Virales

Newsletter

“El Che vive, Evo sigue”: la propaganda de Evo Morales que no caló ante los seguidores de Guevara

Por: Sabrina Martín - @SabrinaMartinR - Oct 10, 2017, 6:10 pm
evo morales - che guevara
Se había anunciado que este sería un acto de relanzamiento de Evo y de que el presidente optará por otro mandato bajo el lema “Che vive, Evo sigue”. (Twitter)

“El Che vive, Evo sigue”; la frase que el oficialismo en Bolivia esperaba que retumbara pero que no caló con Evo Morales presente.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, mantiene su retórica antiimperialista como parte de su campaña para mantenerse en el poder y en el marco de los actos en conmemoración al Che Guevara.

“Si fallamos, el día de hoy no es que falla Evo ni el MAS, el que falla hoy son los pueblos de nuestra patria, ellos son los que sufrirán el retorno de los saqueadores y llunkus del imperio”, dijo.

Morales rindió homenaje al guerrillero ejecutado hace 50 años en Bolivia con un discurso de resistencia; habló de “invasiones del imperio” a Afganistán,  de las agresiones diarias a Palestina o de los supuestos ataques a Venezuela.

Se había anunciado que este sería un acto de relanzamiento de Evo, un retomar la mística antiimperialista y de que el presidente optará por otro mandato bajo el lema “Che vive, Evo sigue”.

Hubo un solo intento de corear esa frase; la comenzaron a gritar los trabajadores petroleros que estaban en una tarima aledaña a la principal, pero su grito no cuajó.

El lema tampoco fue empujado por los dirigentes de movimientos sociales que hablaron antes de la llegada de Evo a la tarima. Sus discursos parecían de resistencia, no de victoria.

Cabe destacar que los actos contaron con la presencia de los hijos del Che, su hermano Ramiro Guevara, y los excombatientes cubanos, Urbano y Pombo; así como el vicepresidente de Cuba, Ramiro Valdés, quienes retornan esta noche.

Fuente: El Deber

Sabrina Martín Sabrina Martín

Periodista y locutora venezolana, especialista en comunicaciones corporativas. Síguela en Twitter: @SabrinaMartinR.