Exponen a José Luis Rodríguez Zapatero: “siempre estuvo al servicio de Maduro”

Zapatero se convirtió en un instrumento que a nivel internacional buscó "lavarle la cara al régimen dictatorial"

1.302
Exponen a José Luis Rodríguez Zapatero
Con José Luis Rodríguez Zapatero como mediador en Venezuela, se multiplicó el número de presos políticos y la represión en el país suramericano. (Flickr)

Han sido cuatro los intentos de negociaciones en el país suramericano, y todos han resultado infructuosos; en todos ha participado José Luis Rodríguez Zapatero y ha decidido inmiscuirse logrando anular el referendo revocatorio contra Nicolás Maduro, las protestas de calle y además postergando sanciones internacionales contra el chavismo.

La eurodiputada Beatriz Becerra, vicepresidenta de la Subcomisión de derechos humanos del Parlamento Europeo, “desnudó” con una carta al expresidente de España José Luis Rodríguez Zapatero, a quien calificó como un empleado del régimen de Nicolás Maduro.

La misiva fue publicada por el diario español El País y deja en evidencia que Zapatero no medió en el diálogo político entre el chavismo y la oposición, sino por el contrario, trabajó a favor de la dictadura en Venezuela.

Becerra redactó su misiva en respuesta a una carta que el expresidente español envió a la oposición venezolana. Una especie de súplica en la que exigía que la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) estampara su firma para validar un acuerdo completamente parcializado a favor del régimen y sus exigencias.

“El régimen organiza unas elecciones fraudulentas para pasar de la dictadura actual a una de partido único, estilo cubano. Y usted, señor expresidente, le da cobertura, le da una plataforma aparentemente digna, se presta a lavarle la cara”; criticó Becerra con contundencia el papel de supuesto mediador que asumió Zapatero.

La eurodiputada no calló lo que es un secreto a voces y aseguró que el exmandatario español “está al servicio del régimen”; fue enfática en calificar las negociaciones en República Dominicana como un falso diálogo y aseguró que el fracaso no fue culpa de la oposición que decidió “intentarlo”.

“La oposición lo ha intentado lealmente, pero como es natural no se ha dejado pisotear, no ha cedido al chantaje ni aceptado un acuerdo ridículo y sin garantías de aplicación. Asuma usted su propio fracaso, no culpe a los demócratas venezolanos”; agregó.

La eurodiputada culminó su carta con una fuerte crítica contra Zapatero al referirse a las sanciones internacionales que han impuesto los gobiernos demócratas contra la dictadura en Venezuela.

“Usted debería saber que no ha habido ninguna sanción contra Venezuela, sino contra siete jerarcas, siete elementos del régimen de corrupción, violencia y represión totalmente probadas. Que usted se permita hablar de sanciones “contra Venezuela” es la prueba definitiva de que está al servicio del régimen. Deje de avergonzar a España y a la Unión Europea”; sentenció.

El “legado” de Zapatero en Venezuela

Fue en 2015 cuando José Luis Rodríguez Zapatero decidió participar como un supuesto mediador de diálogos en Venezuela.

Con José Luis Rodríguez Zapatero como mediador en Venezuela, se multiplicó el número de presos políticos y la represión en el país suramericano. Zapatero se convirtió en un instrumento que a nivel internacional buscó “lavarle la cara al régimen dictatorial”.

Pedro Mario Burelli, quien fue director externo de PDVSA antes de la llegada de Hugo Chávez al poder, y quien es analista político radicado en Washington (EE.UU.), le hablo al PanAm Post sobre Zapatero.

Para Burelli, el legado de Zapatero no solo fue perpetrar a Maduro en el poder sino además dividir a la oposición venezolana.

Burelli recordó que Zapatero entró a Venezuela en el año 2015 y quien promovió su participación en Venezuela fue Dilma Rousseff; dijo que fue a partir de allí que se convirtió en un aliado del régimen..

“El primer error de Zapatero fue anular el referendo revocatorio diciendo que no le gustaba esa figura; fue allí cuando nos empezamos a dar cuenta que él tenía una agenda muy particular con la principal misión de que Maduro terminara su período presidencial”; señaló Burelli.

El analista político dijo que la permanencia de Zapatero en los diálogos en Venezuela también se le debió a la administración de Barack Obama, acompañado de Thomas Shannon, quienes veían a Zapatero como un “puente” para hablar con Maduro y como una persona que supuestamente lo podía suavizar.

“Pero Zapatero nunca fue un mediador, fue el abogado del gobierno con el mundo externo; creo que el error de la oposición fue aceptarlo como un mediador y no haberlo reconocido como lo que fue, un jugador a favor del régimen”; agregó Burelli.

Asímismo Burelli reconoció que Zapatero fue una “piedra en el zapato” para el secretario general de la OEA, Luis Almagro; esto, porque el expresidente español buscaba impedir las audiencias en el organismo bajo la excusa de un supuesto diálogo.

Por último Burelli  acusó al exmandatario español de emprender acciones de torturas psicológicas contra algunos presos políticos en Venezuela, pues presuntamente les decía que si se manifestaban a favor del diálogo, ellos saldrían de la cárcel.

Y es que los cuatro intentos de diálogo solo dejaron en evidencia que José Luis Rodríguez Zapatero solo fungió para retrasar acciones contra el régimen desde Estados Unidos y Europa; sin embargo, con el pasar del tiempo sus acciones destaparon presuntos intereses ocultos.

Comentarios