron los responsables de convertir al Partido de la U en el más votado de Córdoba y cómo lo hicieron. También analizamos cómo Santos se ha beneficiado políticamente de sus aliados en la región.

Los alfiles del santismo en Córdoba

Parte de este éxito electoral del santismo en Córdoba tiene nombres propios: Bernardo Miguel Elías Vidal  (Ñoño Elías) y Musa Besayle. Ambos senadores son cordobeses y en esa región tienen su fortín político. Para la elección de 2014, ambos políticos lograron crecer de forma considerable. En todo el país, Besayle obtendría más del doble de votos que había obtenido en 2010: 145.402. En el caso de Elías, el senador santista casi lograría doblar sus votos, alcanzando 140.143.

El éxito electoral de Elías y Besayle podría explicarse debido a una destacada actuación en el Congreso. Sin embargo, este no parece ser el caso.  El proyecto más destacado presentados por Elías y Besayle entre 2010 y 2014 fue haber declarado patrimonio artístico y cultural de un festival de acordeoneros de Sahagún (municipio del departamento de Córdoba). Entonces ¿cómo lograron duplicar sus votaciones? Tres son las claves. Primero, ambos se rodearon de personajes con experiencia política en la región, aunque muchos de ellos sean investigados o condenados por la justicia. Segundo, ambos recibieron capital político de manos del gobierno Santos. Y finalmente, tanto Elías como Besayle devolvieron el apoyo a Santos por medio de votos.

Los personajes non sancti que rodearon a Musa Besayle y Bernardo Miguel Elías

Musa Abraham Besayle se presentó a la Cámara de Representantes por primera vez en 2002. En esa ocasión se postuló a cargo por el Partido Liberal. La fórmula al Senado de Besayle fue Juan Manuel López Cabrales.

López Cabrales sería condenado en 2008 por concierto para delinquir. La Corte Suprema condenó al mencionado político por sus presuntos vínculos con grupos paramilitares.

Por su parte, Bernardo Miguel Elías Vidal alias “Ñoño” hace parte de una familia de políticos de la región. El “Ñoño” es sobrino de Jorge Ramón Elías Nader, exsenador y presidente del Congreso. Elías Nader fue condenado por su participación en el Proceso 8.000. “Ñoño” Elías es yerno de Erik Morris, otro político sentenciado por su participación en el escándalo de la parapolítica.

Elías también fue cercano a la excongresista Zulema Jattin del Partido de la U.  Jattin es investigada por presuntos vínculos con grupos paramilitares. De acuerdo con la Fundación Paz y Reconciliación, el “Ñoño” también tendría relación con Emilio Tapia. Éste último, también cordobés, fue uno de los personajes clave en el escándalo del carrusel de la contratación. Tapia fue condenado a siete años de cárcel.

Los amigos políticos de”Ñoño” y Musa que actualmente son investigados

Pero Besayle y Elías no sólo están relacionados con políticos investigados por la justicia. Este es el caso Alejandro Lyons, exgobernador de Córdoba y cuñado de Elías. Lyons es investigado por múltiples delitos como concierto para delinquir, falsedad en documento público, falsedad en documento privado, peculado por apropiación, interés indebido en la celebración de contratos y celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales.

Otro de los aliados políticos de Besayle y Elías que está siendo investigado es el exsenador Martín Emilio Morales.

Morales, también de Córdoba, fue electo en 2014 como senador por el Partido de la U. Martín Emilio Morales obtuvo 69.818 votos, la mayoría de ellos los obtuvo en Córdoba. En 2016, el senador de la U sería suspendido de su cargo para ser investigado. Se acusa a Morales de tener vínculos con el Clan Úsuga. El exsenador es acusado de narcotráfico, homicidio y nexos con paramilitares.

Finalmente, el investigado excongresista Otto Bula también es cercano a Elías. Bula es investigado por su presunta participación en el mayor caso de corrupción de América Latina en las últimas décadas: el caso Odebrecht. En la actualidad la fiscalía investiga los nexos del “Ñoño” con Otto Bula.

