Virales

Newsletter

En Argentina niegan ingreso a reunión de fiscalías iberoamericanas a chavista que usurpa cargo de vicefiscal

By: Sabrina Martín - @SabrinaMartinR - Jul 13, 2017, 12:48 pm
fiscal usurpadora - katherine harrington
Harrington intentó ingresar a la reunión en Argentina luego de que al Director General de Actuación Procesal del Ministerio Público venezolano le fuera eliminado su pasaporte. (CuentasClaras)

Aislada e ignorada quedó la fiscal usurpadora de Venezuela, Katherine Harrington, luego de que llegara a Argentina para asistir a una reunión sobre la persecución a la fiscal venezolana Luis Ortega. Los fiscales de Iberoamérica le impidieron el paso, pues la desconocen en ese cargo impuesto por el régimen de Nicolás Maduro.

Este jueves 13 de julio se realizó en Buenos Aires la reunión extraordinaria de Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos, para tratar la grave situación de la Fiscal venezolana Luisa Ortega Díaz.

Harrington intentó ingresar a la reunión como Vicefiscal de Venezuela, luego de que al Director General de Actuación Procesal del Ministerio Público venezolano Zair Mundaray, le fuera eliminado su pasaporte para que no pudiera asistir al evento.

 

A través de la cuenta en Twitter de la periodista Elyangelica González se confirmó la presencia de Katherine Harrington con el apoyo de la embajada venezolana en la nación sudamericana; sin embargo, su insistencia fue en vano porque no le permitieron el ingreso.

Le fue prohibida la entrada por petición de la mayoría de representantes de los Ministerios Públicos que participaron.

Se conoció además que Luisa Ortega Díaz, la Fiscal General de Venezuela, que enfrenta un antejuicio de mérito tras haberse “divorciado” del chavismo, sí pudo pronunciarse vía telefónico en dicha reunión.

El artículo 350 de la constitución venezolana establece:

“El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

Harrington vive en “carne propia” la aplicación del artículo 350 de la Constitución de Venezuela; pues ni la oposición, ni el Ministerio Público de ese país; así como los fiscales de Iberoamérica desconocen la imposición ilegal de su cargo.

Harrington, fue designada inconstitucionalmente por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela como vicefiscal general; el pasado 7 de julio ingresó a la sede de la Fiscalía ubicada en la Avenida Urdaneta (Caracas) escondida en el maletero de un auto, pero fue desalojada por funcionarios.

Desde que Harrington fue nombrada por el TSJ y el régimen de Nicolás Maduro como vicefiscal, la principal representante de la Fiscalía, Luisa Ortega Díaz, ha desconocido dicho nombramiento.

Este jueves 6 de julio Harrington pretendió ingresar a la sede del Ministerio Público en Parque Carabobo (Caracas) para asumir su cargo, pero no le fue permitido el acceso.

Harrington fue designada sin la autorización de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora. Como fiscal, dirigió casos polémicos, como el del alcalde opositor Antonio Ledezma. Además, está en la lista de funcionarios sancionados por el Departamento de Estado de Estados Unidos (EE. UU.) por violación de derechos humanos.

Fuente: El Impulso

Sabrina Martín Sabrina Martín

Periodista y locutora venezolana, especialista en comunicaciones corporativas. Síguela en Twitter: @SabrinaMartinR.

