Juicio contra “narcosobrinos” de Maduro en recta final: veredicto podría definirse este viernes

0
narcosobrinos
Efraín Campos Flores y Franqui Flores de Freitas podrían ser declarados culpables o no culpables de conspirar en el tráfico de narcóticos con destino a Estados Unidos. (La Patilla)

Luego de un año lleno de averiguaciones y recopilación de pruebas, se espera que para el viernes 18 de noviembre se defina el veredicto en el caso de los “narcosobrinos” de la familia presidencial de Venezuela.

Efraín Campos Flores y Franqui Flores de Freitas podrían ser declarados culpables o no culpables de conspirar en el tráfico de narcóticos con destino a Estados Unidos.

Está previsto que para este miércoles la defensa insista en comprobar que la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) intenta realizar una complot político contra estos hombres, que son los sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores.

Los conocidos como los “narcosobrinos” se encuentran privados de libertad por la justicia estadounidense desde noviembre, cuando fueron detenidos en Haití por presuntamente tratar de introducir a suelo norteamericano 800 kilogramos de cocaína.

Hasta ahora la defensa insiste en que el gobierno de Estados Unidos preparó un complot contra los acusados; sin embargo algunas pruebas han evidenciado que los sobrinos tuvieron la intención de traficar narcóticos para aportar con dinero en la campaña política de Cilia Flores.

La periodista Maibort Petit desde EE. UU. ha hecho cobertura plena al caso, e informó este martes 15 de noviembre que la Fiscalía (parte acusadora) tiene un testigo oculto en el caso y que posiblemente esta semana se podría conocer su testimonio en la corte.

La periodista destacó también algunos detalles de lo que fue el sexto día del juicio, en el cual, al parecer, los abogados defensores “se anotaron un punto” que ayudaría a reforzar la tesis del complot político.

Este lunes la Fiscalía de Estados Unidos reveló el contenido de los teléfonos celulares de los acusados. Fotografías con armas y selfies con avionetas en el fondo fueron parte de las revelaciones que se dieron en el juicio.

 

Además se hizo referencia a comunicaciones entre los acusados en las cuales Campo Flores, con el nombre de usuario HRCF, le decía al informante CS1 que quería empezar a trabajar lo antes posible “porque nos viene la campaña y yo siempre aporto con plata, si me entiende, por eso quiero empezar”.

Sin embargo, los abogados de los sobrinos de Nicolás Maduro lograron evidenciar este lunes frente al jurado que el informante confidencial CS1, fue parte de un plan por parte de las fuentes de la DEA para tentar a los acusados a cometer el delito por el cual los “narcosobrinos” son juzgados.

Asegura Petit que el trabajo del gobierno estadounidense debe demostrar culpabilidad más allá de la duda razonable ya que el jurado escuchó evidencias inequívocas de conspiración.

Fuente: Maibortpetit.blogspot

Comentarios