Descarado diálogo: Maduro exige cese de sanciones a cambio de cumplir la Constitución

32
maduro - sanciones - dialogo
Es irónico que Maduro exija el cese de sanciones internacionales luego de que en julio afirmó que «las sanciones de EE. UU. son una victoria y un honor para Venezuela». (Flickr)

Tras el cuarto intento de diálogo que inicia la oposición venezolana con el régimen de Nicolás Maduro, salió a relucir una exigencia por parte del Ejecutivo: que la coalición disidente trabaje para que se levanten las sanciones internacionales contra el chavismo.

Es irónico conocer dicha exigencia, luego de que en julio el mismo Nicolás Maduro afirmara que «las sanciones de EE. UU. son una victoria y un honor para Venezuela».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Maduro y funcionarios del chavismo habían hecho hasta lo imposible para hacer ver que dichas sanciones por parte de Estados Unidos, Canada y ahora la Unión Europea no les afectaban, pero con la nueva exigencia a la oposición es evidente que las medidas internacionales están logrando frutos y que de alguna manera sirven para presionar al régimen.

Maduro adelantó este jueves 16 de noviembre que su principal demanda a la oposición en la nueva ronda de negociaciones será que inicie una campaña internacional para levantar las sanciones que pesan contra su Gobierno:

«Nosotros pusimos un tema entre muchos, un tema central, yo le mandé a exigir a la oposición venezolana que para el año 2018 desde ya lleguemos a un acuerdo para que haya elecciones presidenciales con garantías, garantías económicas, que cesen las sanciones del Gobierno de EE. UU., que cese la persecución financiera».

El régimen chavista culpa a EE. UU. por las sanciones financieras que prohíben a estadounidenses hacer nuevas negociaciones con funcionarios del chavismo o con la estatal petrolera PDVSA.

Pero las sanciones de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea surgieron para castigar las constantes violaciones a derechos humanos por parte de la dictadura y los actos de corrupción emprendidos por funcionarios del chavismo.

El presidente Donald Trump ya ha anunciado que no hay manera de revertir las sanciones, y que son medidas de presión para que exista una salida democrática a la crisis en Venezuela.

 

Por su parte, en este nuevo intento de diálogo la oposición ha exigido garantías electorales para los comicios presidenciales de 2018; entre ellas, cambiar a las rectoras del Consejo Nacional Electoral que se han mostrado ante el mundo como un brazo de apoyo al chavismo que con constantes actos fraudulentos han beneficiado al oficialismo.

Sin embargo, ya Maduro asomó que no tiene intenciones de hacer cambios en el sistema electoral que lo ha mantenido a él y a sus aliados en el poder desde hace años, señaló que «el sistema electoral venezolano es el más avanzado y perfecto del mundo», por lo que lo defenderá «a capa y espada».

Pero entonces los venezolanos se preguntan qué va a pasar con el diálogo si el régimen pone dos principales condiciones: no modificar el sistema electoral y elecciones presidenciales si se eliminan las sanciones internacionales.

La situación es que una vez más queda en evidencia la dictadura en Venezuela, pues las garantías electorales deben existir porque están plasmadas en la Constitución de ese país, así como también lo están las elecciones presidenciales.

La comunidad internacional tiene la opción de continuar presionando al régimen de Nicolás Maduro al observar que las sanciones tienen efecto y que podrían lograr un cambio en Venezuela, pues se han convertido en un modo de «ahogar» al chavismo embargando bienes en el exterior y eliminando sus visas.

Reacciones

Frente a las declaraciones realizadas por Maduro, la dirigente opositora María Corina Machado expresó, a través de su cuenta en Twitter, que tras las exigencias oficialistas solo gana el chavismo, pues considera que las peticiones de  Maduro implican más tiempo en el poder y más «plata».

La exigencia de Maduro surge luego de que el país suramericano se viera sumido en un mar de deudas por pagar, al punto de caer en default tras el impago millonario de bonos y compromisos internacionales. Mientras, el país suramericano tiene una deuda externa de USD $150.000 millones, y ha pedido a sus acreedores una reestructuración que le permita cumplir con sus obligaciones.

Fuentes: La Vanguardia, La Tribuna.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento