Tras amenazas, desaparece reportero que destapó lujos y droga en cárcel de Venezuela

36
periodista - desaparecido - jesus medina
El periodista está desaparecido desde la tarde de este sábado 4 de noviembre, cuando envió un mensaje de alerta a un colega: “Me agarraron, urgente”, escribió. (Twitter)

Ser periodista en Venezuela se convirtió en una profesión peligrosa para quienes buscan dar a conocer la realidad de la situación que se vive en el país suramericano.

El pasado sábado 4 de noviembre desapareció un reportero tras publicar un reportaje sobre los lujos que hay en una de las principales cárceles. Se trata del periodista Jesús Medina, quien fue víctima de amenazas luego de que difundiera imágenes sobre los “placeres” que tienen los presos en la cárcel de Tocorón en Venezuela: discotecas, televisión satelital, sembradíos de marihuana, armas y hasta un zoológico privado.

El periodista trabaja para el portal digital Dólar Today, y la última información que se conoció de él fue cuando le envió un mensaje de alerta a uno de sus colegas el sábado en la tarde. “Me agarraron, urgente”, escribió Medina antes de quedar incomunicado.

La denuncia fue publicada en Twitter por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y por el Instituto Prensa y Sociedad en Venezuela (Ipys Venezuela), quienes exigieron al Estado respuesta ante el paradero desconocido del comunicador.

Familiares del reportero se acercaron a la sede de la policía política de Nicolás Maduro, SEBIN, pero allí les negaron la presencia de Medina.

Hasta el momento ningún organismo del Estado ha reaccionado ante la desaparición forzosa de Medina, quien solo hacía su trabajo como periodista en Venezuela.

El relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Edinson Lanza, hizo eco de la denuncia y exigió al régimen de Nicolás Maduro a determinar el paradero del periodista.

Su desaparición podría estar relacionada con lo ocurrido hace un mes, cuando Medina y dos reporteros extranjeros fueron detenidos por orden de Rigoberto Fernández, director del Centro Penitenciario de Aragua, conocido como cárcel de Tocorón, por haber tomado imágenes del internado judicial.

Los periodistas pudieron salir luego de que el Ministerio Público exigiera su liberación, pero tras este hecho, el periodista venezolano indicó en su cuenta en Twitter que había sido víctima de amenazas por las fotos que publicó.

 

La revelación

Las imágenes publicadas por Jesús Medina revelaron que en Venezuela las cárceles no son un centro de reclusión, sino, por el contrario, se han convertido en escenario de anarquía y recreación.

Los reclusos en la cárcel de Tocorón cuentan con piscinas, tarimas, pantallas led, equipos de sonido, quioscos, un zoológico y un sembradío de marihuana oculto con plantas de plátano. Asímismo, captaron antenas de televisión por suscripción satelital y otros lujos, mientras los presos caminan “libremente” con armas en sus manos.

Durante el trabajo de investigación, los reporteros fueron detenidos por el director del recinto, Rigoberto Fernández, quien les solicitó 50.000 euros para “arreglar” el incidente. Posteriormente, fueron trasladados al comando de la Guardia Nacional Bolivariana, dentro de las instalaciones.

“Nos ingresaron a las celdas, que tuvimos que limpiar, ya que habían ratas y el calabozo estaba lleno de basura. Hablamos con muchos presos que nos dieron mucha información y nos pidieron ayuda”, relataron los comunicadores luego de quedar en libertad.

Las imágenes

tocoron

tocoron 2

Fuentes: Runrunes, El Nacional.

Comentarios