 

Y a pesar de los vínculos oscuros… Besayle y Elías ganan elecciones

El éxito electoral de ambos personajes se fundamenta en los recursos que llevan a sus regiones. Una de las formas de llevar dinero a la región son los cupos indicativos.

Los cupos indicativos son partidas presupuestales destinadas a ser distribuidas por los congresistas. Estas partidas presupuestales tienen como finalidad la realización de obras regionales sugeridas por miembros del Congreso.

Es decir, por medio de los cupos indicativos, los congresistas eligen a quién entregar ciertas obras.  Para el exministro Juan Camilo Restrepo, muchas veces los parlamentarios también postulan al contratista o al interventor de la obra. De esta forma, los congresistas pueden entregar obras públicas a gobernantes cercanos a sus afectos o a su partido político así como beneficiar a sus contratistas aliados. Según fuentes consultadas por el Panam Post, algunos congresistas reciben dinero de los contratistas aliados.

De los cupos indicativos no solo se benefician los congresistas, gobiernos locales y contratistas, también los gobiernos nacionales. Los gobiernos nacionales negocian los cupos indicativos con cada parlamentario. De esta forma, se pueden transferir cupos indicativos por apoyos al gobierno de turno.

El gobierno colombiano no es transparente al evitar publicar los datos de cómo se reparten los cupos indicativos. Por lo tanto, no se puede establecer una correlación directa entre cupos indicativos y los votos de los congresistas.

Razón por la cual se dificulta comprobar esta información. Sin embargo, la prensa colombiana ha logrado obtener información al respecto mediante el llamado “computador de Palacio”.

De acuerdo a esta información, tanto Besayle como Elías recibieron millonarias partidas presupuestales. Según esta información, el “Ñoño” habría obtenido 115.000 millones de pesos (USD $39.740) y Musa casi 75.000 millones (USD $25.924) por medio de los cupos indicativos. De acuerdo al portal “La Silla Vacía“, Elías habría entregado proyectos en al menos ocho municipios de Córdoba.

Los beneficios que ha obtenido Santos de su alianza con Besayle y Elías

El Panam Post analizó los datos electorales de los pueblos donde Elías habría entregado cupos indicativos. Los resultados electorales para el santismo son elevadísimos en segunda vuelta presidencial de 2014.

Santos tendría ventajas superiores al 75 % en segunda vuelta en lugares como Sahagún, La Apartada y Montelíbano. También los resultados electorales del plebiscito para refrendar los acuerdos Santos-FARC muestran resultados muy favorables para el santismo. En La Apartada, Moñitos, San Pelayo, Ciénaga de Oro, Tierralta y Sahagún, el “Sí” habría vencido con más del 60 % de los votos. Es evidente entonces que Santos se beneficia del apoyo de Ñoño y Besayle.

Conclusión

Musa Besayle y el “Ñoño” Elías, ambos del Partido de Santos en Córdoba, experimentaron un crecimiento importante en sus votaciones en su departamento de origen. Ninguno de los dos destacó por sus proposiciones de ley ni por sus habilidades de oratoria en el Congreso. Sin embargo, ambos destacan por sus nexos con políticos investigados o condenados.

Elías tiene relación con personajes investigados en los escándalos políticos más sonados del país: el proceso 8.000, la parapolítica, el carrusel de la contratación y Odebrecht.

Dada la falta de transparencia del gobierno Santos con respecto a los cupos indicativos, no hay datos oficiales de cómo se invierte ese dinero (pago por los ciudadanos). Sin embargo, de acuerdo con filtraciones a la prensa, tanto Besayle como Elías recibieron de manos del gobierno Santos varios cupos indicativos. Los cupos indicativos, aunque no son ilegales, pueden estimular las negociaciones clientelistas entre el gobierno y los congresistas.

A pesar de todas estos datos, Santos no se desliga de Elías y Besayle. Y no lo hace simplemente porque al estar a su lado, el presidente colombiano tiene mucho qué ganar el términos electorales. Por su parte, Uribe, hoy condena a los aliados de Santos en Córdoba. Sin embargo cuando gobernó, Uribe no se desligó de ellos.

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.