La universidad de EE. UU. que quebró gracias al socialismo de los Sanders

By: David Unsworth - Jul 13, 2017, 12:33 pm
socialismo de los Sanders

El apoyo monumental de las masas progresistas para el senador de Vermont, Bernie Sanders se ha visto recientemente amenazado por el mandato anterior de su esposa como presidente del ahora desaparecido Burlington College. Mucho antes de que Sanders llene eventos universitarios con "copos de nieve" de la justicia social (así se llama a los jóvenes tan sensibles que exigen espacios de contención) vendiendo su marca de socialismo democrático donde todo es gratis y el pan cae del cielo, su esposa y consejera principal, Jane Sanders, estaba a cargo de un instituto de educación superior Burlington College y la hundió. La filosofía de la universidad estaba concebida como una "escuela sin muros", donde los estudiantes podían seguir una "educación alternativa" y diseñar sus propias especialidades en un ambiente extremadamente íntimo, existió por varias décadas pendiendo de un hilo y nunca pudo superar una escasa matrícula de 200 estudiantes, constantemente a punto de perder toda acreditación. Hasta que Jane Sanders, una mujer con grandes aspiraciones, esposa del popular Bernie Sanders, oriundo del estado de Vermont, llegó con la ambiciosa propuesta de aumentar la matrícula y el costo. Sólo había un problema: como todos los socialistas, Jane Sanders era un gerente financiero notoriamente inepto. Su legado duradero en el Burlington College estaba planificando su destrucción, mientras que enajenaba a los principales miembros de la facultad y al consejo de administración, que la derrocaron, con un gasto considerable (aunque la familia de Sanders se deleita en la barandilla contra excesos del ejecutivo, aparentemente no ven nada mal con el "paracaídas de oro", de USD$ 200.000 de Sanders, el monto que recibió a cambio de ser forzada a salir de la universidad). Sin embargo, Bernie Sanders dijo: "Cuando se fue, estaba en mejor forma que nunca." Esto es demostrablemente falso, y cualquier candidato que se ejecute contra el agitador de Vermont en una elección senatorial o presidencial, seguramente usará esta extravagante cita contra él. Cuando Jane O'Meara Sanders salió de Burlington College, la escuela pendía de un hilo, casi por completo debido al plan absurdo de Sanders de comprar 13 hectáreas de propiedad frente al mar en el lago Champlain que pertenecía a la diócesis católica que estaba ansiosa por obtener fondos, luego del pago de una una enorme indemnización por abuso sexual. googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1459522593195-0'); });   La versión del socialismo de la familia Sanders ha sido pulida por una imagen de gobierno limpia: la transparencia, la honestidad y la integridad son sus piedras angulares, junto con una persecución implacable de la corrupción. Desafortunadamente, Jane Sanders pareció olvidar estos principios clave mientras manejaba las finanzas del Burlington College. El componente clave del plan de expansión de Sanders fue un importante préstamo de Peoples United Bank, que debía proporcionar USD$ 10 millones para comprar los bienes raíces de primera clase de la Arquidiócesis Católica de Vermont. Aquí es donde el asunto se vuelve cada vez más serio, y, potencialmente, criminal. Jane Sanders informó al banco que ella recaudado USD $ 2,6 millones en donaciones... fondos que serían usados para pagar la hipoteca. De hecho, sólo una cuarta parte de estas donaciones se materializó. El FBI ha estado hablando con los presuntos "donantes" y encontró que Burlington College, en sus archivos bancarios, había exagerado las promesas... usaron esto como pretexto para asegurar el préstamo. Si Sanders deliberadamente e intencionalmente exageró las promesas de contribución, y parece que lo hizo, con el fin de obtener un préstamo para la universidad que no podían pagar de manera realista, entonces eso es fraude bancario. En el mundo mágico de la administración socialista, la realidad y los hechos concretos y fríos son de poca importancia; lo que realmente es de suma importancia son nuestras intenciones ... y nadie sabe lo que es mejor para nosotros que los grandes socialistas del gobierno como Bernie y Jane Sanders. Así como cada ser humano tiene derecho a un Estado de Bienestar social de cuna a muerte que ofrezca comida, agua, vivienda, ropa, educación, transporte y entretenimiento gratuitos, independientemente de las realidades financieras, en la mente de Jane Sanders, cuando se trataba de la Administración del Burlington College, los hechos y las cifras eran de poca importancia. ¿A quién le importa hacer fraude a un banco sacando un préstamo de USD $10 millones de dólares que la universidad nunca podría pagar? Las intenciones eran nobles... jóvenes eruditos que no podían recibir ofertas de admisión en ninguna de las otras docenas de universidades de la zona, esperando ansiosamente ser adoctrinados por profesores y administradores de extrema izquierda y un día llegando a votar por Bernie Sanders. Ese era el verdadero objetivo. La Junta Administrativa de la Universidad de Burlington tenía todas las razones para ir lo más lejos posible para apoyar la visión de Jane Sanders. Después de todo, estaba casada con el político más popular de Vermont de esta generación. Un hombre poderoso que podía tirar las cuerdas cuando era necesario. Y es muy probable que eso haya sucedido cuando Peoples United Bank accedió a conceder la propuesta de préstamo arriesgado. Los investigadores federales están considerando actualmente si Bernie Sanders usó su cargo para presionar al banco para que otorgara el préstamo. En última instancia, lo que no está en disputa es que el acuerdo fue un desastre para todos los involucrados: Burlington College, la Arquidiócesis y el banco. No aumentó la cantidad de inscritos en la universidad, como Sanders había prometido, no cumplió con los dos millones de dólares en donaciones y perdió estudiantes y profesores a raíz del estilo de liderazgo brusco de Sanders y la mala administración económica. Sanders fue expulsado por la junta... sólo después de recibir su jugoso "paracaídas de oro", una indemnización de USD $200,000. Curiosamente, dicho paquete de indemnización lucrativo nunca fue presentado en un anuncio de campaña de Bernie Sanders 2016. ¿Me pregunto por qué? Seguramente la incuestionablemente brillante administradora Jane O'Meara Sanders, tenía derecho a ese juguso premio por hundir al Burlington College. La triste saga de Sanders en el Burlington College debe ser un momento de aprendizaje para todos: poner a los socialistas a cargo de cualquier cosa, conduce al desastre.

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.