Romper o no con Maduro: la decisión que debe tomar el Grupo de Lima

Al menos 14 gobiernos de la región podrían romper relaciones diplomáticas con Venezuela y anunciar medidas económicas y migratorias para aislar aún más al régimen de Nicolás Maduro.

353
Los cancilleres de los países miembros del Grupo de Lima anunciarán este viernes 4 de enero una serie de decisiones para aislar aún más a Maduro (Andina)

Al menos catorce países de América anunciarán medidas contra el régimen de Nicolás Maduro ante la proximidad del 10 de enero, fecha en la que en teoría el dictador de Venezuela perderá total legitimidad ante el mundo.

Los cancilleres de los países miembros del Grupo de Lima anunciarán este viernes 4 de enero una serie de decisiones para aislar aún más a Maduro. La particularidad de esta reunión es que contará con la participación telefónica del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo; y con el nuevo representante del gobierno de Brasil.

La participación de Estados Unidos en dicha reunión puede ser clave para las decisiones que hoy se anunciarán debido a que el gobierno de Donald Trump fue el primero de la región en anunciar sanciones contra el régimen de Maduro.

La decisión de Estados Unidos llega en un momento en el que ha aumentado sus contactos con países sudamericanos en los que ha endurecido su discurso contra la dictadura de Maduro; y además, llega horas después de haberse reunido tanto con el gobierno colombiano encabezado por Iván Duque, y el gobierno de Brasil de Jair Bolsonaro; países que comparten fronteras directas con Venezuela.

Escenarios

Luis Gonzales Posada, excanciller de Perú y expresidente del Congreso, señaló a PanAm Post cuáles podrían ser las medidas o escenarios que este viernes anunciará el Grupo de Lima.

“Primero, retirar a todos los embajadores de Caracas, yo saludo la firme posición del canciller de Perú, Néstor Popolizio de señalar que hay que romper relaciones diplomáticas con Venezuela”, dijo.

“En segundo lugar hay que cumplir el compromiso asumido de demandar a los organismos financieros internacionales para que suspendan las líneas de crédito a Venezuela hasta que se recupere la democracia. Tercero, cerrar el ingreso al territorio tanto a Maduro como a su camaradería política y militar”, agregó.

“En cuarto lugar, yo diría exigir a la señora Michell Bachelet, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que viaje a Venezuela y Nicaragua, porque ella tiene cinco meses en ese cargo y no lo ejerce a pesar de los actos criminales que están sucediendo en esos dos países. Y en quinto lugar, yo diría que el Grupo de Lima debería comisionar un grupo de embajadores para que viaje a La Haya a entrevistarse con la fiscal de la Corte Penal Internacional porque varios de nuestros países se convirtieron en parte de la denuncia y ahora no vemos que se corra una hoja. Esa corte tiene acumulados como 800 documentos sobre denuncias de asesinatos y torturas en Venezuela desde el 2004 y hasta el día de hoy no hace nada.

Esta semana, Pompeo fue recibido en Cartagena por el presidente colombiano, Iván Duque. En esa reunión ambos gobiernos acordaron unir esfuerzos para aislar diplomáticamente al gobierno de Nicolás Maduro y “recuperar” la democracia ante la “dictadura”.

Hay que recordar también las declaraciones del canciller peruano Néstor Popolizio, quien lidera el Grupo de Lima, y que recientemente anunció que propondrá a los países de la región romper relaciones diplomáticas con el régimen de Maduro.

El representante del Gobierno peruano informó que también propondrá sanciones económicas y migratorias para funcionarios de la cúpula chavista.

“Lo que queremos es que la presión internacional genere una movilización de la oposición venezolana y que consiga el mecanismo para salir del régimen de Maduro”, señaló.

Popolizio señaló que los gobiernos del Grupo de Lima tienen constante comunicación con la Unión Europea para acordar nuevas medidas contra la dictadura en Venezuela.

Queda esperar cuáles son las acciones que tomarán los gobiernos del mundo a partir del 10 de enero, fecha en la que, en teoría, el régimen asumiría el poder en un nuevo e ilegítimo período presidencial.

De los 76 países con democracia plena, según el Índice de Democracia de The Economist en 2018, 54 desconocen la última elección presidencial en Venezuela. Los países que la reconocieron fueron regímenes autoritarios e híbridos.

Gobiernos de Europa también se han pronunciado sobre la ilegitimidad de Maduro. Josep Borrell, ministro de Exteriores de España, dijo que la Unión Europea solo reconoce la legitimidad de mandato de Nicolás Maduro hasta el 10 de enero del año 2019.

Comentarios