Virales

Newsletter

Las fracturas ideológicas dentro del Partido Liberal Colombiano que amenazan su unidad

Por: Staff de PanAm Post - Ago 11, 2017, 8:55 am
galan morales 2
En este momento el Partido Liberal colombiano está más cerca de dividirse que de llegar a un consenso. (Fotomontaje: PanAm post)

El Partido Liberal Colombiano es una de las organizaciones políticas más importantes del establecimiento político de dicho país. Aunque durante buena parte del siglo XIX el Partido Liberal defendió principios cercanos al liberalismo económico, hace tiempo que este partido abandonó dicha causa. En la actualidad Partido Liberal hace parte de la Internacional Socialista y se considera socialdemócrata.

En la mayoría de partidos políticos existen facciones diferentes, el Partido Liberal Colombiano no es la excepción. Sin embargo, cuando existen grandes divisiones políticas, los movimientos políticos pueden correr el riesgo de separarse. En el Partido Liberal las divisiones internas han llegado a tal punto de tensión que algunos ya hablan de un posible de un cisma político.

En el PanAm Post le contamos cuáles son las causas de esta tensión y cómo las disputas internas pueden poner en peligro la unidad de este partido.

Las facciones del Partido Liberal

Según diversas fuentes consultadas por el PanAm Post, el Partido Liberal Colombiano tiene dos facciones ideológicas principales: el gavirismo y el samperismo. Ambos grupos están dirigidos por expresidentes: Ernesto Samper y César Gaviria. Las diferencias entre grupos además de personales son ideológicas.

El gavirismo defendería posturas económicas socialdemócratas que implican una importante intervención del Estado en la economía. Pero las propuestas económicas del gavirismo están menos a la izquierda que las del samperismo. Prueba de ello es que Ernesto Samper ha defendido en más de una ocasión ciertas políticas económicas y sociales del chavismo venezolano.

A la facción gavirista pertenecerían políticos como Simón Gaviria, Rafael Pardo, David Luna o Juan Manuel Galán. Por su parte, los principales líderes del samperismo incluirían a Horacio Serpa y Cecilia López. A pesar de los diferentes matices sobre el manejo de la economía, ambas facciones parecen converger en la mayoría de temas, incluido en el tema de la relación entre religión y el Estado. Para ambas facciones, las convicciones religiosas de los individuos deben mantenerse alejadas del Estado. Esa misma postura está consignada en el ideario del Partido Liberal.

Viviane Morales: la voz del cristianismo político en el Partido Liberal

Pero al gavirismo y al samperismo parece haberle llegado competencia dentro del Partido Liberal. El cristianismo político es cada vez más visible en el Partido Liberal. La cara más visible de esta facción es la senadora Viviane Morales.

Viviane Morales es una senadora del Partido Liberal. Una de las iniciativas más mediáticas de la senadora Morales fue la promoción de un referendo para restringir el derecho a la adopción exclusivamente a parejas heterosexuales. De ser aprobado este referendo, se habría impedido que solteros, viudos y parejas homosexuales adoptaran niños. La iniciativa de Morales fue apoyada por varias iglesias cristianas reformadas de Colombia.

El referendo de Morales fue condenado por ciertos sectores de la sociedad colombiana, incluidos varios líderes del samperismo y del gavirismo. Debido a la oposición de varias organizaciones políticas, incluidos varios congresistas liberales, la convocatoria a referendo de Morales no prosperó en el Congreso.

¿Viviane presidente?

Aunque el proyecto de Morales fracasó, la senadora obtuvo importante visibilidad. Poco después del hundimiento de su propuesta de referendo, Morales manifestó su intención de ser precandidata presidencial del Partido Liberal. La senadora cristiana ha convocado “a todos los cristianos” a apoyar su candidatura “basada en valores”.

Pero Morales no tiene garantizada la candidatura. La senadora cristiana deberá competir por la candidatura presidencial del Partido Liberal con Juan Manuel Galán, Edison Delgado  Velasco y Luis Fernando Velasco. El Partido Liberal también evaluará la posibilidad de apoyar a Humberto de la Calle, exjefe negociador del proceso de paz con las FARC.

Según fuentes del Instituto de Pensamiento Liberal, en el Partido Liberal existe un consenso sobre la posibilidad de tener un candidato propio a la presidencia. Pero aún no está claro cómo se escogerá al candidato. Viviane Morales defiende la necesidad de utilizar la consulta abierta como mecanismo para elegir al candidato presidencial de su partido. Juan Manuel Galán también apoya esta posibilidad.

En el Partido Liberal hay quienes temen que en una consulta abierta, los votantes cristianos ajenos al Partido Liberal den la victoria a Morales. La senadora cristiana ha apoyado con vehemencia la necesidad de una consulta abierta para que todos los ciudadanos elijan al candidato liberal sin importar si tienen o no carnet del Partido Liberal. La senadora sabe que en ese escenario podría sumar votos de muchos cristianos partidarios suyos.

¿Cisma en el Partido Liberal?

