Maduro convierte directiva de PDVSA en un “club de amigos” sin experiencia

16
club de amigos PDVSA
El amiguismo y la insensatez llegó a la junta directiva de la estatal venezolana (La Patilla)

Mientras la petrolera estatal venezolana PDVSA se encuentra en su peor momento en la historia, involucrada en casos de corrupción y a poco de caer en default, Nicolás Maduro reestructuró la junta directiva y nombró a sus amigos y aliados sin experiencia para dirigir la empresa.

En la misma mesa directiva se sentarán una vicealmirante de Marina de las Fuerzas Armadas, un exadministrador de la cuenta de Twitter del fallecido Hugo Chávez y uno de sus compañeros cuando intentó sin éxito un golpe de Estado en 1992.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters la idea de Maduro es fortalecer su control sobre la principal empresa del país.

Alegando que busca acabar con la corrupción en PDVSA, Maduro ratificó al presidente de la estatal, Eulogio Del Pino, un ingeniero educado en la Universidad de Stanford; sin embargo, removió a la mayoría de sus altos ejecutivos.

Explica la agencia de noticias que según los currículos de los nuevos directivos designados por Maduro, no cuentan con ninguna experiencia en la industria petrolera; por el contrario, “sí pertenecen a los círculos más cercanos de poder en el terreno militar y político”.

 

Maribel Parra, por ejemplo, una mujer que ascendió en su carrera militar hasta llegar a vicealmirante durante el Gobierno de Maduro, dirigirá la recién creada vicepresidencia ejecutiva de PDVSA, sin experiencia aparente en el sector energético.

Ismel Serrano, fue coordinador de la cuenta de Twitter de Chávez y trabajó con el ahora vicepresidente Tareck El Aissami.

Guillermo Blanco, quien asumirá la vicepresidencia de Refinación, participó como militar en el golpe de Estado que lideró Chávez en la década de 1990. Blanco sí trabajaba en el Ministerio de Petróleo antes de su nombramiento.

Cabe destacar que el pasado 11 de enero Maduro también designó a otro militar golpista como presidente de Pequiven, filial de PDVSA.

Rubén Ávila Ávila fue el militar que manejó una tanqueta de guerra y que derribó el muro del palacio de Miraflores en 1992 en el fallido golpe de Estado.

Fuente: Reuters

Comentarios