Varios líderes gaviristas y samperistas han expresado su preocupación ante la posibilidad de que Morales gane una consulta interna liberal. Para reconocidos miembros del Partido Liberal como Horacio Serpa, Juan Manuel Galán y Luis Fernando Velasco, algunas propuestas de Morales irían en contravía del ideario liberal.

Uno de los más vehementes críticos de Morales ha sido Héctor Riveros, director del Instituto de Pensamiento Liberal. En un artículo para La Silla Vacía, Riveros aseguró que se abstendría en la elección del candidato presidencial de su partido si Morales no asumía unos principios básicos. Para Riveros esos principios incluirían la defensa del Estado laico, la libertad de cultos y la no aplicación de las convicciones religiosas individuales a la esfera de lo público.

De igual manera, los precandidatos Juan Manuel Galán y Juan Fernando Velasco exigieron a Morales comprometerse con unos principios comunes. Para Galán, todos los candidatos deben apoyar el proceso de paz y “defender posturas de no discriminación”.  Juan Fernando Velasco también exigió que todos los precandidatos respeten unos “compromisos liberales”. Ambos candidatos hicieron referencia a Morales como contradictoria de estos principios.

Fuentes cercanas al Partido Liberal aseguraron que la situación es aún más grave. Varios socialdemócratas y socialistas no estarían dispuestos a acompañar una candidatura presidencial de Morales. En ese sentido, varios samperistas y gaviristas preferirían dejar el partido si Viviane resulta siendo electa candidata presidencial por el Partido Liberal. Según una fuente cercana a Juan Manuel Galán, varios galanistas preferirían pasarse a Cambio Radical, partido de Vargas Lleras, si gana Morales. De igual forma, varios samperistas se unirían a la candidatura de la exministra Clara López si Morales fuese electa candidata liberal.

La postura de Morales

A través de sus redes sociales, Morales se ha opuesto a la propuesta de Galán y Velasco de establecer unos principios básicos comunes para todos los candidatos liberales a la Presidencia. Según la senadora Viviane, la propuesta de comprometerse con unos principios comunes liberales es “antiliberal” e implicaría “uniformar las ideas de los candidatos”.

Aunque Morales defiende principios religiosos y apela al voto cristiano dentro de su partido, todo indica que sí está de acuerdo con la política económica de su partido. Según Morales el liberalismo “se ha alejado de la socialdemocracia” y de las banderas sociales de su partido.  De acuerdo con Morales, en los últimos años su partido no ha apostado por la intervención económica y social del Estado en la economía. La precandidata asegura que su candidatura “convocará a las históricas mayorías del liberalismo colombiano”

El PanAm Post contactó en varias ocasiones a David Rivera, encargado de prensa de Viviane Morales para hablar con ella. Sin embargo, la candidata nunca habló con este medio.

 

¿Viviane está sola en su partido?

Una fuente del Instituto de Pensamiento Liberal aseguró que Morales está aislada del resto del partido. Sin embargo, esta afirmación parece no ser del todo cierta. Dos representantes liberales de la Comisión Primera de la Cámara apoyaron la propuesta de referendo de Viviane Morales.  Uno de ellos, Silvio Carrasquilla, citó la Biblia para defender la propuesta de Morales. Carrasquilla no fue el único “liberal” en defender el referendo de Viviane. También el representante Miguel Ángel Pinto votó favorablemente el proyecto de su colega Morales.

Pero el apoyo de políticos liberales al referendo de Morales no sólo fue evidente en la Cámara de Representantes. También en el Senado la propuesta de Viviane obtuvo apoyo de ciertos congresistas del Partido Liberal. De 13 senadores liberales que estuvieron presente en la votación del mencionado proyecto, 4 apoyaron el referendo de Morales. Guillermo Santos, Mario Fernández, Rodrigo Villalba y Edinson Delgado votaron a favor del plebiscito de Viviane.

¿Viviane traicionó a sus colegas?

Según Héctor Riveros, Morales había defendido “posiciones doctrinariamente liberales”. Este sentimiento de traición también fue expresado por otras fuentes consultadas por el PanAm Post.

Sin embargo, vale la pena recordar que Morales tiene un amplio recorrido en el mundo del cristianismo político. La hoy senadora liberal, militó en una organización política Unión Cristiana durante los años noventa. En 1992, como representante de la Unión Cristiana, Viviane llegó a pedir al Consejo Electoral la nulidad de la inscripción de candidatos homosexuales a los concejos locales.

Diario El Tiempo, 1992 (El Tiempo)
Diario El Tiempo, 1992 (El Tiempo)

Queda claro que la defensa de Morales de ideas del cristianismo político no es novedosa. Tampoco es novedosa la defensa de Morales del intervencionismo Estatal en la economía. Prueba de ello es el apoyo de Morales al gobierno de Ernesto Samper y la nostalgia de la senadora de los tiempos en el que el Partido Liberal defendía ideas aún más estatistas en materia económica.

La política electoral colombiana ha demostrado todo vale a la hora de sumar de votos.  Parece ser que atrás ha quedado el tiempo en el que ciertos samperistas y gaviristas “olvidaron” el pasado político de Morales para presentarla como una “gran jurista liberal”. Ahora que Morales busca competir contra gaviristas y samperistas, las diferencias se presentan como antagónicas.